El Heraldo
Columnistas

#CastroCaycedo

Se fue Germán Castro Caycedo y con él un gran hombre, un pensador y sobre todo alguien que siempre se sobrepuso al miedo a las amenazas, fue valiente como mi padre.

Tuve la fortuna de querer ser penalista como mi padre desde que tengo uso de razón y el mayor regalo que me dio él fue poder acompañarlo a la mayoría de sus reuniones y escuchar, como cuando estaba escribiendo sobre el derecho penal en la obra de García Márquez y lo acompañé varias veces al apartamento de Gabo en Bogotá, visitas que me permitieron luego poder actualizar ese libro con mi padre y David Teleki, ese hijo se llama El derecho penal en Macondo.

Comimos muchas veces, y los bogotanos o quienes estudiaron en Bogotá recordarán, en Perros Alonsín, al dueño, cliente también, y a mi viejo le gustaba comentar el caso de madrugada al sabor de su comida.

El Festival Vallenato lo llevo en la sangre y el cuerpo por la defensa y posterior amistad que hiciera mi padre de Consuelo Araujo, La Cacica, que lo único que no pudo inculcarme fue la “mala” costumbre de pararme a bailar en medio de una parranda.

 Así puedo contar libros enteros de anécdotas, pero hoy quiero centrarme en que también gracias al derecho penal conocí y conversé con Germán Castro Caycedo, formidable escritor y periodista, amigo primero y luego cliente de mi padre.

La Bruja, ese libro, fue el motivo que unió profesionalmente a esos dos titanes en su oficio, por eso escuché cómo realizó la investigación y cómo profundizó en sin número de hechos para escribirlo.

Muchas veces consejero uno del otro, más el escritor del abogado que al revés.

Castro Caycedo era admirado por mi papá y por eso no le cobró, le parecía que era un honor hacerlo y así nos sucede a quienes llevamos el penal inserto en el alma, en el corazón , él agradecido después nos regaló el primer computador que tuvimos en casa y que aún conserva la familia.

Es un tema de admiración, no de pesar, es un tema de compromiso con alguien a quien se admira.

Se fue Germán Castro Caycedo y con él un gran hombre, un pensador y sobre todo alguien que siempre se sobrepuso al miedo a las amenazas, fue valiente como mi padre.

Termino diciendo que varios de los consejos que mi papá le dio sirvieron, sobre todo frente a lo que sucedería en el futuro, por eso le decía el brujo del derecho.

Lo recordaremos siempre unos como escritor,  periodista e investigador, otros como gran ser humano, yo lo recordaré como todo eso y más, porque fue un gran amigo de mi papá.

Saludos a mi viejo allá donde se encuentren.

 

                                                                                                              

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Tatiana Dangond

¡Qué inseguridad!

Desde Bogotá hasta Barranquilla la inseguridad que se vive en las ciudades se ha convertido en uno de las mayores preocupaciones de los colombianos que temen, no solo perder un celular, sino sus vidas en cualquier atraco. Según el Dane el 51,1 %

Leer
El Heraldo
Rafael Nieto

Reciclaje de la violencia

A estas alturas, tras tres décadas y media de diálogo con los grupos armados ilegales, no estoy de acuerdo con las negociaciones con los violentos y estoy convencido de que no conducen a la paz. En una sociedad democrática y civilizada, lo just

Leer
El Heraldo
Jorge E. Robledo

¿Paz total?

La “paz total” suena bien. Porque cuánto diéramos los colombianos por no haber padecido tantas violencias políticas, empezando por las de los liberales y los conservadores en los siglos XIX y XX. Y que desde los años sesenta del Siglo XX s

Leer
El Heraldo
Juan Carlos Echeverry

Controles de precios

¿Qué llevó a la tasa de cambio a cinco mil pesos? Anunciar una posible modificación al precio al cual los inversionistas de portafolio comprarían las divisas para sacar sus inversiones, en la forma de un impuesto a la salida de capitales.&nbs

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.