El Heraldo
Opinión

El tapón del mundo

El barco encallado en el Canal de Suez generó una especie de “tapón del mundo”. De pronto, la paralización de un punto clave del comercio mundial devolvió a las noticias una región que muchos ni siquiera conocían.

El Canal de Suez, que une el Mar Mediterráneo con el Mar Rojo, evita que los buques tengan que rodear el continente africano. De ahí su importancia para la navegación desde 1867. Forma parte de la tendencia humana a acelerarlo todo, a conseguir más en menos tiempo y abaratar los costes. No es una crítica ni un elogio, sino una simple descripción. Todos formamos parte del enjambre de la inmediatez, con sus virtudes y defectos: “Lo quiero, lo tengo”.

Pero, también casi infartamos si falla el más mínimo detalle. No somos conscientes de la fragilidad de todo lo que nos rodea y de que, en menos de un segundo, lo que conocemos y experimentamos en modo automático podría cambiar radicalmente.

El bloqueo temporal del Canal de Suez provocó el desvío de centenares de barcos a rutas más largas, y una paralización milmillonaria. Y en solo seis días, una cascada de reacciones económicas: elevación del precio del petróleo, desabastecimiento en algunos sectores y cambios en el mercado de divisas.

Entiendo perfectamente el desasosiego que las imágenes han causado, sobre todo en quienes han seguido milimétricamente las operaciones para desatascar el barco. Y también entiendo las consecuencias macroeconómicas. Pero, debemos prepararnos para lidiar más tranquilamente con la incertidumbre y con los imprevistos. Como no será posible erradicarlos, la clave está en la “digestión” personal que hagamos de ellos.

Para algunos (y no olvidemos la crisis del covid-19), un tapón en el comercio mundial es sinónimo de correr hacia el supermercado a comprar papel. Cuando, en realidad, podríamos adaptarnos a casi todo durante un tiempo determinado.

Es decir,  “una noche se pasa hasta debajo de una piedra”, como decimos los cubanos, que tanto sabemos de inventar y adaptarnos a las situaciones más duras. Una cosa es la preparación para gestionar la incertidumbre, y otra la anticipación excesiva, causa fundamental de la ansiedad. Parecía que el mundo se acababa, pero el Canal de Suez ya está en marcha otra vez.

No será el único problema de ese tipo al que nos enfrentaremos. Como dijo el teólogo norteamericano William GT Shedd, “un barco en el puerto está seguro, pero los barcos no se han construido para eso”.

 @cala

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Yamid Amat Serna

Un haikú y el tiempo

“Golpea el portón de quien duerme: llamémosla primera nieve.”

Los haikús son poemas japoneses cortos, habitualmente citan temas cotidianos. Algunos de ellos tienen que ver con la naturaleza; casi todos, con las cosas que suceden a

Leer
El Heraldo
Horacio Brieva

Petro, no exageres

A raíz de las encuestas de la Alianza Verde que muestran que el 67% de sus integrantes desearía la unidad entre la Coalición de la Esperanza y el Pacto Histórico, Gustavo Petro escribió en Twitter: “Una derrota de las fuerzas progresistas e

Leer
El Heraldo
Álvaro De la Espriella

$50 mil millones

La cifra entregada recientemente a la opinión pública por las entidades institucionalizadas Constitucionalmente, sobre la plata que se pierde anualmente en Colombia por concepto de la corrupción es de cincuenta mil millones cada año, una no de

Leer
El Heraldo
Alfredo Sabbagh

El estuche y el afiche

En un centro comercial en Bogotá paseaba distraído alguien que de pronto fijó su atención en un enorme cuadro expuesto en uno de los pasillos. Era una representación de Cristo, similar a las miles que la iconografía eurocentrista nos ha inoc

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.