El titulo es:La peor corrupción

Últimas noticias

17:50

Mes y medio después de su asesinato, el cuerpo de...

Victoria María Romero Quintero, herida.
17:47

La mujer, que fue atacada por dos sujetos que se...

16:58

En una breve entrevista con EL HERALDO, el capitán...

16:55

Entre el sábado y el domingo se conocerán los...

16:48

Lo que pactaron es que a cambio de su aceptación de cargos...

16:32

La película que se compró por 500 yenes (unos 4 euros al...

William Goldman.
16:30

El ganador de dos premios Oscar por los libretos de...

 Ángela Patricia Rojas, nueva agente liquidador de Electricaribe.
16:29

Rojas reemplaza en el cargo a Javier Lastra.

16:24

La película de Jeremiah Zagar, adaptada de la novela...

Margarita Jaimes Velásquez.
16:20

Aunque la entidad no informó sobre el motivo de las mismas...

Columnas de opinión
Actualizado hace 2 meses

La peor corrupción

Me interrumpió la campanilla del whatsapp cuando juntaba ideas para esta columna: “abuelo, ¿cuál es el principal problema de Colombia?”. El nieto que ya echa mano de su arsenal interior para sus tareas coincidió con el informe periodístico que acababa de leer, basado en la reciente encuesta Gallup: la corrupción, principal problema del país. Sus encuestados en un 30% lo señalaron así. El orden público que en otros tiempos obsesionaba, hoy preocupa al 17% y la misma economía solo desvela al 21%

Esta podría ser la respuesta para la tarea escolar; pero las opiniones apresuradas de una encuesta nunca me han convencido. Mi candidato a bachiller recibió otra respuesta para su tarea: es la injusticia que impondría, como solución, tareas de redistribución de tierras, justicia en los impuestos, en los ingresos, reorientación de la economía.

Sin embargo, me pregunto por las raíces tanto de la corrupción como de la injusticia que, detectadas, podrían revelar cuál es el problema principal. Cuando emprendo esa búsqueda no tengo que hurgar mucho para toparme con el rostro avinagrado del odio, que estimuló desde los comienzos de nuestra vida independiente como nación las irracionales guerras entre colombianos.

Las veo desfilar en mi memoria, no como esos marciales ejércitos de los nazis, sino como mesnadas desordenadas impulsadas por el odio al otro, al diferente, que con un impulso suicida se lanzaban en turbamultas asesinas para acabar con el otro, armados con machetes como en la guerra de los mil días.

Las guerras del siglo XIX, por razones religiosas, o políticas, o de clase, dejaron en el ADN nacional ese rasgo, que parece aún indeleble, del odio al otro, de rechazo de la diversidad, de concentración enfermiza en el interés propio y de exclusión del otro y de lo otro.

Este imperativo histórico, que casi tiene el vigor de lo genético, aún se mantiene, si se observan los rasgos del colombiano de hoy. ¿No me cree? Ponga sobre la mesa el tema político y observe las reacciones que no suelen ser las de razonamiento tranquilo, sino de un exasperado sentimiento de rechazo de los que no piensan igual, o de obsecuencia rayana en complicidad con los propios.  

Todos coincidimos en que la corrupción es un mal, pero el axioma pierde su fuerza si es proclamado desde la orilla política opuesta.

La dificultad comienza cuando se trata de encontrar soluciones a ese mal. No es cualquier solución, de esas que se aplican como emplastos mágicos. Aquí se trata de cambiar una cultura, ese modo de vivir y  de afrontar los problemas, consolidado por siglos. Remover esa pétrea capa demanda una tarea paciente y de sostenido esfuerzo para cambiar costumbres sociales y políticas y para imponer un régimen de respeto a las diferencias, y disciplinas de acercamiento y de vida en común. Esto equivale a un cambio de alma, necesario para hacerle frente al principal problema, raíz de todos los demás problemas: el rechazo –por no decir el odio– al otro. Es la peor y la raíz de todas las corrupciones.

Imagen de sandra.carrillo

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1