El titulo es:La foto que hacía falta

Últimas noticias

08:47

Hungría, que pierde habitantes desde 1981, podría ver como...

Zlatan Ibrahimovic en la presentación de Los Ángeles Galaxy para la temporada 2019.
08:30

El astro samario tiene la marca de 26 asistencias en 32...

08:29

Rajoy, en el poder cuando ocurrió la fracasada tentativa de...

08:06

Mordaz, provocador y categórico, Karl Lagerfeld, fallecido...

07:48

La demanda, interpuesta ante una corte federal de...

07:41

Los premios más prestigiosos del cine se entregarán este 24...

06:59

También se halló escrito en una sepultura...

06:55

‘Niña Errante’ llega a inaugurar el Ficci, luego de recibir...

06:49

Lagerfeld, quien murió a los 85 años de edad, estuvo...

06:46

Christian Krüger Sarmiento expresó su solidaridad con...

Columnas de opinión
Actualizado hace 1 años

La foto que hacía falta

Esa foto es la de Iván Duque y Martha Lucía Ramírez recibiendo el apoyo del excandidato, o mejor, de quien debería ser hoy el presidente de la República, Óscar Iván Zuluaga, si la campaña reeleccionista de 2014 no le hubiera montado la patraña del hacker.

Tres años después (enero de 2017), Óscar Iván es exonerado y se lanza a reivindicar sus siete millones de votos de cara a la campaña presidencial de 2018. No obstante, pocos días después surge el escándalo de Duda Mendonça, quien hace unas declaraciones comprometiendo a la campaña de OIZ y luego desaparece.

El Centro Democrático, que es un partido de verdad, solicita las investigaciones del caso y la Fiscalía, reconociendo la competencia del Consejo Nacional Electoral, le entrega el expediente, pero, ante la falta de pruebas contundentes, el CNE archiva la investigación a finales de octubre.

En una reacción inmediata y sorprendente, el fiscal Martínez descalifica el pronunciamiento del Consejo y afirma que existe la certeza de pagos de Odebrecht a la campaña de Zuluaga. Al día de hoy, sin embargo, nada se sabe de investigación alguna, pero el daño estaba hecho. Zuluaga, en un acto de dignidad, se hace a un lado y se inicia el proceso que erige a Iván Duque como candidato del partido y de la posterior Alianza vencedora en las urnas.

De este thriller electoral contra el Centro Democrático se desprenden cuatro conclusiones:

Primera. La clarividencia política de Álvaro Uribe. El expresidente es, sin duda, el claro ejemplo del político integral: realista, visionario, conocedor del alma humana y, sobre todo, con sentido patriótico y clara priorización de los intereses ideológicos y programáticos del partido. Uribe no podía desconocer la trayectoria de Óscar Iván y, si se quiere, sus derechos como candidato, pero tampoco su alta vulnerabilidad, no solo frente al escándalo del hacker, pues el país es ávido para tragar acusaciones, pero indiferente para digerir exoneraciones y rectificaciones, sino frente a la inoportuna e improcedente declaración del Fiscal.

Segunda. La dignidad de Óscar Iván. Frente a una nueva descalificación, y después de responderle a sus electores, Zuluaga llama a la serenidad, la prudencia y la reflexión; nos recuerda que “el futuro de Colombia es el bien superior”; reivindica la sujeción a los intereses del partido –“el país necesita del Centro Democrático”– y reitera que “las convicciones trascienden los momentos de dificultad”. Una lección de dignidad política.

Tercera. El tiro por la culata. Si las declaraciones del Fiscal buscaban bloquear a OIZ y allanarle el camino a Germán Vargas, pues lograron lo primero; pero –literalmente– les salió el tiro por la culata con lo segundo, pues el sacrificio de Óscar Iván abonó el terreno para la aparición de un contendor formidable.

Esa es la cuarta conclusión, el surgimiento de un fenómeno político: Iván Duque. Cualquiera de los precandidatos tenía condiciones para luchar la presidencia, pero Duque no solo representaba aire fresco, sino que era un candidato blindado contra cualquier posibilidad de armarle una narrativa destructora en su contra y, además, su discurso claro, conciliador y progresista supo conectar con el país entero.

Al final, Óscar Iván honró su palabra y se tomó la foto que faltaba. Quienes querían ver al CD dividido y en la dispersión que a otros aqueja, hoy enfrentan a un partido monolítico y con vocación de triunfo.

Nota bene. Si se tienen argumentos, ¿por qué no algo de triunfalismo? El país debería ahorrarse $250.000 millones y elegir a Iván Duque en primera vuelta. Con esa plata puede arrancar la universalización de la jornada única.

@jflafaurie.

Imagen de cheyenn.lujan

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1