El titulo es:Hidroituango y la ingeniería colombiana

Últimas noticias

Titanes de Barranquilla deberá ganar hoy si quiere acceder a la final del torneo.
00:00

El quinteto barranquillero perdió anoche 84-78 ante...

Juan Manuel Buelvas, gerente de Telecaribe.
00:00

La transmisión de la velada de elección y coronación de la...

Gabriela Tafur Náder lee la edición del pasado martes de EL HERALDO en la que se anuncia su victoria.
00:00

La nueva Señorita Colombia atendió a los medios de...

Imagen del ‘gran K’.
00:00

Este será sustituido por una constante matemática.

Rodolfo Llinás.
00:00

Otro importante reconocimiento para el prestigioso...

La diabetes tipo 2 se debe en gran medida a un peso corporal excesivo y a la inactividad física.
00:00

Este tipo representa la mayoría de los casos mundiales,...

Obra ‘Eros cabalga’, de Ángel Loochkartt.
00:00

Hoy se inaugura también la exposición ‘Yo seré tu reflejo’.

Eva y Candela construyen una relación única que se irá desgastando con el tiempo.
00:00

La ópera prima de Ruth Caudeli, que se proyecta por estos...

Duque en su llegada a París el pasado 11 de noviembre.
00:00

El mandatario mostró su interés por obtener recursos de...

Néstor Martínez, fiscal general, quien fungía como abogado del grupo Aval.
00:00

Jorge Pizano, quien murió hace cinco días, había revelado...

Columnas de opinión
Actualizado hace 4 meses

Hidroituango y la ingeniería colombiana

El gran economista norteamericano Thorstein Veblen (1857-1929) siempre expresó un gran interés por el rol de los ingenieros en la sociedad moderna, por su capacidad de imprimirle racionalidad a una eficacia material entre medios y fines. Esa misma impresión he tenido cuando he trabajado con ellos en algunos proyectos y consultorías. Por ello, la formación adecuada de los mismos exige grandes responsabilidades por los impactos de su desempeño profesional en recursos económicos y vidas humanas. En Canadá, cuando los ingenieros civiles ya tienen experiencia y pasan los exámenes especiales de su licencia, bien difíciles, se les entrega un anillo de hierro, donde la tradición señala que está hecho del metal de un puente que se cayó y causó la muerte de 75 obreros en 1907.

En Colombia, en los últimos años, hemos sido testigos del desplome de varias obras civiles bastante graves, que van desde el edificio Space en Medellín, el puente de Chirajara en la vía al Llano y ahora el drama de Hidroituango. Ello nos lleva a preguntarnos qué sucede en la profesión. Muchos analistas señalan que desde la postguerra del siglo pasado las corporaciones se apropiaron de los ingenieros y les infundieron el espíritu pecuniario en exceso, abandonando ese espíritu productivo que observaba Veblen. Si uno repasa estos casos, por la información que se ha filtrado de los dos primeros, todo indica que fueron errores de diseño, motivados por el afán de lucro de ahorrar costos a cambio de afectar gravemente las normas de ingeniería. Ni siquiera vale la pena mencionar el caso del derrumbe del edificio de Cartagena, pues fue un caso simple y grave de corrupción. En los diseños se debe garantizar la seguridad de los proyectos por encima de cualquier criterio. Por ello, las ofertas más baratas en las licitaciones públicas son siempre las más peligrosas. 

Pero EPM de Medellín es una empresa que todos hemos admirado. Es un caso único entre muy pocos de una empresa pública eficiente en Colombia. Verla envuelta en este proyecto de Hidroituango con amenazas tan graves lo lleva a uno a preguntarse qué sucedió allí. ¿Hubo cambios de diseños y prisa por ponerla a operar? Cuando se le dio licencia ambiental en 2009, ¿no se tenían diseños definitivos? Aun así, las aseguradoras cubrieron los riesgos. 

Siendo un proyecto de gran importancia para el futuro eléctrico del país, todos nos preguntamos qué sucedió allí, cómo fue que se llegó a esta situación, hoy aliviada un poco por el verano que viene. Tampoco EPM ha dado mucha información a la ciudadanía. No se conoce el estudio del Cuerpo de Ingenieros de Estados Unidos al examinar las condiciones de la presa. No hay una idea clara de la gobernanza contractual de la empresa con sus empresas contratistas. El pasado jueves, el ingeniero Manuel Alvarado, en una brillante conferencia en los ‘Jueves del Gran Caribe’ que resucita el Museo del Caribe, nos asombró con la información: que ninguna represa del país tiene un plan de gestión del riesgo, en caso de que se presente un desastre de una ola gigantesca. Los pueblos afectados por Hidroituango pueden hasta iniciar acciones populares contra EPM por los daños sufridos. Recuperar nuestra buena ingeniería debe ser la consigna. 

Imagen de sandra.carrillo

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1