El titulo es:Ecos de un funeral

Últimas noticias

Draga Lelystad durante labores en el canal de acceso.
00:04

Cormagdalena indicó que se removieron 215 mil m3 de...

Miembros de la comisión quinta del Senado en un reciente debate de control político.
00:16

El propósito es que los ministros de Hacienda y Minas...

La pintura de los torreones de la iglesia de San José luce desgastada, igual que gran parte de la fachada.
00:10

Tras su clausura por daños en la estructura del techo en...

Luis Díaz remata de volea frente al Deportivo Pasto.
00:09

Los rojiblancos son el decimosexto equipo con más remates a...

Accidente registrado en Ciénaga, Magdalena.
00:08

En el registro hubo cuatro siniestros que causaron...

Familiares de Leonardo Navarro Mendoza y Candy Maestre en Valledupar.
00:08

EL HERALDO recogió las primeras impresiones de los...

Este año en la Feria del Libro de Bogotá participarán unos 170 autores de 24 países. También se conmemorarán los 200 años de Colombia como república.
00:07

Como lo informó el evento, la inauguración se adelantó para...

00:07

La institución armada ofrece hasta $50 millones por...

00:07

En el Mundial de Polonia, que se disputará entre mayo y...

La puesta en escena de Neelo Allawala fue una de las más aplaudidas.
00:06

La ciudad de Karachi brilló con las propuestas presentadas...

Columnas de opinión
Actualizado hace 1 años

Ecos de un funeral

De las grandes democracias, hoy asediadas por movimientos populistas conservadores, racistas y xenófobos, podemos aprender los colombianos. Si uno escuchaba atentamente los discursos en el funeral del senador John McCain, podía identificar los valores comunes y democráticos que unifican al pueblo norteamericano por encima de las diferencias políticas. Ello no significa conciliar, sin embargo, con lo que representa el oscurantismo.

Por ello no fue invitado el presidente Trump, por decisión del fallecido. A John McCain se le rindieron honores de presidente, sin haberlo sido, en razón a lo que su vida y un buen sano ejercicio de la política significaron en su país, y hasta en Vietnam, donde las banderas a media asta le rindieron tributo al valiente exprisionero de guerra.

El presidente Obama hizo gala de su oratoria, resaltando sus diferencias con el fallecido, pero sin duda llamando a la defensa de los valores del pueblo americano consagrados en su Constitución, donde todos los hombres se reclaman iguales, no importando su riqueza, posición social, credo, raza o lugar de nacimiento, precisamente en esta época de ataques y persecución a los migrantes. Este ideal de la democracia moderna no se logra de golpe, es un proceso diario, de batalla constante, donde cada día importa -como decía Obama-, pues influye sobre los restantes. Esa fue la base de su entendimiento con el senador John McCain.

Similarmente es Colombia, donde nos encontramos en una sociedad polarizada, 11,7 millones de colombianos, de todas las vertientes políticas, hicimos sentir nuestra voz -no importa que haya sido débil en el Caribe- contra la corrupción.

El presidente Duque parece haber entendido que su llamado a la unidad hecho el 7 de agosto no se hace en abstracto, clamando a la sociedad civil, sino que debe pasar por los partidos, tanto de gobierno, como independientes y los de oposición. El gobierno debe poner a marchar las organizaciones políticas del país definidas por sus instituciones, en las cuales los colombianos podemos encontrar puntos comunes. Esa base puede ser el apoyo a la Constitución del 91, a pesar de sus deficiencias, la lucha por la paz, el fin a la violencia de cualquier tipo y la batalla por erradicar la corrupción.

No vamos a borrar nuestras diferencias sobre el modelo económico, sobre cuál debe ser el rol del Estado frente al mercado, sobre cómo organizar políticamente al país, sobre cómo resolver la problemática agraria, sobre cómo manejar la sostenibilidad del país, pero podemos identificar aquellas cosas comunes sobre la base de llegar a acuerdos en cómo imponer la paz en los territorios, cómo lograr la paz en el país, sobre cómo vencer a los violentos, cómo erradicar a los corruptos, y sobre cómo seguir reduciendo la pobreza y la desigualdad en este país.

Ello implica aprender a trabajar con los que no opinan como uno, a llegar a acuerdos mínimos, a buscar consensos y a empujar este país hacia delante. Es algo que muchos soberbios gobernantes locales debieran aprender y poner en práctica en los territorios. La reunión que el presidente convocó el pasado miércoles en Palacio con todas las fuerzas, fue el paso en la dirección correcta. Así se construye país. Otros deben seguir su ejemplo.

Imagen de jesika.millano

Accede a EL HERALDO

Bienvenido, por favor ingresa con tu correo electrónico y contraseña registrada Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales
Conéctate con tu cuenta de Facebook o Google
¿Tienes problemas para ingresar? Escribenos a soporteweb@elheraldo.co
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1