El Heraldo
Opinión

El nobel del salario

Bajo esta línea, el otorgamiento del nobel es una invitación a la academia para el aprovechamiento de la destaca aproximación metodología propuesta por Card para seguir debatiendo sobre los efectos causales del salario mínimo mensual en la creación o destrucción de empleos en Colombia, para nuestros tiempos, y para nuestro sistema laboral que difiere al considerado por el nobel en su documento.

Se han iniciado las conversaciones sobre el aumento del salario mínimo en Colombia y en medio de un agitado ambiente político, el premio nobel de economía es otorgado a una tripleta de economistas cuyos aportes a la ciencia experimental alcanzan a ser lo suficientemente robustos para alcanzar esta distinción.

Uno de los trabajos por los cuales es premiado David Card, se encuentra relacionado con los efectos que tiene la variación del salario en el mercado laboral. Sus conclusiones apoyan la tesis de que un aumento modesto del salario mínimo tiene un impacto insignificante en los niveles de empleo, un argumento de mucho cuidado a ser considerado en el marco de la mesa de concertación en el país. Por lo cual sería importante ofrecer un contexto un poco más amplio sobre lo controversial del resultado.

Los trabajos de Card fueron pioneros en explotar circunstancias sociales o cambios en normas o políticas en particular, para consolidar un experimento natural, que en el sentido amplio de la palabra busca la construcción de dos grupos similares entre ellos cuya única condición que los haga distintos estrictamente se vincule con la exposición a un tratamiento, en su caso, se hacía referencia a una variación positiva en el salario mínimo para los empleados en establecimientos de comidas rápidas, para aportar evidencia sobre la existencia de una relación causal más que asociativa entre estas dos variables, remuneración laboral y empleo. 

Su galardón es el reconocimiento a la rigurosidad de la metodología, más que a los resultados alcanzados, que son igualmente valiosos en especial para el estado de New Jersey en Estados Unidos.

Sin embargo, en la ciencia económica este tipo de metodologías deben superar dos importantes retos, uno es la validez interna, que es la que nos permite concluir como el programa o el tratamiento es la causa de los impactos observados, y segundo, es la validez externa, que refiere a la necesidad de poder generalizar las conclusiones a otros programas, poblaciones, situaciones y momentos del tiempo.

Este segundo reto, resulta mucho más complejo de superar y justifica la razón por la cual debemos observar con amplio cuidado los hallazgos de Card para su universalización, dado que la muestra utilizada no es representativa de toda la población mundial sino de unas ciudades en específico, en un momento dado, con un estímulo conservador otorgado, con factores particular de regulación y condiciones de trabajo determinadas. 

Bajo esta línea, el otorgamiento del nobel es una invitación a la academia para el aprovechamiento de la destaca aproximación metodología propuesta por Card para seguir debatiendo sobre los efectos causales del salario mínimo mensual en la creación o destrucción de empleos en Colombia, para nuestros tiempos, y para nuestro sistema laboral que difiere al considerado por el nobel en su documento.

En palabras de Freeman, el trabajo de Card es una apuesta por la economía empírica, y la habilidad para utilizar estadísticas creativamente para hacer inferencias acerca de la operatividad de la economía. Finalmente, gracias a que lo premiamos por inspirar una secuencia de trabajos que intentan hacer lo propio para explicar el impacto de intervenciones de política pública en el bienestar de la población.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Iván Cancino G.

Mucho cuidado Barranquilla

Montería y Barranquilla son dos ciudades que en los últimos años han avanzado en todo aspecto: infraestructura, turismo, manejo ambiental, basuras, deporte, entre muchos otros temas. 

Hablando en especial de Barranquilla, algunos

Leer
El Heraldo
Enrique Dávila

Pedir cacao, cana al aire

¿De dónde viene la locución ‘pedir cacao’? Jorge Atanasio, B/quilla

‘Pedir cacao’ tiene varias acepciones: pedir perdón, clemencia, indulto; rogar por un trabajo, un chance, un favor; humillarse, implorar

Leer
El Heraldo
Hernán Baquero Bracho

¿Todos somos corruptos?

Con los últimos acontecimientos que han venido ocurriendo en La Guajira, donde hemos sido estigmatizados hasta la saciedad, de ladrones y bandidos, como si fuéramos los mayores corruptos del país, surge la pregunta obligada ¿todos somos corrup

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.