El titulo es:Los escándalos de la academia

Últimas noticias

Momentos en que era coronada Ariana Pérez Alfaro como nueva soberana de las Fiestas del 20 de Enero de Sincelejo.
13:54

La joven Ariana Paola Pérez Alfaro dedicó el triunfo a su...

Vehículo calcinado.
13:43

Autoridades activan protocolos con Medicina Legal para...

13:01

Después de una discusión en la que intervino la...

12:33

Federica Mogherini exhortó a ese grupo guerrillero a...

12:27

La diligencia se instaló y la primera intervención fue la...

Imagen para ilustrar la nota.
12:20

El procedimiento de edición de genomas aplicado a...

11:58

Esta nueva tendencia ha dividido muchas opiniones...

Parlamento venezolano. Imagen de referencia.
11:45

La resolución fue emitida en medio de la agitación que...

11:45

En una diligencia realizada a través de su abogado el...

11:39

Las candidatas presrntaron un show musical llamado ‘...

Columnas de opinión
Actualizado hace 1 años

Los escándalos de la academia

Bochornosas polémicas que salieron del estricto ámbito administrativo y entraron en lo penal rodean hace tiempo a dos universidades de Barranquilla. Ambas instituciones, respetables en el sentido del desarrollo de la educación y de las alternativas brindadas a muchos colombianos, han logrado impulsar a miles de jóvenes dispuestos a superar la generación familiar que les antecedía, logrando así un título profesional y la superación personal.

Las dos, Autónoma del Caribe y Metropolitana, fueron creadas para apoyar la educación superior en una ciudad y una región que tenía profundas falencias en este campo. Fue así como la Autónoma abrió sus puertas en 1967 con el liderazgo del abogado samario Mario Ceballos y de una pléyade de importantes hombres de la región. La Metropolitana lo hizo en 1973 con Eduardo Acosta Bendek a la cabeza institucional, un eminente médico ginecólogo al que se le recuerda como un rector respetable y respetado, impecablemente vestido de blanco. Con él, sus hermanos Gabriel y Jacobo, y distinguidos señores locales.

La Autónoma, como se simplificaba con afecto su nombre, tuvo desde el comienzo programas diferentes a los que tenían las universidades ya existentes en el Caribe. Comunicación Social y Periodismo –la cual fue un hit en cuanto a convocatoria y vanguardismo–, Diseño de Interiores, Sociología y Hotelería y Turismo. Esa era la oferta distinta, porque había nacido con Administración de Empresas y Contaduría, un poco más comunes.

La Metro, apócope con el que la bautizaron cariñosamente sus estudiantes, tenía la bandera de la salud. Medicina, odontología, bacteriología y otras afines fueron y son exitosas y apetecidas por los bachilleres que querían pasar su vida profesional sanando al prójimo. Cientos de médicos jóvenes y maduros de la región ejercen gracias a los conocimientos recibidos en esa institución.

Pasaron los años y comenzaron las luchas internas de poder y de territorio en esas universidades, como ocurre en muchas empresas o instituciones que no han establecido límites claros y menos un protocolo familiar, porque en muchos casos las fundaciones que rigen las universidades están conformadas por personas que vienen de un mismo núcleo paterno y luego se multiplican con cónyugues, hijos y nietos.

El mundo no se libra de esas batallas de poder en las universidades, pero no tan álgidas y vergonzosas como las que vivimos en Barranquilla. La prestigiosa Harvard, por ejemplo, tiene sobre sus hombros el petite escándalo de darles cabida por la puerta de atrás a estudiantes que no cumplen con los requisitos académicos de ley, pero son blancos y bien conectados. Un indicador racista y clasista que excluye a buenos aspirantes afros o latinos.

Pero aquí el asunto es de otra dimensión. Ahora, lo que debe ser ejemplo de la educación superior, termina siendo un teatro bochornoso de pugnas legales; denuncias por corrupción; malversación de fondos y extensos procesos penales con condenas incluidas. ¿Modelos imperfectos? ¿Ambición desmedida? ¿Errático control del Estado sobre un servicio público imprescindible y base del desarrollo? Todo a la vez.

¡La cátedra de la vergüenza!

mendietahumberto@gmail.com

Imagen de deniro_guete

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1
Aumenta tus posibilidades de ganar, suscríbete a EL HERALDO desde $30.000
Regresa a clases con EL HERALDO ¡Compra maletín + lonchera térmica + cartuchera a precio de locura!