El Heraldo
Opinión

Jesús estudiará comunicación

Jesús se presentó una mañana a la oficina. Tenía la mirada perdida, pero la ilusión intacta.

Aunque sabía que a los ciegos les cuesta más trabajo abrirse paso en este mundo, quería ser periodista y, más que eso, periodista deportivo.

Con ello soñó desde que la radio se le apareció como su mejor amiga. La escuchaba todo el día y a toda hora. Y así aprendió estadísticas, nombres de jugadores y hasta las tácticas más efectivas para hacer ganador a su Junior del alma.

Cuando las trabajadoras sociales de su Colegio Comunal Mixto de Ciudad Modesto activaron la asignatura ‘Proyecto de vida’, se le encendieron las luces. Ahí estaba la ruta.

Pero tenía dos problemas: la única forma de ingresar a esa carrera profesional era a través de una beca del Gobierno, pues su familia no tenía recursos ni capacidad de endeudamiento. El otro era una pregunta que le rondaba por algunas advertencias de los vecinos del barrio 7 de agosto, donde vive desde niño: las universidades no reciben a los ciegos porque no saben cómo enseñarles.

Con el primer reto por delante se presentó una mañana al Colegio Colón, donde le correspondía la prueba. Inquieto, como siempre, averiguó qué le preguntarían y cómo. La coordinadora le habló de todo menos de inglés, pues, según recalcó, el Icfes había exonerado de ella a quienes tuvieran discapacidad visual.

La sorpresa llegó el día de los resultados. En inglés sacó cero (o la funcionaria se había equivocado o el Icfes había cambiado las reglas de juego); y aún así, su calificación fue de 309. Excelente guarismo, pero no le alcanzaba para entrar a ‘Ser pilo paga’.

Otra mañana de esas en la que el ánimo lo impulsa de la cama, llegó a la Universidad del Norte. Quería averiguar, esencialmente, si era verdad aquello de lo que hablaban en la cuadra. Lo otro era cada vez más remoto.

Nos contó que perdió la vista en una incubadora, después de nacer en forma prematura, que nada, nada había sido fácil: el colegio, los amigos, la movilidad, el amor, pero que lo suyo no era propiamente una discapacidad sino una condición que le había permitido ver el corazón de las personas.

Le respondimos que su ilusión era un reto para nosotros, y que los asumiríamos.

Como pudo reunió la plata para la inscripción, y en horas Jesús González Cruz era estudiante admitido para Comunicación Social. Había dado el primer paso y se sentía feliz (Jesús, de hecho, siempre está feliz). Su sueño empezó a circular, entonces, por las redes sociales.

El jueves de la semana pasada recibió una llamada de Caracol Radio. La periodista Susana de León le comunicó que la empresa Tecnoglass, siempre amiga de estas causas, le daría la beca para que estudie Comunicación Social.

Esa noche Jesús no pudo dormir de la emoción. Y la verdad, nosotros tampoco. En medio de las agendas informativas que hablan de la monstruosidad humana, había una noticia que nos devolvía la esperanza.

@AlbertoMtinezM

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Hugo Illera Jiménez

El caso ‘Cariaco’ González

Es el minuto 14 del primer tiempo. Junior y Nacional juegan en el Metro. ‘Cariaco’ González recibe el balón sobre el sector izquierdo, avanza, centra con el pie derecho, ya no tiene el balón, de improviso, y sin él verlo llegar, Edwin Torr

Leer
El Heraldo
Jorge E. Robledo

Coincidencias poco conocidas

Se sabe de la animadversión, resistencia o como quiera llamarse de Gustavo Petro y los dirigentes petristas a la economía empresarial. Y no se trata de contradicciones con algún empresario por alguna razón particular, sino en contra del conjun

Leer
El Heraldo
Francisco Cuello Duarte

¿Alcalde enredado?

Más de 1.100 alcaldes manejan el país. Si un 50% lo hace bien, con seguridad que Colombia marcharía por buen camino. Pero la realidad es otra porque la mayoría de estos mandatarios no se prepararon para gobernar. En estos momentos, casi todos

Leer
El Heraldo
Nicolás Renowitzky R.

Una densidad urbana inaceptable

Presento excusas por ser tan reiterativo con este tema, pero lo considero como mi obligación de barranquillero, y esperaría que de tanto repetirlo este lograra calar en las llamadas fuerzas vivas de la ciudad, Comité Intergremial, Cámara de Co

Leer
Ver más Columnas de Opinión
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.