El Heraldo
Opinión

¿El pasto del vecino siempre es más verde?

Es cierto que nuestras autoridades han tenido dificultades para anticiparse a las negociaciones y que nuestros entes territoriales no han tenido el protagonismo que pudieron haber tenido; no obstante, el auto cuidado es otra variable de la ecuación que no podemos delegar y de la que cada uno es responsable y será esta, la clave para superar la pandemia. 

Existe un consejo que siempre me ha conflictuado “las comparaciones son odiosas”. Frente al simplismo que puede rodear esta frase sostengo que las comparaciones no son ni buenas ni malas, solo son radiografías que nos permiten comprender los cambios, saber dónde estuvimos, dónde estamos y cómo estamos en relación con otros. Por ello y en el contexto de la segunda, tercera o cuarta ola (dependiendo de qué criterios consideremos) de contagios en Colombia me llama la atención la experiencia de Chile, un país latinoamericano, que sobresale en los rankings de vacunación internacional. Al igual que en muchos países de la región, el COVID-19 sorprendió a Chile en la peor crisis política e institucional desde el retorno a la democracia en 1990; de ahí, que la gestión de la pandemia tenga sus matices.  ¿Qué lecciones puede aprender Colombia?

En primer lugar, el gobierno de Sebastián Piñera tomó dos decisiones acertadas: prever la competencia que habría entre los países por la obtención de las dosis y entender que el éxito de cualquier proceso de erradicación o control de una pandemia radica en la vacunación de la mayor población posible. Dicho en otras palabras, el país austral inició negociaciones con las farmacéuticas al inicio de los ensayos clínicos y estimó en sus cálculos a la totalidad de sus habitantes (incluidos extranjeros). Este movimiento no fue producto del azar: el Ministro de Salud encargado de estas negociaciones es epidemiólogo y no solo político.

En segundo lugar y a diferencia del caso colombiano, la gestión del proceso ha contado con unas directrices básicas nacionales; sin embargo, su operatividad ha tenido como protagonistas a los entes territoriales. En este sentido, la disposición de espacios se ha dado siguiendo un proceso similar al aplicado en un contexto electoral; es decir, atendiendo a la proximidad del domicilio.

En tercer lugar, la idea de “grupos prioritarios” ha estado presente para la distribución y aplicación de las vacunas, no para su negociación (como si sucedió en Colombia). Es decir, la gestión no ha tenido diferencias entre las ciudades capitales y las periféricas.

En cuarto lugar y no por ello, el menos importante, las restricciones en cada localidad responden a la proporción de contagios sobre el total de la población; de esta manera y con una metodología pública, las comunas avanzan en torno a cuatro fases: cuarentena, transición, preparación y apertura.

Ahora bien, pese a que cerca del 40% de la población ya se encuentra vacunada, los casos en los últimos dos meses han aumentado ¿Por qué? Todo proceso político, incluyendo el manejo de una epidemia, demanda de un compromiso ciudadano que en Chile ha sido deficiente. Según los datos oficiales del país, cerca del 70% de las hospitalizaciones de COVID-19 en este periodo corresponden a jóvenes y adultos menores de 50 años, por ello y frente a los desafíos que enfrenta Colombia resulta urgente la toma de conciencia. Es cierto que nuestras autoridades han tenido dificultades para anticiparse a las negociaciones y que nuestros entes territoriales no han tenido el protagonismo que pudieron haber tenido; no obstante, el auto cuidado es otra variable de la ecuación que no podemos delegar y de la que cada uno es responsable y será esta, la clave para superar la pandemia. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Johanna Zuccardi

Obesidad infantil

La obesidad infantil puede generar graves consecuencias para la salud a corto y largo plazo, como diabetes, enfermedades cardiovasculares, trastornos musculoesqueléticos y problemas psicológicos. Por lo tanto, es fundamental tomar medidas para p

Leer
El Heraldo
Álvaro De la Espriella

Un análisis económico

No se trata aquí hoy de dictar una cátedra de Economía Política ni mucho menos sentar doctrina sobre la difícil situación que atraviesa el país en estos momentos por la coyuntura económica y social que se ha traducido en los resultados de

Leer
El Heraldo
Amylkar D. Acosta M.

Recetando placebos

Cómo se recordará en octubre del año pasado XM, la empresa que administra el mercado mayorista, alertó sobre el riesgo del efecto dominó que podría derivar en una crisis sistémica que comprometa la prestación del servicio de energía, debi

Leer
Ver más Columnas de Opinión
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.