¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Deportes

Pelotas y letras | “Esa Dimayor…”

Ala par del coronavirus, la atención del mundo ha estado en si las ligas de fútbol podrán tener acción pronto. Para la humanidad de a pie, que no entiende de economía, de bolsa de valores o de precios del petróleo, el balompié es el gran referente de sus vidas. Hoy, el gran pasatiempo del mundo es el fútbol. Por eso, los dirigentes deben tener presente que lo que ellos hagan o dejen de hacer afecta directamente el entorno y bienestar de los afi cionados que siguen este deporte.

Del fútbol depende “un mundo de gente”. No sólo los clubes, los jugadores y técnicos sino sus familias. Como también las familias que dependen de los empleados de las fábricas de artículos deportivos, aerolíneas, hoteles, restaurantes, clínicas, médicos, hasta el más humilde vendedor de empanadas o gaseosa. Y mucho más allá, los medios de comunicación que han ayudado a desarrollar al fútbol.

Siempre he comentado que, en el fútbol, equipo que no tenga un camerino fuerte como una familia no gana nada. Lo mismo pasa en la dirigencia. Se pueden tener posiciones disímiles, porque es muy común en el ser humano y, bien llevado, es beneficioso para el desarrollo de los emprendimientos. Pero cuando las diferencias conceptuales se llevan al plano personal o se vuelven una obsesión que lleva a posiciones irreconciliables, el desarrollo se vuelve involución y la gran perjudicada es la empresa.

Digo esto porque el fútbol ha caído en la acción sistemática de diez equipos chicos (a excepción de Santa Fe) de treinta y seis, de ponerle palos a la rueda de todas las ideas que intenta desarrollar en la Dimayor.

El gran perjudicado, de un tiempo acá, ha sido el fútbol como tal. Antes, la liga para el gobierno nacional era artículo de “primera necesidad”. Hoy es un artículo de esos que “no son importantes”.

He insistido a los disidentes para que se integren a la institucionalidad para no seguir haciendo daño al fútbol. Se han enfrascado en pelear un poder (con sólo diez votos que antes eran catorce) y abrirle el buche a la gallinita de los huevos de oro para conocer de dónde sale ese oro (con equipos súper económicos) sin más razón que pelear porque han sido derrotados dos veces en elecciones.

Alguna vez comenté que, debido a los grandes contratos fi rmados por los entes futboleros nuestros, si la dirigencia de los clubes no se ahogó en la pobreza esperaba que no lo fueran a hacer en la riqueza. Pareciera que algunos prefi eran ahogarse en la riqueza que coadyuvar a la buena marcha del fútbol profesional. Que recuerden que “esa Dimayor” es propiedad de ellos también…

Columna de opinión - Deportes - Dimayor -

Más Columnas de Opinión

Lucero Martínez

Patriarcalismo y estado

Un orden endeble que la enfermedad mundial develó, propiciando la caída cultural más estruendosa en toda la historia de la humanidad, la que será narrada por los siglos de los siglos.

Somos el producto de la invención política, soc

Leer
Fernando Giraldo

Vergüenza y desencanto

No es así en el caso del exministro Arias, por tratarse de algo debidamente juzgado. Vía tutela se concedió una nueva instancia; mientras millones de casos son ignorados o quedan invisibles. No todos reciben las mismas oportunidades. Es la Colo

Leer
Kelina Puche

Nueva política social

El programa de Ingreso Solidario, liderado por el Departamento Nacional de Planeación, y dirigido principalmente a un grupo poblacional, quizás no pobre en su totalidad, pero sí ampliamente vulnerable, que en buena medida depende de la economí

Leer
Daniela Cepeda Tarud

Paciente 31

Un mes después de la identificación de la primera persona infectada con coronavirus, dicho país había conseguido contener su expansión, con solo 30 personas infectadas. Sin embargo, la paciente número 31, a pesar de tener síntomas, continu

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web