¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

#NoALaPrisiónPerpetua

No a la prisión perpetua, porque no va a disminuir los índices de impunidad.

No a la prisión perpetua, porque no sirve para proteger eficaz y efectivamente a nuestros menores.

No a la prisión perpetua, porque está demostrado históricamente, soportado en estudios y estadísticas, que aumentar las penas o crear nuevos delitos no ha influido para que los delincuentes se abstengan de cometerlos, por ende, no se cumple el fin buscado que es proteger a los menores y adolescentes. La prueba está en que cuando se creó el delito de feminicidio, en 2015, se reportaron 100 de estos deleznables delitos; hoy, a pesar del aumento de las penas y de la tipificación de este delito, son más de 900 casos reportados.

No a la prisión perpetua, porque se va a generar en la sociedad una expectativa errónea de castigo, de disminución en las cifras de agresiones a infantes y adolescentes, de protección a la niñez y no va a ser así, generando más rabia y más desasosiego en todo colombiano que, como yo, quiere que cese la agresión.

No a la prisión perpetua, porque se necesitan penas eficaces que protejan a la víctima y castiguen al delincuente impactando en criterios de prevención y de retribución. El país hoy en día cumple con estos postulados, la mayoría de hechos que han conmocionado al país que incluyeron violación y homicidio o feminicidio están con penas superiores a los 55 años de cárcel, sin beneficios, sin rebaja por preacuerdos o principio de oportunidad.

Las agresiones a la integridad sexual, a la vida, a la integridad personal de un menor o adolescente deben ser repudiadas, rechazadas y castigadas con efectividad y fiereza, pero, jamás con figuras populistas, como ocurre en este acto legislativo.

No a la prisión perpetua, porque como lo dijimos con Ricardo Calvete y Yesid Reyes y otros más, el acto legislativo aprobado en Cámara y Senado es incluso más favorable para el delincuente, ya que hoy en día no se puede pedir libertad antes de 25 años, en cambio como la Ley pretende, se podrá pedir revisión antes de este tiempo (16 años) por buen comportamiento, entonces quienes se llenaron la boca diciendo que este proyecto protegía a las víctimas porque era más duro, fallaron gravemente.

Por otro lado, en muchos casos el país con cada noticia de muerte o violencia sexual contra un menor o contra una mujer se entera que antes del crimen ya la víctima había denunciado el maltrato ante una Comisaría de Familia, la Policía, la Fiscalía o había hechos notorios de agresión en el colegio o en la familia, como el caso de Heidy Soriano y su hija de 4 años que ya habían denunciado y nada pasó diferente a que hoy no están con nosotros.

El país debe entender que el ejercicio del poder punitivo no solucionará las falencias de políticas públicas en salud, educación y familia, protección de la niñez y adolescencia.

Si las comisarías de familia tuvieran más dientes, si se cumplieran las medidas de protección que éstas imponen con ayuda de la Policía, si la Fiscalía actuara más rápido, si la familia no protegiera al agresor, si el Estado tuviera ayudas económicas y psicológicas para mujeres agredidas con sus hijos que dependen de su pareja maltratadora, seguramente así, sí protegeríamos a los menores, a las mujeres, a la familia y no tendríamos cortinas de humo como la cadena perpetua, que es inútil, ineficiente e ineficaz en la protección de nuestra niñez. Por eso, #NoALaPrisiónPerpetua.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Yamid Amat Serna

Las otras voces

Él llevaba en sus tenazas y en sus ojos, y ella en su cola y su mirada, la delicadeza de las fibras más íntimas, las que componen el mágico tejido de una conversación. Recordaron en mí, la palabra y su poder, la inquietud y su atención, la

Leer
Horacio Brieva

Los contralores de Cambio Radical

Jesús María Acevedo Magaldi, un mocetón de exuberantes títulos universitarios pero de ética precaria, fue escogido en una sesión del Concejo llena de dulzones ditirambos para él. Por su hoja de vida votaron hasta los concejales de la “opo

Leer
Álvaro De la Espriella

La improvisación

El significado más acertado puede decirse de su aparición de pronto, sin avisar, cuando no hay manera de prepararse para recibir lo que lo que llega.

La historia humana está llena en cada quien, de estos fenómenos que por lo general

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web