El Heraldo
Opinión

Se necesitan ideas

En estos meses de pandemia, parafraseando a Cioran, “pareciera que estamos condenados a saborear el veneno de las cosas”. Un manto de desazón lo cubre todo: esta nueva enfermedad incontrolable, la pobreza devorando a la clase media como un monstruo insaciable, no hay confianza en las instituciones, y la incertidumbre de no saber hasta cuándo seguiremos acompañados de este virus, que permanentemente nos amenaza.

He pensado que ojalá pudiéramos borrar todo y empezar de nuevo. Una manera diferente de pensar y de sentir con otras metas culturales, donde podamos vivir sin tantas angustias, con menos temores, más consecuentes con la naturaleza humana, lejos de esta sociedad pornográfica y exhibicionista.

Infortunadamente, la vida no es una pizarra donde podemos borrarlo todo y empezar a vivir una nueva existencia y un nuevo orden de las cosas. Hoy vivimos una especie de “glaciación”, indiferentes ante el devenir de la sociedad. Es prudente hacer un esfuerzo para crear nuevas formas de pensar y actuar, para liberarnos de este sentimiento de impotencia e incertidumbre ante el futuro.

Afortunadamente, la historia nos ha demostrado que los humanos somos capaces de producir ideas. Son las ideas las que impulsan a las sociedades. Gracias a ellas vamos resolviendo los problemas del presente y podemos adelantarnos hacia el futuro. Nuestras mentes están llenas de preguntas. Hoy seguramente la más frecuente es cómo controlar la Covid-19; pero también es una interrogante si hay algo que podamos hacer para cambiar esas cosas que nos molestan.

Son este cúmulo de preguntas las que nos hacen generar nuevas ideas; muchas de ellas se transforman en objetos que se supone nos hacen la vida mejor: desde una simple peladora de papas a juguetes cada vez más inteligentes, computadores con poder para identificar emociones, traductores instantáneos de idiomas, paneles solares espaciales, y hasta ropa inteligente, como zapatillas que monitorean nuestros ejercicios.

Sin embargo, en el mundo social no tenemos el mismo éxito en dar respuestas a tantas preguntas de la gente. Por ejemplo, ¿cómo construir un nuevo orden político y económico que supere las contradicciones actuales?

Esta semana tendremos elecciones en la primera potencia del mundo, sin ideas nuevas. El candidato Donald Trump representa la antiglobalización, un mundo con fronteras, proteccionismo económico, nacionalismo radical, anti-inmigración, y débil conciencia ecológica. Por su lado, el candidato Joe Biden representa el retorno a la globalización, donde lo más importante es el crecimiento económico, el libre comercio, la mundialización de la economía y el predominio político y cultural de Occidente.

Podríamos decir que las propuestas de los candidatos a la presidencia de los Estados Unidos de América carecen de ideas novedosas para responder a tantas carencias y anhelos de la gente. Al parecer, no hay interés del mundo político por renovar las ideas sobre el Estado. Porque para ellos las cosas están bien.

joseamaramar@yahoo.com

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Rafael Nieto

Falaz discurso en la ONU

Más de treinta años luchando contra las mafias y contra el estigma de ser un país de narcos, tanto esfuerzo, muerte y sangre desperdiciados, desechados como bazofia, en un discurso arrogante y plagado de falacias.

Por un lado, olvida

Leer
El Heraldo
Tatiana Dangond

Silla de la oposición

La decisión de Rodolfo Hernández de dejar el Congreso de la República para perseguir una aspiración en la próximas elecciones territoriales es  la continuidad de lo que representó su candidatura a la presidencia; una crisis de los parti

Leer
El Heraldo
Javier Castell Lopez

Delanteros que arman

Media punta fue, y es, una denominación futbolera que intenta definir a aquel jugador que juega unos metros atrás del delantero en punta. 

Pero no es solo geográfica la referencia porque hay, además, algunas peculiaridades técn

Leer
El Heraldo
Catalina Rojano

Shakira, una humana más

«Toda persona anónima es perfecta», dijo una de las voces del poeta Antonio Porchia, como queriendo otorgarle valor al anonimato o al ser, simplemente, un humano más. La gran mayoría de personas que llegan a ser reconocidas entre miles de mil

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.