El Heraldo
Opinión

Malthus recargado

Es un viejo terror que periódicamente se renueva en nombre del bienestar de todos. Cuando Sófocles, 405 años antes de Cristo, hacía recitar al coro en el teatro: “ no nacer es lo mejor” se anticipaba a Tertuliano que en siglo II después de Cristo escribía: “ nuestros números son pesados para el mundo”. Se refería a la población mundial que  apenas si sobrepasaba los 150 millones y se temía que  los alimentos eran insuficientes. 

En 1803 los mil millones de habitantes del planeta aterrorizaron a Malthus: “la población crece más que los medios de subsistencia” anotó al pie de fórmulas matemáticas según las cuales la población crecía en proporción geométrica, mientras los medios de  subsistencia lo hacían  en proporción aritmética., para concluir que  en el mundo había gente de sobra y que “la naturaleza les ordena irse; y ella siempre cumple su amenaza.”

Al argumento de los alimentos escasos se agregan  las cifras apocalípticas de la crisis ambiental que muestran  un planeta superpoblado, 8 mil millones de habitantes que se han encargado de destruirlo casi todo: por ejemplo, los 8 millones de toneladas diarias de plástico, o el millón de especies animales en peligro de desaparición.

Todo esto – la enumeración es incompleta- lleva a concluir que lo mejor que le puede suceder al planeta es que la especie humana desaparezca  y que son benefactoras de la la humanidad las parejas que están decidiendo no tener hijos.

Frente al terror de Sófocles, o el de Tertuliano, o el de Malthus: la humanidad siempre ha encontrado respuestas que invalidan los terrores de los maltusianos de ayer y de hoy.. Y sin embargo el terror siempre está de regreso.

Una visión de lo humano, despojada de dignidad,  alimenta ese miedo. Hoy se los oye decir que deciden no tener hijos para que no contaminen más; para que no empuerquen ( increíble, pero así lo oí decir) o para reducir el sufrimiento. Como si se tratara de migrante, una pareja mira al hijo posible, como un intruso. 

37 años atrás en el gobierno chino  permitió un solo hijo. Solo ahora se dieron cuenta de que había 34 millones de varones más que mujeres, cuando ya era imparable la crisis de los solteros. Parece un chiste: esos millones de solteros no encontraban mujer, entonces creció la demanda de prostitutas y de mujeres extranjeras,  Hoy se ha autorizado a las parejas tener dos hijos pero solo dos, entre 11 millones de parejas, están dispuestas a tener el segundo hijo. Ya no quieren tener hijos y, mientras tanto ha crecido el número de jubilados. Los viejos son más que los niños.

Queda mucho por decir y solo me queda espacio para citar de otro investigador: ese rechazo de los hijos es  como un paraguas para obtener una vida cómoda, sin responsabilidades, para viajar libremente, tener el salario para uno mismo y sobre todo, desaparecer el compromiso duro de criar un ser humano. Por eso, en vez de un hijo, está resultando preferible y más cómodo, tener un gato en casa.

Jrestrep1@gmail.com
@JaDaRestrepo

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Hugo Illera Jiménez

El caso ‘Cariaco’ González

Es el minuto 14 del primer tiempo. Junior y Nacional juegan en el Metro. ‘Cariaco’ González recibe el balón sobre el sector izquierdo, avanza, centra con el pie derecho, ya no tiene el balón, de improviso, y sin él verlo llegar, Edwin Torr

Leer
El Heraldo
Tatiana Dangond

¿Qué podemos hacer?

En medio de tantas noticias catastróficas a nivel nacional y global, parece que no hubiera espacio para nada diferente al pesimismo. Ese sentimiento, que muchas veces es individual y, como sucede ahora, colectivo, nos genera problemas adicionales

Leer
El Heraldo
Rafael Nieto

Petro radicalizado

Petro se radicaliza. Acentúa su giro a la izquierda extrema. Una de las tácticas es barrer con los técnicos del gobierno y nombrar leales. Aunque no son ni mucho menos los únicos casos, en Planeación nombró a un activista de izquierda, antig

Leer
Ver más Columnas de Opinión
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.