El titulo es:Los motocarros

Últimas noticias

Draga Lelystad durante labores en el canal de acceso.
00:04

Cormagdalena indicó que se removieron 215 mil m3 de...

Miembros de la comisión quinta del Senado en un reciente debate de control político.
00:16

El propósito es que los ministros de Hacienda y Minas...

La pintura de los torreones de la iglesia de San José luce desgastada, igual que gran parte de la fachada.
00:10

Tras su clausura por daños en la estructura del techo en...

Luis Díaz remata de volea frente al Deportivo Pasto.
00:09

Los rojiblancos son el decimosexto equipo con más remates a...

Accidente registrado en Ciénaga, Magdalena.
00:08

En el registro hubo cuatro siniestros que causaron...

Familiares de Leonardo Navarro Mendoza y Candy Maestre en Valledupar.
00:08

EL HERALDO recogió las primeras impresiones de los...

Este año en la Feria del Libro de Bogotá participarán unos 170 autores de 24 países. También se conmemorarán los 200 años de Colombia como república.
00:07

Como lo informó el evento, la inauguración se adelantó para...

00:07

La institución armada ofrece hasta $50 millones por...

00:07

En el Mundial de Polonia, que se disputará entre mayo y...

La puesta en escena de Neelo Allawala fue una de las más aplaudidas.
00:06

La ciudad de Karachi brilló con las propuestas presentadas...

Columnas de opinión
Actualizado hace 1 años

Los motocarros

El Ministerio de Transporte presentó un proyecto de acto administrativo pretendiendo autorizar y reglamentar el uso de motocarros para la prestación del servicio público terrestre automotor en sistemas de transporte público de pasajeros. La propuesta ha despertado reacciones variopintas. Hay quienes consideran que esta iniciativa terminará incluyendo más elementos al desorden que define la circulación vehicular en la mayoría de las ciudades colombianas, mientras que otras posiciones rescatan el valor del derecho al trabajo y los beneficios que se pueden obtener en cuanto al servicio a las comunidades más vulnerables. Creo que, como sucede con casi todo, ambas partes tienen algo de razón.

No se puede negar que los motocarros, desde su masiva inserción a la oferta de vehículos en nuestra ciudad, y especialmente en el municipio de Soledad, se han convertido efectivamente en un componente que se suma, empeorándolo, al anárquico sistema que impera en nuestras vías. A pesar de las señales que restringen su circulación en la Calle 30, por ejemplo, estos pequeños triciclos pueden verse vulnerando esa norma, transitando sin aparente control y en muchos casos entorpeciendo un tráfico que ya está colapsando desde hace mucho tiempo. No se observan esfuerzos de fondo para capacitar a quienes los conducen, ni por parte de estos para respetar las mínimas normas de tránsito. El vehículo mismo, pequeño e incómodo, no tiene elementos de seguridad que permitan proteger al pasajero en caso de un accidente. En suma, para el observador desprevenido se entienden más como un problema que como una solución.

Por otro lado, en un entorno plagado de pobreza y necesidades básicas insatisfechas, los motocarros, e inclusive los mototaxis, cumplen la función fundamental de transportar a las personas desde y hacia los sitios más inaccesibles de las ciudades. Allí dónde hay más trochas que calles, donde lo espontáneo y el día a día define la vida, estos modos informales de transporte surgen como la única alternativa para muchas personas. Además, querámoslo o no, hoy muchas familias dependen de ese precario y peligroso trabajo para obtener su sustento, que lejos de ser ideal, supone una alternativa menos peligrosa, arriesgada y perniciosa que otras formas de ganarse el pan. No todo puede ser satanizado sin matices.

Desde luego también hay irritantes casos, quizás los más, en los que los motocarros le compiten al transporte formal sin ley ni orden. No se trata ya de llegar a los sitios complicados, sino de buscar clientes en las avenidas y arterias de las ciudades, cuando sea y de la forma que sea. Es por esto que, a pesar de lo polémico que resulta, cualquier acción que pretenda controlar y regular debe ser bienvenida. Con las observaciones y las mejoras que sean consecuentes, la norma debe ser acatada por todos. Es un primer paso que nos permitirá manejar mejor nuestra movilidad, suponiendo que hay verdadera voluntad de hacerlo. En eso, en la voluntad, está la clave de todo este asunto.

@Morenoslagter  
moreno.slagter@yahoo.com

Imagen de sandra.carrillo

Accede a EL HERALDO

Bienvenido, por favor ingresa con tu correo electrónico y contraseña registrada Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales
Conéctate con tu cuenta de Facebook o Google
¿Tienes problemas para ingresar? Escribenos a soporteweb@elheraldo.co
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1