Opinión | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

Escuelas de gobierno: esenciales

Forman a los nuevos dirigentes, analistas y académicos del área. 

Las escuelas de Gobierno (que no siempre incluyen las facultades de Ciencia Política, aunque en algunos casos se decida unirlas) son esenciales para la democracia. Forman a los nuevos dirigentes, analistas y académicos del área. Iniciaron en Europa y Estados Unidos, hoy en cada continente se pueden identificar las mejores. Sus egresados terminan ocupando cargos importantes en la sociedad, por lo general en el sector público. La Harvard Kennedy School (Boston), LSE (Londres), Science Po (Francia, varias antenas), la ENA (Paris), Lee Kuan Yew (Singapur), School of Governance (Berlin); se convierten en el sueño de quienes quieren educarse para gobernar o producir ciencia alrededor de ello.

Cuando las escuelas llegan a consolidarse, empiezan el proceso de diferenciar sus programas o facultades. La Ciencia Política, la Administración Pública y las Políticas Públicas. Su madurez académica les otorga el premio de ya no mezclar todas las disciplinas en una misma bolsa. Una de las instituciones pioneras en hacerlo fue Princeton, casa del gran Jhon Nash (aunque él estaba en Economía). En esta universidad, los estudiantes acuden para ser los mejores en el área de Políticas Públicas específicamente, en su reconocida Woodrow Wilson School of Public Policy. Llamada así por el expresidente estadounidense

Vale la pena destacar que Wilson fue presidente de la misma universidad por varios años, recordado hasta hace poco como uno de sus benefactores más ilustres. No en vano su escuela más importante llevaba su nombre. Pero todo ha cambiado de golpe, su figura se desvanece ante la exacerbada molestia que produjo el asesinato de George Floyd. Pues, Woodrow además de un hombre de poder, era un racista confeso, un segregador orgulloso de serlo. Así las cosas, Princeton ha retirado su nombre y apellido, e igualmente ha hecho una declaración pública en la que reconoce que el personaje histórico significó para la nación norteamericana un retroceso en su lucha por los derechos. Como decimos coloquialmente “se debe estar revolcando en su tumba”; su amada institución, repudiándolo ante los ojos del mundo.

Yo misma hace unas semanas planteaba en este espacio, mi línea argumentativa para estar en desacuerdo con que las estatuas de personajes históricos sean removidas, aludiendo actuaciones reprochables que tuvieron en su respectiva época dichos individuos. Básicamente porque lo considero un atentado contra el pasado, el cual estoy convencida nos hace bien respetarlo tal como fue. Pero en este caso, mi posición es diferente, coincido con Princeton, una escuela de gobierno, una casa de futuros gobernantes o científicos no puede con orgullo exhibir a un ser humano con prejuicios tan nefastos que tanto daño hicieron. Así que celebro la decisión.

Todo este revuelo y episodio, me ha hecho pensar precisamente en lo que manifiesto en los primeros párrafos, en lo importante que es profesionalizar la política y el ejercicio científico alrededor de ella.  Sin ser excluyentes, ni caer en la obsesión, de que se debe tener cierta formación para ser servidor público o investigador académico sobre ciertas áreas que guardan relación con ello; pero sí que es verdad que quienes se educan para ello, cuentan con competencias y conocimientos más sólidos, al menos en principio. Bien por las universidades del Caribe, que le apuestan a ello. Mi Uninorte, mi alma mater, fue la pionera. A Jesús Ferro y Alexandra García (qepd): gracias por creer en el proyecto.

@KathyDiartt                              

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Tatiana Dangond

Mala oposición a la JEP

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) ha sido objeto de una campaña de desprestigio tanto a nivel institucional como en las redes sociales; una estrategia que busca deslegitimar los procesos que se adelantan ante la justicia transicional co

Leer
Rafael Nieto

Para salir de la crisis

Pero se atravesaron los confinamientos y la economía se desbarrancó. El Gobierno, en el nuevo Marco Fiscal de Mediano Plazo, asume que la economía caerá un 5.5%, el peor año desde que tengamos datos ciertos.

Como resultado se dispar

Leer
Alberto Linero

Modelo de incoherencia

La señora con actitud de dueña de la verdad dice con tono agudo: - “es que tienen que enseñarles ética”, y en un momento recordé todos los “ladrilludos” discursos que he leído y escuchado sobre la filosofía de la acción en tantas a

Leer
Abelardo De La Espriella

Sin derecho al honor

A un ser humano se le puede quitar casi todo, pero pretender despojarlo de su dignidad, de su honra y de su buen nombre es algo verdaderamente abominable y peligroso. El asesinato moral, perpetrado a través de campañas articuladas de desprestigi

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web