El titulo es:No hay buenos muertos
    ¿Quieres recibir notificaciones?
    Si
    No
    5/10 INGRESAR Explora tu perfil

    Tienes 5 artículos gratis restantes

    Regístrate a EL HERALDO y disfruta de contenido ilimitado y muchos beneficios.

  • SUSCRÍBETE

Últimas noticias

Edder Farías.
19:17

El jugador venezolano habló sobre sobre su situación actual...

19:02

En su solicitud de medida de aseguramiento el Fiscal sexto...

18:36

En las víctimas hay niños, un líder social y colaboradores...

18:28

Los partidos se disputarán en septiembre en los Estados...

18:27

Y en el Magdalena, la gobernadora rindió homenaje a los...

18:22

En la década de 2008 hasta 2017, se registró un aumento del...

18:03

Los reptiles fueron recuperados por expertos del...

Sector del barrio La Sierrita donde fue atacado a bala el adolescente de 17 años.
18:02

Según las autoridades, la víctima cometió un hurto en el...

Los hermanos Uribe Noguera.
17:31

Catalina y Francisco Uribe Noguera son señalados de haber...

17:13

El canciller resaltó el papel de la Misión de Apoyo al...

Columnas de opinión
Actualizado hace 5 meses

No hay buenos muertos

“El Gobierno informa a la ciudadanía que, como resultado de un operativo de la Fuerza Pública, fueron abatidos el señor Walter Arizala, alias Guacho, y uno de los miembros de su esquema de seguridad. De igual manera, como presidente lamento que la resistencia violenta que opusieron estas personas a las acciones de los efectivos de la Policía Nacional que dieron con su paradero, terminara en su muerte. Nunca es una buena noticia la pérdida de una vida humana. El objetivo del Estado es capturar a los infractores de la Ley y entregarlos a los jueces de la República para que sean juzgados de acuerdo con el sistema penal que nos rige y el Estado de Derecho”. 

A propósito de la caída de ‘Guacho’, uno de los delincuentes más buscados del país, una declaración de esta naturaleza hubiese sido deseable, decente, sensata; demostraría que para el Estado y sus funcionarios el cumplimiento de sus obligaciones constitucionales no va de la mano con la exaltación de la muerte. Pero, en lugar de eso, el presidente prefirió lucirse con uno de sus acostumbrados juegos de palabras: “A Guacho se la acabó la guachafita”, un chascarrillo inapropiado en medio de la comunicación de un asunto que ameritaba una actitud madura, digna de un hombre adulto que se expresa en nombre de los valores fundamentales de la Nación. 

Como es obvio, esta actitud infantil que denota el alborozo que produce la eliminación física de una persona, no es exclusiva de este gobierno errático y muchas veces invisible: a lo largo de las décadas hemos visto innumerables comparecencias presidenciales en las que se anuncia con alegría infinita la muerte de guerrilleros, narcotraficantes y hampones de todos los pelambres; en ellas, generales, ministros y jefes de Estado, se relamen, se sonrojan de placer, se sonríen entre ellos, se balancean de un lado a otro como niños que acaban de aprobar el curso. 

Este repetitivo comportamiento oficial deja en el aire la idea de que nuestras autoridades consideran que su deber es matar, no judicializar, una percepción que es compartida por un amplio sector de ciudadanos que creen genuinamente que hay personas que merecen morir, que ninguna condena será suficiente para terroristas, asesinos, violadores y traficantes, y que, ante la disyuntiva entre capturar y disparar, siempre será mejor la segunda decisión: menos papeleo y más condecoraciones. Naturalizamos la muerte, aún en las actuaciones de quienes se supone deben combatirla. 

Es un error considerarnos un país civilizado si entre nosotros existe la separación inmoral entre los muertos buenos y los muertos malos, entre los que merecen vivir y los que merecen el destino de los acribillados. Esa es una categorización propia de salvajes, no de una sociedad que se pueda preciar de serlo. 

Ojalá, algún día, cuando resulte inevitable la muerte de algún criminal en medio de un operativo cuyo objetivo sea su captura, las autoridades que se encarguen de comunicar la noticia dejen de lado los chistes, renuncien a los gestos de orgullo, y asuman el desenlace como una derrota de una sociedad que cree que la vida es el más preciado sus patrimonios, incluso cuando se trata del peor de los delincuentes. 

@desdeelfrio

Imagen de cheyenn.lujan
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

Estimado lector,

Lector de noticias
Acceso ilimitado
Rincón Juniorista
¿Ya tienes una cuenta?
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
Copa america Brasil 2019 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí