El titulo es:La marcha del miedo

Últimas noticias

Con manos en la cabeza y lágrimas se vio a Vargas Lamadrid durante las audiencias judiciales.
00:45

De acuerdo con la Fiscalía la deuda se contrajo durante la...

00:40

El alcalde recibe el 92% de aceptación de los encuestados y...

Aspecto del tramo de la Circunvalar de la Prosperidad, a la altura de Malambo, que fue entregado ayer.
00:40

La vicepresidenta de la República, Marta Lucía Ramírez,...

Vuelo realizado por un avión de carga en Mojave, California.
00:30

Un cohete tripulado de Virgin Galactic logró alcanzar el...

Juan Esteban Gil, director de Invías.
00:30

Director de la entidad asegura que la obra no tiene...

Uno de los vecinos muestra las varillas de hierro que han caído en su vivienda.
00:30

El ruido, la contaminación y el material de construcción...

El mincomercio, José M. Restrepo, y los representantes de las cámaras de comercio del país.
00:30

Se impulsará el diálogo con el sector empresarial.

Jarlan Barrera (10) envía su tiro penal por encima de la puerta de Santos, portero del Paranaense.
00:30

Exjugadores, dos médicos y un coach analizaron los aspectos...

Germán Bula, magistrado del Consejo de Estado.
00:30

Elías Méndez no asitió a 6 votaciones de proyectos...

El presidente Iván Duque durante el lanzamiento de la política antidrogas en la Casa de Nariño.
00:20

Fue aprobada por el Consejo Nacional de Estupefacientes....

Columnas de opinión
Actualizado hace 1 años

La marcha del miedo

Mientras la reunión de los notables que velan por la implementación de los Acuerdos de Paz, entre ellos el ex presidente de Uruguay José Mujica, pasó casi inadvertida, los colombianos, por el contrario, estuvieron ocupados en seguir el desarrollo de la marcha convocada por el Centro Democrático. Eso indica que Colombia sigue estando más interesada en protestas que profundizan la incertidumbre, que en construir la paz estable y duradera necesaria para sacar a este país del atolladero. Porque, si bien es cierto que la corrupción, la democracia vulnerada, la Constitución vilipendiada y las tantas otras consignas que sirvieron para enmarcar dicha protesta conforman nuestra realidad, es indiscutible que el fin último de la marcha era asestarle un trancazo definitivo al desprestigiado gobierno de Santos, y con ello poner a tambalear el futuro de los Acuerdos de Paz. 

Deslegitimar una reunión de carácter internacional convocada por el Gobierno para consolidar la paz, utilizando como evidencia a un pueblo que marcha indignado en contra de ese gobierno, es una estrategia bastante efectiva. Y, como era de esperarse, la maniobra volvió a estructurarse en torno al miedo. Al anacrónico miedo al socialismo, al castrochavismo y a la dictadura comunista de Santos (un capitalista por excelencia), que movió a quienes optaron por el ‘No’ en el plebiscito; el miedo a las nuevas cargas tributarias, a la desaceleración de la economía, al incremento de la tasa de desempleo o a la persecución a la oposición. Miedos que para los colombianos son ancestrales, aunque sean reincorporados a un futuro amenazador cada vez que se precisa aglutinar a las masas alrededor de un proyecto político. Es la forma de propagar la “angustia por un riesgo o daño real o imaginario”, de infectar con el miedo que paraliza. El miedo que induce a acogerse a quien quiera que se ofrezca como salvador en un país que se anuncia ad portas de una era apocalíptica. 

Y claro, se recurrió a la fantasía que guarda secretamente todo hombre de ser héroe, para alentar a la hazaña de salvar la patria. Como era de suponer, algunas iglesias cristianas –cuya retórica incluye el miedo a la abrasadora paila infernal– se sumaron a la causa, de manera que, el pueblo esquizofrénico –como lo llamara Pepe Mujica– ante la posibilidad de que el ‘No’ a los acuerdos de paz triunfara en el plebiscito salió expedito a marchar. “Confíen. Confíen en nosotros, vamos todos juntos, todos los del No… salgamos juntos y demostremos que Santos se va”, insistía la representante Cabal en un video del CD; no obstante, al cabo de tres días fueron condenados los militares implicados en los casos de falsos positivos, todo ello ocurrido entre 2007 y 2008 durante el gobierno de Uribe, del cual Santos era entonces ministro de Defensa. Pocas horas después Diego Palacios admite que compró la reelección de Uribe. ¿Confíen… confíen…? ¡Mamola!

berthicaramos@gmail.com

Imagen de adriana.puentes

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1
Aumenta tus posibilidades de ganar, suscríbete a EL HERALDO desde $30.000
Cocina sin aceite, ¡Compra Air Fryer digital a precio de locura, solo con EL HERALDO!
Tu música en todas partes, COMPRA el nuevo Sound Bar Slim bluetooth con radio FM y ranura para SD
Dale color a tu cocina, COMPRA YA set de cuchillos con cubierta antibacteriana + pelador de ceramica