El titulo es:El futbolista y el científico

Últimas noticias

12:20

Las autoridades informaron que los victimarios, que se...

José Quintana tuvo una tarde para el olvido.
00:00

El arjonero no pudo maniatar la ofensiva de los Rojos.

El jardinero colombiano Óscar Mercado sigue destacando en cada juego de los Indios de Cleveland.
00:00

El jardinero cartagenero logró sacar la pelota del parque...

Los jóvenes de los barrios Rebolo, La Chinita, La Luz y Las Nieves compartieron en total tranquilidad durante el evento.
00:00

Un clásico entre los equipos de estos barrios, le puso...

Un avión de Avianca estacionado en el aeropuerto Ernesto Cortissoz que sirve a Barranquilla.
00:00

Este viernes en Barranquilla se realizará la asamblea...

Una mujer observa a un bebé que nació recientemente en el hospital Niño Jesús, en Barranquilla.
00:00

Sumadas las atenciones de la red hospitalaria de...

Dos socorristas se ponen los implementos para salir a atender una eventualidad con las lluvias.
00:00

Eventualidades por las lluvias de los últimos días, el...

Exposición en la UNAM.
00:00

La exposición de la UNAM exhibe obras de 24 artistas.

Hombre fotografía la obra de Renèe Cox, artista que se autorretrata como Raje.
00:00

 ‘Beyond the Cape’ es el nombre de la muestra que se...

Al fondo, una mujer intenta salir de su casa al tiempo que vecinos la observan.
00:00

Gestión del Riesgo del Distrito ayudará a verificar el...

Columnas de opinión
Actualizado hace 1 años

El futbolista y el científico

Hace algunos días me tomé un café con un joven ingeniero que obtuvo su doctorado en la Universidad de Stanford, uno de los diez centros de educación superior más importantes del mundo. Me comentaba con entusiasmo sus logros científicos. Por esa misma fecha, había leído en EL HERALDO que un joven talentoso jugador del Junior no quería renovar su contrato, tal vez descontento por el reconocimiento económico que le hacía el club.

Probablemente, los ingresos del ingeniero de Stanford, altamente motivado con su trabajo, sean la quinta parte de los del talentoso jugador de este equipo que está en el corazón de los barranquilleros, como dijo un comentarista argentino.

Si la meta de la cultura global es el enriquecimiento, podríamos estar equivocados en exigirles a nuestros hijos que estudien más matemáticas, química o idiomas. Y nos resultaría mejor si los lleváramos a una escuela de fútbol, para que sepan pegarle bien al balón; o a una profesora de canto, para que se vuelvan ricos y famosos como Maluma. 

No se puede desconocer que en la cultura actual predomina todo aquello que nos mueva emociones, como el fútbol y la música. Es el sueño de muchos jóvenes lograr el éxito por esta vía. Parecería que el conocimiento no fuera importante y las personas dedicadas a la ciencia pasaran desapercibidas. ¿Pero cómo sería la vida sin ellas? Cuando usted se enferma, de nada le sirve el cantante y el futbolista. Usted se va a mejorar porque miles de hombres dedicados a la ciencia, silenciosamente cada día de su vida, inventaron instrumentos y medicamentos para que recupere la salud. 

Ojalá nuestros jóvenes pudieran darse cuenta de que el mundo de la farándula no es un camino tan fácil como creemos, y su éxito es efímero. En cambio, dedicarse a la búsqueda del conocimiento es la mejor manera de aportar a la sociedad y al propio desarrollo personal. 

No es la política ni los falsos profetas los que han cambiado el mundo: el gran motor del cambio es el conocimiento científico, que ha permitido que centenares de millones de personas tengan hoy acceso más económico a los alimentos, que tengamos una mejor salud y podamos vivir más años, que podamos viajar por el mundo, mantenernos comunicados e interconectados, y tantos otros logros que han llevado a muchos países hacia el desarrollo y fortalecimiento constante. A pesar de los afanes cotidianos, gracias a la ciencia cada día será mejor. 

El futuro presenta grandes desafíos para la supervivencia humana; el cambio climático, la escasez de agua, la explosión demográfica, la amenazadora crisis energética, son algunos de los grandes retos del futuro, y se necesitan muchos científicos para superarlos. 

La ciencia será cada día más reconocida y hacia el futuro el precio de las cosas no dependerá del inestable dólar. Será el conocimiento –y especialmente la sabiduría–, lo más valorado que tendremos los seres humanos. Estudiar es el mejor camino para nuestros niños y jóvenes. Y esto no impide que ellos tengan tiempo para bailar y jugar fútbol.

joseamaramar@yahoo.com

Imagen de jesika.millano
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO. Aquí puedes conocer más sobre tu cuenta, además de ver y editar su información personal.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. Los usuarios registrados tienen acceso a:

Acceso Ilimitado

Accede a EL HERALDO

Bienvenido, por favor ingresa con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales.

Conéctate con tu cuenta de Facebook o Google
¿Tienes problemas para ingresar? Escríbenos a soporteweb@elheraldo.co

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. Los usuarios registrados tienen:

Acceso Ilimitado

¿Tienes problemas para registrarte? Escribenos a soporteweb@elheraldo.co
x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, para enviarte el enlace para reestablecer tu contraseña.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web