El titulo es:Herencia maldita
    ¿Quieres recibir notificaciones?
    Si
    No
    5/10 INGRESAR Explora tu perfil

    Amigo lector,

    Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

    Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

  • SUSCRÍBETE

Últimas noticias

Una migrante es atendida por unos trabajadores de un PAO.
12:09

La cifra corresponde al primer semestre de 2019 en el...

Panorámica del CDI a entregar en Palmar de Varela.
12:06

Los centros atenderán a más 732 niños de esos...

Un grupo de niños  durante una actividad en un CDI de Barranquilla.
12:01

El director regional de la entidad dijo que en el último...

Harold Ramírez en acción con los Marlins de Miami.
00:04

El pelotero cartagenero conectó su cuarto bambinazo...

El pegador colombiano Óscar Rivas sacudiendo con un golpe a Bryant Jennings.
00:03

Este sábado, en el O2 Arena de Greenwich, en Londres, el...

Duelo entre los Titanes y Simón Bolívar, en el coliseo Elías Chegwin.
00:02

Los equipos triunfaron en el torneo de baloncesto ‘Viviendo...

00:02

El mánager general del Jumbo-Visma (con cuatro triunfos...

Giovanni Urshela en acción con los Yanquis.
00:01

El tercera base cartagenero brilló en el triunfo 6-2...

Buzz Aldrin delante del módulo lunar el 20 de julio de 1969. La foto la captó Neil Armstrong.
00:00

El 16 de julio de 1969, la misión Apolo 11 despegó desde el...

00:00

En la lucha por la general, el francés Julian...

Columnas de opinión
Actualizado hace 1 años

Herencia maldita

Todos los gremios de la producción de leche y la industria láctea le han “clamado” al Gobierno para excluir al subsector lácteo del TLC con Australia y Nueva Zelanda. Como presidente de Fedegán, mi petición se amplió al subsector cárnico, con argumentos que le planteé a la ministra Gutiérrez en carta que no ha merecido respuesta.

Ninguno de los TLC firmados ha reportado ventajas a la ganadería. Al contrario, por razones productivas y, sobre todo, por falta de admisibilidad sanitaria, se convirtieron en “tratados embudo” que abrieron nuestro mercado a la carne y leche de esos países, sin reciprocidad alguna para nuestros productos.

Mientras todas nuestras exportaciones de carne tienen como destino países con los que no hemos firmado tratados, con Rusia a la cabeza (60%), todas las importaciones, con Estados Unidos a la cabeza (80%), provienen de países a los que ofrecemos ventajas arancelarias de los TLC.

En la leche el desbalance comercial es evidente. A marzo de 2018 habían ingresado 14.604 toneladas de lácteos en las condiciones preferenciales de los TLC, mientras Colombia solo había colocado 1.136 toneladas.

Australia en carne y Nueva Zelanda en leche, son productores y exportadores mundiales de primer nivel, y referentes de precios internacionales de los dos productos.

Australia produce más de 2.500.000 de toneladas de carne bovina al año y exporta cerca del 75%. Nueva Zelanda, con 4 millones de habitantes, exporta también la mayor parte de su producción de leche.  

Aun sin TLC, Australia y Nueva Zelanda ya tienen arancel cero para la carne; es decir, son mercados abiertos al comercio internacional por una sencilla razón: no necesitan comprar carne y tampoco leche; no necesitan la nuestra; su único objetivo es vendernos la suya.

Como le manifesté a la ministra, “no se entiende, entonces, de dónde nace (…) el interés del Gobierno en esta negociación”. ¿Acaso para que le cuelguen otra medalla en la Alianza Pacífico por su apertura comercial a ese bloque, a costa de 500.000 familias de la Colombia rural?

No se entiende por qué un gobierno que no hizo nada por la admisibilidad sanitaria y, por el contrario, permitió la reinfección de fiebre aftosa y perdió el estatus de país libre con vacunación, lo cual cierra las puertas de los mercados con TLC, nos quiere dejar la herencia maldita de otro embudo comercial que golpeará a las cadenas cárnica y láctea.

No se entiende por qué, frente a las declaraciones del presidente Duque, de no negociar nuevos TLC para concentrarse en los existentes, Santos se obstina en dejarle “amarrado” uno más, y quizás el más gravoso para ese campo que tanto parecía preocuparle cuando negoció la reforma rural fariana. 

No se entiende la sordera presidencial frente al clamor de la sociedad civil. Es como querer ser escuchados en una bulliciosa fiesta de despedida.  

@jflafaurie

 

Imagen de sandra.carrillo
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un dígito

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

Estimado lector,

Acceso ilimitado
¿Ya tienes una cuenta?
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
Copa america Brasil 2019 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí