El titulo es:La censura a Marduk

Últimas noticias

Reunión del pasado viernes entre el director de Asoportuaria, el directivo de Cormagdalena y el jefe de Asuntos Portuarios del Distrito.
01:37

Medida oficializaría la gravedad en el canal de acceso....

Estudiantes durante la primera manifestación del pasado 10 de octubre.
01:24

El incremento de la base presupuestal para funcionamiento...

En la figura de la virgen se evidencian rastros de la explosión.
00:45

Una familia “por tradición” suele honrar a la Inmaculada...

Cuatro juristas permanecen detenidos y son procesados por este caso.
00:31

El ente investigador señala a abogados y a un exjuez de...

La superintendente de Servicios Públicos Domiciliarios, Natasha Avendaño García.
00:24

La funcionaria asegura que Electricaribe puede solicitar la...

Consejo de seguridad de la ONU reunido en Nueva York.
00:11

La alta comisionada para los Derechos Humanos dijo que el...

El procurador Fernando Carrillo durante la entrevista.
00:11

Carrillo cree que los directivos de Odebrecht deben contar...

El cancerbero José Luis Chunga saliendo del aeropuerto de Curitiba, también aparece el zaguero Ávila.
00:10

Luego de un viaje de 6 horas y media el cuadro rojiblanco...

Rafael Pérez haciendo el reconocimiento del estadio.
00:08

El equipo hizo anoche el reconocimiento del estadio Arena...

Una de las calles mojadas, según los habitantes de Santa Lucía, por la filtración
00:07

Gestión del Riesgo anunció que solicitará al Fondo de...

Columnas de opinión
Actualizado hace 2 meses

La censura a Marduk

Marduk, una banda sueca de dark metal, intentó ofrecer la semana pasada un concierto en Bogotá, pero una campaña surgida principalmente desde grupos cristianos radicales y apoyada con fervor por un concejal de esa ciudad, lo impidió. El rechazo a los suecos se deriva de los temas que prefieren para sus composiciones: el satanismo, la blasfemia, ataques al cristianismo, la Segunda Guerra Mundial, el nazismo y la muerte. Su música tiene ritmos frenéticos y repetitivos, guitarras fuertemente distorsionadas y un componente vocal que simula gruñidos animales que son, en muchos casos, incomprensibles. Es, como puede leerse, una banda que interpreta un tipo de rock para gustos muy particulares, pero que cuenta con adeptos en varios lugares del mundo. Es por eso que el exitoso boicot a la presentación de Marduk suma una nueva derrota para la libertad en Colombia.

No asistiría a un concierto de Marduk, no me gusta ese género, lo considero aburrido y francamente insoportable. Sin embargo, creo que sus seguidores tienen todo el derecho de verlos, gastarse su dinero apoyándolos y escucharlos todo el día, todos los días, si así les parece. Que un concejal y unos grupos religiosos pretendan imponer sus opiniones y gustos por encima de los demás, normalizando lo que a su parecer es bueno o recomendable, es muy nocivo. Las justificaciones que se fundamentan en el daño que se supone que ese concierto hubiese podido infringir a la moral (a la moral de ellos), o en el insulto a sus creencias, no pueden tomarse como suficientes para censurar o prohibir. Esa ruta nos puede llevar a trazar más y más líneas divisorias, continuando con el cerco a las minorías que, por la razón que sea, piensan o creen en otras cosas que se alejan de las tradiciones y las costumbres más arraigadas. 

Siguiendo el camino que sugiere el concejal bogotano se podría prohibir prácticamente todo. Hay música popular que insulta a la mujer y que enaltece la violencia y el machismo, literatura que explora toda clase de depravaciones, películas con imágenes consideradas ofensivas; si nos ponemos necios con la búsqueda, creo que no hay nada que esté libre de generar alguna incomodidad.

Detrás de este tipo de posturas descubro siempre un gran desprecio por la capacidad de discernimiento de las personas, por su libre albedrío. Hay quienes creen que necesitamos una gran fuerza moral, superior e incontestable, que nos muestre el camino, un único camino, que nos cuide. La libertad no funciona así. Para comprenderla y disfrutarla debemos aceptar que de vez en cuando nos tocará tolerar algunas derrotas y cesiones, que en cualquier caso serán mucho menos importantes que los beneficios que nos brinda. La libertad, como todo en la vida, también nos pide cosas a cambio. Soportar a Marduk, por ejemplo.

moreno.slagter@yahoo.com 
@Morenoslagter

Imagen de cheyenn.lujan

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1