El titulo es:Los idus de marzo

Últimas noticias

20:00

El seleccionado nacional ganó 1-0 al onceno venezolano.

El delantero Yimmi Chará entrenando en Brasil previo al duelo ante Flamengo por Copa Sudamericana.
19:55

El delantero vallecaucano sueña con llegar a la final de la...

Ante la ausencia de Jonathan Ávila, el defensor central Jorge Arias será el titular ante Flamengo.
19:34

Ante la desafortunada lesión de su compañero Jonathan Ávila...

Gustavo Cuéllar dialogando con el técnico de Junior, Julio Avelino Comesaña. El preparador físico Jorge Franco juega con el hijo del volante barranquillero.
19:31

El volante barranquillero que actúa en el Flamengo saludó a...

Musa Besaile.
19:20

De esta forma, el senador ya no recibirá el pago de su...

19:07

Los nombres de los usuarios así como sus correos...

18:40

La situación se presentó pese a las advertencias y la...

Fachada del Hospital de Polonuevo, en donde fue atendido inicialmente el joven de 15 años.
18:34

El menor fue atendido en el Hospital de Polonuevo, y...

Mariana Pajón celebrando un medalla de oro en la prueba de BMX, en Santa Marta.
18:15

La ‘Reina del BMX’, que este año incursionó en la pista, se...

Columnas de opinión
Actualizado hace 1 años

Los idus de marzo

X

Te leo

Es un servicio exclusivo para usuarios registrados en nuestro portal.Te invitamos a crear una cuenta. Si ya la tienes, por favor inicia sesión para comenzar a usar este servicio.
Iniciar sesión

Quienes leen este espacio saben que pienso que este no ha sido un buen año para Colombia, sino una acumulación de desventuras de las que, al menos por esta semana, no quisiera hablar. Cuando se está en el estado de ánimo en el que se encuentra el país, a veces lo mejor es simplemente esperar a que el viento o la suerte cambien, lo que tiene que ocurrir tarde o temprano, como lo recuerdan los refranes populares. No hay males que duren cien años (ni que por bien no vengan); el momento más oscuro de la noche es justo antes del amanecer; después de la tempestad, etc.

Sentí la primera brisa fresca del año el martes en la tarde, durante la celebración de los 50 años de la Universidad del Norte, a la que cortésmente fui invitado. Uninorte es, de lejos, la institución de la sociedad civil más valiosa que hay en el Caribe. El despegue económico de Barranquilla no habría sido posible sin ella. Y, entre sus muchos méritos, me gusta destacar que nadie hace tanto por la equidad en la región, no solo en el sentido en el que todas las entidades educativas lo hacen, sino también de manera directa: a través de las miles de becas que otorga cada año a estudiantes de bajos recursos, desde mucho antes de que existiera el programa ‘Ser Pilo Paga’.

Todos sus méritos se hicieron evidentes ese día. Una expresión tan trillada como “tejido social” se volvió, para mí, auténtica y tangible. Pues allí, rodeado de nuestros mejores comunicadores, educadores, juristas, ingenieros, físicos, músicos, empresarios, etc., entendí, quizá por primera vez, lo que de verdad quiere decir: que un hilo individual es algo diminuto y frágil, pero que en un tejido los hilos se entrecruzan y refuerzan los unos a los otros, y entre todos conforman un material formidable. Un lienzo sobre el que se puede dibujar, sobre todo, la esperanza.

Fue además una tarde para apreciar la dimensión de las artes en el Caribe, en especial la música, que, más que actividad lúdica, es el recurso más inteligente que hemos descubierto para sobrevivir. Con ella combatimos la indiferencia y encendemos el entusiasmo cuando se ha apagado. Y nuestras canciones nos recuerdan que no descendemos de fulanos monocromáticos, sino que nuestros antepasados fueron hombres y mujeres impelidos por unas ganas desmedidas de vivir y de crear.

Shakespeare advertía contra los 15 de marzo, el día ominoso en que Julio César sería asesinado. Pero, originalmente, ‘los idus de marzo’, como la conocían los antiguos romanos, era una fecha de celebración y esperanza, parecida a nuestro Año Nuevo. No exagero si digo que así me sentí ese día. No porque hubieran desaparecido mágicamente los enemigos de la sociedad honesta; estos no dejan de acecharnos, como los bárbaros en las puertas de Roma. Sino porque, en medio de nuestras dificultades, esta entidad, que cumple 50 años en plena salud, encarna, con rectitud y coraje, nuestra posibilidad más cierta de resistencia a la barbarie. Nuestros enemigos nos asombran con su crueldad, su corrupción y su ignorancia. Pero al ver tanto talento y corazón reunidos en un solo sitio, sin tener yo el honor de pertenecer a su equipo, pero al menos sí el tino de ser su hincha, respiré el aire fresco del campus y dije para mis adentros: “Va a ser difícil que nos derroten”.

@tways
ca@thierryw.net

Imagen de Mayra Romero Sayas

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
Continuar al sitio
Regístrate

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
Ya soy suscriptor web