El titulo es:La foto en la calle

Últimas noticias

El británico Anthony Joshua frente al ruso Povetkin.
23:55

La transmisión de la cartelera es por Space desde las 2:30...

00:54

En el marco de Libraq Mauricio Vargas y Plinio Apuleyo...

Helí Geovo Chamunt, ex jefe de policía venezolano, en una camilla del Cari.
00:34

Helí Geovo Chamunt, ex jefe de policía venezolano, está...

El legendario exboxeador Mike Tyson, que ostentaba una letal pegada, posó con la camiseta de Junior.
00:10

El equipo rojiblanco, que solo suma un gol en sus cuatro...

El escritor y fotógrafo samario Enrique Patiño, el Premio Nacional de Novela Roberto Burgos y el director de la FNPI, Jaime Abello, conversan sobre periodismo.
00:05

La línea entre la realidad y la ficción en periodismo se...

Vista nocturna del Castillo de San Felipe de Barajas.
00:00

El objetivo es promover estos sitios durante todo el día.

El ministro de Defensa, Guillermo Botero, interviene en la cumbre de seguridad realizada ayer en Mompox.
00:00

Gobernadores de la Costa se reunieron en Mompox con el...

Vista de la mina Cerro Matoso, en la que se realiza extracción de Níquel.
00:00

El nuevo fallo de la Corte Constitucional libera a la...

Durante la intervención del consultor Isidro Ruiz.
00:00

Las principales causas son exceso de velocidad y...

Las modelos de la agencia barranquillera Savants Models desfilaron al final del evento.
00:00

El evento de moda será entre el 1 y el 24 de noviembre en...

Columnas de opinión
Actualizado hace 5 meses

La foto en la calle

Pasó hace unos días en Barcelona. Oriol Querol, comunicador audiovisual, guionista y escritor, publicó en su cuenta de Twitter que había encontrado en alguna calle de la capital de Catalunya un negativo fotográfico sin revelar, de esos que los lectores más jóvenes no conocieron pero cuyo recuerdo evoca en los mayores la emoción de la foto en papel. Revelado el negativo, Querol lo vuelve viral buscando resolver la identidad y la historia de los que allí aparecen en escenas típicas familiares: un bebé, una madre, un cuarto en una casa, una silla, una cama. El hilo en Twitter derivó en una creciente madeja de suposiciones cargadas con mucho de imaginación y poco de certeza. El autor, rechazando de plano cualquier insinuación de falsedad en el ejercicio, dispuso mantenerlo en salmuera a la espera de indicios que le permitan, si es que se puede, avanzar.

El caso ofrece distintas posibilidades de lectura. Las más románticas transportan enseguida al maravilloso poder que las imágenes, fijas o en movimiento, tienen para contar historias, insinuar universos, eternizar momentos. La fotografía, esa misma que según Bazin liberó la pintura y la dejó ser arte, pasó de ser considerada espejo fiel de la realidad que capturaba a incorporar, como debía ser, la reivindicación del ojo subjetivo del fotógrafo. Una foto es, ante todo, una mirada que se comparte; y en esa mirada igual hay una o unas historias. A una foto se le puede contemplar, rendirle una sonrisa, dejarle escapar una lágrima, esconder el fruncido de un ceño. Y también una foto te llena de dudas y preguntas por resolver, te despierta ese lado fisgón que todos pudorosamente negamos, y te motiva, como en el caso de los negativos en la calle, a sumarte a una suerte de juego de mesa en vespertina tarde familiar. ¿Cuántos años tendrá ahora el niño de la foto? ¿Son fotos de aquí o las perdió un turista? ¿Se cayeron en una mudanza? ¿Echarán de menos los negativos?

Por otro lado, lecturas menos complacientes critican a Querol por publicar sin el debido permiso las imágenes de unos desconocidos, incluyendo las de un menor de edad, en las redes sociales como parte de un supuesto intento de recreación histórica colaborativa. Y aunque pudiera argumentarse que ese menor de edad del negativo hoy no lo es más, cierto es que nadie, en teoría, debería arrojarse el derecho de usar las imágenes de otro sin su debido consentimiento, estén o no tiradas en la calle. Desde esta interpretación, se traspasan fronteras éticas en el hilo del Twitter que enseguida enlazan con inacabadas discusiones sobre las fronteras de lo público, lo privado y lo íntimo en estos tiempos de anarquía digital.

Toca esperar a que aparezcan, si es que lo hacen, los protagonistas de las fotos. Por lo pronto, y a manera de rendirle cándido homenaje a la magia de dibujar con luz sobre un papel, valdría la pena hurgar en los cajones empolvados de la casa. A lo mejor encontramos un recuerdo a la espera de ser revelado.

asf1904@yahoo.com
@alfredosabbagh

 

Imagen de sandra.carrillo

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1