¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

Finaliza una década

Está muy próximo el final de la segunda década del siglo XXI. En menos de 60 días estaremos ruidosamente despidiendo los diez años que a mi modo de ver han sido los más disruptivos que he vivido. Sustentaré a continuación mi convicción desde tres ámbitos: social, tecnológico y político. Por cuestión de espacio me limitaré a citar unas pocas transformaciones, dejando por supuesto la  lista abierta para ser enriquecida por ustedes si comparten mi valoración.

En lo social, Facebook, con sus más de 2.000 millones de usuarios activos por mes, sigue siendo la plataforma más popular, seguida de cerca por Youtube, Whatsapp, Wechat e Instagram. Cifras recientes del informe global digital muestran que aproximadamente el 46% de la población mundial es usuaria de estas redes, porcentaje que en 2010 no superaba el 5%. Para muchos de nosotros es una verdad incuestionable que estas nuevas formas de interacción social nos acercaron a quienes están lejos físicamente, y nos alejaron de los que tenemos cerca. Comunicarnos, usando estas herramientas, relegó el contacto personal ante el virtual, permitiéndonos además hacer cosas de las que nos avergonzaríamos hasta hace unos años; por ejemplo, difundir información sin confirmar que denigra a personas no afines a nuestras preferencias políticas o religiosas.

En lo tecnológico, una compañía creada en el siglo pasado, Netflix, inició en 2011 operaciones por fuera de los Estados Unidos y Canadá. Esta decisión administrativa se apoyó en la implementación de un algoritmo que permitía, basado en las series y películas que habíamos visto, organizar los nuevos contenidos que nos serían ofertados. Con la información que la empresa recogía y procesaba de nosotros empezó a ser posible predecir con alto grado de certeza a qué hora del dia, o qué día de la semana nos debería llegar la notificación de una nueva película del director o actor que el sistema había aprendido nos gustaría ver. Desde entonces las compañías de comercio electrónico y las campañas políticas usan estas herramientas para “construir” nuestra realidad e inducir nuestro consumo. Se calcula que Netflix hoy ocupa el 25% de la capacidad de banda ancha del planeta en un año: imaginen el gran poder que la empresa tiene en “crear” una idea de sociedad con series como House of cards, El mecanismo o Nada es privado.

En lo político, el irrespeto a las instituciones y a las personas que ostentan el poder se convirtió en moda durante esta década. Reposarán en los libros de historia los insultos soeces carentes de fundamentación argumentativa lanzados por dirigentes políticos nacionales e internacionales en contra de los que ellos habían materializado como amenaza para sus adeptos. La dignidad de un cargo dejó de ser usada para respetar la dignidad propia, y palabras como traidor, delincuente, corrupta o perdedora, llenaron las primeras páginas de periódicos y fueron tendencia de redes y medios de comunicación alrededor del mundo.

Las anteriores transformaciones sucedieron sin que notáramos que estaban sucediendo. Ellas modificaron de modo dramático la forma en que nos comportamos cuando interactuamos con nuestros semejantes, nos divertimos o decidimos el futuro de nuestros países. En mi opinión, aún no hemos logrado adaptarnos totalmente a su presencia. Nos movimos muy rápidamente del extremo racional al emocional en la toma de decisiones, lo cual en términos sociales y políticos se evidencia con la expansión del populismo por el planeta.

hmbaquero@gmail.com

@hmbaquero

Más Columnas de Opinión

Alberto Martínez

La vida en redes

El psiquiatra los notaba más ansioso que de costumbre.

Le preguntó si estaba tomando los medicamentos, y respondió que sí.

Le pidió que le indicara la hora de acostarse, y le dijo la acordada.

Al indagar por alg

Leer
Cecilia López Montano

Se dispara el COVID-19

Se sabía que el COVID-19 llegaría con fuerza a la Región Caribe, y eso que aún no se conoce lo que está pasando en los sures de los departamentos de esta parte del país, llenos de pobreza, de falta de institucionalidad en salud y con poco li

Leer
Nicolás Renowitzky R.

Cambia chino x colombiano

Una historia conocida por los de nuestra generación y parcialmente por los menos veteranos fue la del cambio de la industrialización mundial, y con esta también el cambio de los orígenes de los productos que consumimos. Analicemos, durante la

Leer
Katherine Diartt Pombo

¿Sirven los Ediles?

Sí, sirven a sus comunidades y más importante aún: fortalecen la democracia local. Entonces, ¿por qué son unas figuras tan controversiales?, que de tanto en tanto son tildadas de ornamentales e inútiles por quienes creen que representan úni

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web