El Heraldo
Deportes

Los referentes de Néstor Lorenzo

Lorenzo sabe que los equipos también se empiezan a construir en la cotidianidad fuera del campo. 

Entre varias virtudes que configuran el perfil de un buen líder, hay dos que, a mi juicio, son infaltables: visión y compromiso. La primera le da sentido a su búsqueda, y el segundo es la mayor garantía de estar cerca de conseguir lo que busca.

Por eso me sorprende cuando el nuevo técnico de la Selección Colombia, Néstor Lorenzo, justifica la convocatoria de James Rodríguez bajo el argumento de que es un líder y lo “vio” comprometido tras una charla con él.

En los últimos años James ha deambulado sin sentido y sus actos no han sido de alguien comprometido con su profesión. Lo que no me sorprendió es que en su respuesta coincide con mi opinión de que, futbolísticamente, no hay ninguna razón para que un jugador, como James, que en los últimos cuatro años no ha jugado 90 minutos en al menos ocho, nueve o diez partidos seguidos, y que hace casi 170 días no compite, ni siquiera en una liga menor como la de Catar, sea merecedor de una convocatoria a la Selección.

Así que, tengo la impresión de que Lorenzo se apoya más en aquella relación exitosa que tuvieron en tiempos de Pékerman, porque su lánguida actualidad lo descalifica. Tiene la esperanza de reencontrarse con quien fue el goleador del Mundial 2014, y está bien y ojalá para el beneficio del fútbol colombiano lo logre, pero por qué no esperar a que empiece a jugar en su nuevo equipo Olympiacos y vaya dando verdaderas señales de buena salud, mejora competitiva y compromiso profesional, tres factores imprescindibles para la alta competencia y que han estado ausentes en James en los últimos años.

Los otros tres referentes que Lorenzo citó para que, en sus propias palabras, ayuden a los nuevos jugadores a ir consolidándose son Ospina, Cuadrado y Falcao. Estos, a diferencia de James, no han dejado de competir con continuidad, ya no en su mejor nivel, pero activos, y han tenido un respetuoso comportamiento con las obligaciones del fútbol de élite.

Son buenos ejemplos para los jóvenes futbolistas que lleguen a la Selección. Ospina, desde su recatado y prudente actuar; Cuadrado, desde su contagioso optimismo y generoso despliegue en la cancha; y Falcao, desde su decente trato y su ejemplar resiliencia.

Yo creo que, futbolísticamente, próximos a ser reemplazados en la nómina titular, pero sirven para la necesaria buena convivencia, sobre todo en el inicio de un nuevo ciclo bajo la égida de un nuevo líder.

Lorenzo sabe que los equipos también se empiezan a construir en la cotidianidad fuera del campo. Y sabe que en esa tarea siempre serán buenos, como aliados, algunos experimentados jugadores de su confianza y que generan confianza en el resto.

La lista de los citados para este nuevo comienzo la completan, en su gran mayoría, los que fracasaron en el propósito de clasificar a Catar. Y, como siempre, las convocatorias tienen la auditoría de 30 millones de ‘técnicos’ que dejan consignadas sus personales discrepancias con la lista oficial. Pero ese será tema para otro día.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Álvaro Villanueva

El día del medio ambiente

Después de su record de 371 días, más de un año, en el espacio, el astronauta, Frank Rubio, volvió a la Tierra. Hasta ahora, es muy corto el tiempo, para hablar de sus enfermedades, relacionadas con el espacio, en donde estaba. Ayer, se vio,

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.