El titulo es:Jugo de papaya

Últimas noticias

La avioneta se partió en dos partes al caer.
19:16

La aeronave estaba aterrizando en el aeropuerto de...

18:49

Los nuevos cargos tienen que ver con las capturas a finales...

18:43

A Elizenis Muñoz le fue imputado el delito de fuga de...

Esta es la calle con la problemática en el barrio Villa Salamar de Soledad.
18:36

Residentes del sector afirman que  cada vez que llueve...

En el Por Fin hay oscilación de voltaje y en Santo Domingo un transformador tiene fallas.
18:33

Servicio de luz, una preocupación en el Por Fin y Santo...

Rafael Mejía López, presidente de BMC.
18:26

Rafael Mejía López, presidente de la Bolsa Mercantil de...

Así lucen las obras de canalización que se realizan en el arroyo del sector.
18:08

Los vecinos de la calle 39 con carrera 18 del barrio San...

Inauguración de la embajada de Guatemala en Jerusalén.
17:46

Los congresistas, encabezados por Andrea Villagrán,...

Foto institucional entre los asistentes, las directivas académicas, los ponentes internacionales invitados y demás invitados especiales.
17:43

El evento fue organizado por la Facultad de Derechos y...

17:10

Harry pronunció un discurso sobre el trabajo de su padre,...

Columnas de opinión
Actualizado hace 6 dias

Jugo de papaya

Gran controversia generó la invitación “no tome alcohol, tome jugo de papaya”, hecha por el alcalde de Cali, Maurice Armitage, al decretar la ley seca durante el fin de semana de la fiesta de las madres. Pero, como suele suceder en un país que se estremece diariamente con noticias inverosímiles, y con hechos con frecuencia escalofriantes, la cosa pronto pasó a un segundo plano. El manto de oscuridad que sobre el proceso de paz arroja el caso Santrich, la magnitud de lo ocurrido en la hidroeléctrica de Ituango, las disidencias de las Farc y tantas otras disidencias encubiertas acabaron por opacar las protestas de propietarios y empleados de establecimientos de diversión, toda vez que habían adquirido compromisos con miras a la celebración anual en torno a esa mujer “que tiene algo de Dios por la inmensidad de su amor, y mucho de ángel por la incansable solicitud de sus cuidados”, como la retrataría el obispo chileno Ramón Ángel Jara. 

Sin embargo, la fiesta siguió su curso. Porque lo cierto es que, más allá del montaje comercial alrededor de esa figura primordial, montaje que pone en juego la estrategia con que el sistema capitalista consigue convencernos de que la potencia del amor filial debe expresarse materialmente, ni siquiera el lenguaje, creado en función de la supervivencia, es competente para decir aquellas cosas indecibles que yacen en ese magma que constituye a un individuo y donde señorea la madre. Como ocurre con mucha de nuestra materia emocional, ese laberinto llamado madre es informulable; y, quién sabe si esa impotencia de la palabra para expresar una pasión tan singular, algunas veces ambigua y perturbadora, conduzca a que el cuerpo hable, y no siempre de la manera más apropiada. “no / las palabras / no hacen el amor / hacen la ausencia / si digo agua ¿beberé? / si digo pan ¿comeré?” Bien describió Alejandra Pizarnik esa equívoca distancia que existe entre las palabras y lo que pretenden representar, que –una vez roto el universo inaugural edificado en un lenguaje de sensaciones y confabulaciones entre una madre y un hijo– pareciéramos obsesionados en salvar. Pudiera ser que tropezar con lo indecible nos vuelve más susceptibles y, por tanto, propensos a la violencia.

Si bien la intención del alcalde Armitage era regular la intolerancia, hay que buscar otra manera de lograrlo; porque en Colombia la represión no puede ser antepuesta a la educación, entre otras cosas, porque las estadísticas indican que frente a la sanción la sociedad se reinventa peligrosamente para el delito. Yo no creo equivocarme si digo que, una vez que ha sido madre, en toda mujer existe el deseo de reconocimiento a su labor, y que, pese a la inevitable convivencia con hijos apáticos y maridos insensibles, esa deuda de gratitud justifica la celebración. Tampoco creo equivocarme cuando digo que muy poco nos seduce la propuesta de Armitage de celebrar esa fecha entre juguitos de papaya. 

berthicaramos@gmail.com

Imagen de sandra.carrillo
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
En vivo análisis de la jornada electoral
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1