El titulo es:Partidos por la mitad
    ¿Quieres recibir notificaciones?
    Si
    No
    INGRESAR Explora tu perfil

    Amigo lector,

    Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

    Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

  • SUSCRÍBETE

Últimas noticias

15:28

El Legislativo convirtió en ley el proyecto que reincorpora...

15:26

Se trata de David Barguil, Eloy Chichi Quintero, Eliécer...

14:45

El lateral brasileño ha publicado una foto en redes...

Gabriela Pineda Medina.
14:39

Pineda Medina viajaba en un motocarro con otras personas y...

14:39

La decisión se tomó a raíz de la carta...

14:34

El director de Hidrocarburos aseguró que el ministerio de...

14:20

Así lo anunció Carlos Felipe Córdoba al ser preguntado...

Los libretistas de La Casa de Papel durante su estadía en la isla de Barú.
14:19

Luego del estreno de la exitosa serie de Netflix, el...

En el aeropuerto Ernesto Cortissoz fueron aprehendidas divisas por valor de 28 mil dólares a un pasajero que salía del país con rumbo a Estados Unidos.
14:18

Los operativos contaron con el apoyo de la Policía Fiscal y...

14:08

“Desactivamos los chats afectados y proporcionamos a los...

Columnas de opinión
Actualizado hace 4 meses

Partidos por la mitad

Las objeciones presidenciales a Ley Estatutaria de la JEP demuestran el talante de un gobierno empecinado en subvertir la consolidación del Acuerdo de Paz y de usar todas las herramientas a su alcance para que algunas verdades del conflicto permanezcan ocultas. 

Como están las cosas, la iniciativa de Duque no obtendrá las mayorías en el Parlamento, lo cual les abriría las puertas a algunos otros intentos disparatados por obstaculizar lo más posible el trabajo de la justicia transicional, surgidos de la mente calculadora del senador Álvaro Uribe, que, por supuesto, es quien decide los asuntos más importantes del ejecutivo. 

Pero, al mismo tiempo que los políticos defensores y contradictores de la paz y de la JEP discuten sus posturas a luz de sus convicciones o de sus intereses, la gente de Colombia, que la mayoría de las veces no entiende nada de nada, también demuestra a su manera de qué lado está en este asunto fundamental. 

Por una parte, están quienes no conciben la existencia sin que los jefes de la Farc se pudran por sus crímenes en una cárcel. Y en la otra orilla se encuentran quienes creen que la única manera de impedir nuevos ciclos de violencia es cumplir con lo pactado en el Acuerdo.

Y aquí estamos de nuevo, partidos por la mitad, siguiendo ciegamente a dos o tres fulanos que salen en televisión. Los unos, acusando a sus contradictores de cosas horribles, descalificando la estupidez ajena y negando la propia, asumiendo el ejercicio de su fundamentalismo como una misión sagrada, irrespetando la dignidad y el dolor de quienes sufrieron por cuenta de una guerra que no era la suya, regodeándose en sus supuestas verdades, odiando tanto, destruyendo tanto, alimentando sin cesar todas las maneras de la violencia. Y los otros, mostrándose los dientes entre ellos, disparando proyectiles amigos contra el fulano que les cae mal porque es más inteligente o más soberbio, sacrificando las verdaderas oportunidades de cambio por cobardía y envidia.

Estoy de acuerdo con el senador Gustavo Petro cuando afirma que Colombia no quiere la reconciliación, una condición indispensable para construir una nación de verdad, no la que nos han hecho pensar que somos, que es de papel, de quimeras, de falsas aspiraciones de civilidad y concordia. Aquí lo que queremos es venganza, aquí lo que nos conviene es proteger a bala los privilegios de unos pocos, aquí la gente pobre no cuenta, aquí la política es una profesión oscura e inmoral. 

El destino de la JEP, lo que haga el Congreso con ese asunto, lo que siga haciendo el presidente, lo que al respecto decida la Corte Constitucional, puede terminar siendo una anécdota que se olvide de prisa. Pero no podemos negar que este nuevo episodio que ocurre ahora alrededor de la paz es una metáfora de lo que somos como país: una multitud caótica que se hunde en su torpeza, que se revuelca en el fango de su indolencia, que se niega a detenerse para pensar en que lo importante no puede nunca estar en manos de la terquedad, la obsesión y la indolencia. 

@desdeelfrio

 

Imagen de jesika.millano
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un dígito

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

Estimado lector,

Acceso ilimitado
¿Ya tienes una cuenta?
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
Copa america Brasil 2019 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí