Columnas de opinión |

El antropoceno en todo su esplendor

La especie humana se ha dado en la tarea de acelerar los procesos de deterioro ambiental del planeta bajo la insaciable búsqueda de la multiplicación de la fortuna, ya sea estatal o personal, dos cabezas de la misma ambición, pues el Estado es un ente geopolítico, físicamente real pero diría que intangible, que se hace realidad por la representación y acciones de personas que componen los gobiernos, que son los funcionarios (por decisión popular o nombramiento directo). Y es aquí donde el conflicto se presenta, porque los presidentes de muchos países han decidido que la catástrofe que se avecina es invención de calenturientos ambientalistas, faltos de oficio y con sueños de notoriedad. Una falacia que han convertido en verdad y es aplaudida desde muchos sectores de la producción industrial del mundo, que ni siquiera creen en la dolorosa realidad de las migraciones masivas vistas por imposibilidad de seguir habitando territorios, antes bellos parajes, porque simplemente se convirtieron en desiertos o fueron borrados por el mar, cuyas aguas siguen subiendo de altura como consecuencia del deshielo imprevisto de grandes glaciares y hasta el permafrost en las zonas polares.

Pero esas evidencias no hacen mella en los mal llamados líderes del siglo XXI, como el presidente de los Estados Unidos Donald Trump o Xi Jinping, presidente de China, imitados por el señor Bolsonaro, recién elegido para conducir el destino de Brasil. Estos funcionarios, que no líderes, están engañando a sus compatriotas y a los ciudadanos del mundo bajo la falsa premisa de que primero es el desarrollo y la producción de bienes de consumo para satisfacer las “necesidades” humanas que la preservación de, por ejemplo, las fuentes de agua dulce, líquido vital para la subsistencia de esos mismos consumidores.

¿El agua es lo más urgente por imprescindible, pero qué me dicen de la quema indiscriminada de hidrocarburos y carbón vegetal que va saturando la atmósfera de una nube negra, pesada, asfixiante? En Barranquilla siguen sufriendo por la humareda cargada de cenizas que los tuesta casi cada tarde por las quemas ilegales en el vecino departamento del Magdalena dentro del Parque Natural Isla de Salamanca, muy molesto y con consecuencias en el sistema respiratorio de los habitantes del noroccidente, entre quienes figuran los residentes del Barrio Abajo, también intoxicados hace décadas en forma permanente por los efluvios de la industria aceitera de la vía 40. Nada han logrado las autoridades: ambos problemas permanecen. En Medellín, mantienen la alerta amarilla por la pésima calidad del aire que se respira en todo el valle de Aburrá, cuando no están con bandera roja, que indica hasta la posibilidad de muerte por envenenamiento. Pero no se vislumbra una acción radical del Estado en cabeza del presidente. Entonces uno se pregunta, ¿el poder para qué?, si los dirigentes no llegan a líderes y lo último que parecen tener en mente es el bienestar de sus conciudadanos. 

losalcas@hotmail.com

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado
Imagen de cheyenn.lujan
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web