¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

Viralizando

Hace unos días, haciendo mercado en un centro comercial, le tocó atenderme a una chica  con una gripa que pretendía contener con un pañuelo facial en el que estornudaba y echaba sus mucosidades, luego lo ponía en el mesón, manipulaba los alimentos con la mano contaminada y recibía y entregaba dinero con esa misma mano; arreciaban las mucosidades y tomaba nuevamente el pañuelo para reiniciar un ciclo perfecto de expansión de su virosis. Como pude, le ayudé a pasar la compra sin que tocara los elementos, mientras le decía que no podía seguir trabajando en esas condiciones y que debía ponerse un tapabocas.

Cuando me prestó atención, ante mi insistencia, me dio una mirada en la que supe que no lo iba a hacer porque no podía abandonar esa caja, so pena de meterse en problemas. Así que me dirigí a atención al cliente y expuse la situación, la chica estaba ocupada, interrumpí lo que hacía, me identifiqué como médico, le dije con toda claridad mi preocupación y le solicité que fuera a resolverlo. Me fui con la convicción de no haber sido escuchado y que no lo iban a hacer, y con la certeza de saber que debía lavar todos los alimentos, inclusive las bolsas, antes de almacenarlos; lo cual hice.

Un virus es un microorganismo que sólo puede multiplicarse dentro de una célula, compuesto por un pequeño genoma de ADN o ARN rodeado por una envoltura proteica, a nivel estructural, pero con un significado llevado a niveles mitológicos porque se le asocia con epidemias devastadoras. Los virus y las bacterias, paradójicamente, están en los mismos orígenes de la vida, nosotros no los conocemos pero ellos a nosotros sí, han crecido y se han desarrollado dentro y fuera de nuestras células.

Y mutan, inclusive en nuestro terruño. Todos los años, para las mismas épocas, aparecen las mismas virosis a las cuales les ponemos nombres diferentes, pero son los mismos virus estacionales que conozco desde cuando hice mi internado en el Barranquilla Memorial Hospital a mediados de los 70, aunque varían en presentación  de los síntomas debido a estas mutaciones.

Y mutan, precisamente, porque somos el caldo de cultivo perfecto para que se reproduzcan y adopten formas nuevas, somos absolutamente ignorantes en salud de la comunidad: nadie se tapa la boca o la nariz para toser o estornudar, se suenan las narices y botan las secreciones al piso en cualquier sitio, nadie usa un tapabocas al tener síntomas, las personas lanzan todo tipo de basuras a la calle con la consecuencia nefasta de tapar los desagües, nadie se lava las manos en los restaurantes antes de comer; y así, un montón de situaciones sin las mínimas condiciones de salubridad.

La mejor forma de tratar de contener el impacto del Coronavirus y cualquier otra virosis, es dejar la paranoia, dejar de ser tan cochinos comunitariamente, y lavarse las manos cuando lleguen a su casa. Con eso estamos haciendo bastante.

Haroldo Martínez

haroldomartinez@hotmail.com

Columna de opinión - Columnista - opinión -

Más Columnas de Opinión

Iván Cancino G.

#SiYoMeCuido

Todos queremos normalidad, salud, recuperación económica, pero parece que en más de dos meses de aislamiento en los que debimos aprender a cuidarnos, no lo hicimos, por eso cómo vamos, la salida será otra vez cerrar actividades y ciudades.

Leer
Orlando Araújo

De virus y desvaríos

No falta quien sostiene que detrás de todo está la industria farmacéutica, en un siniestro intento por reactivar el lucrativo negocio de las vacunas. Sin embargo, dicen otros, por aquí lo único que se ha reactivado ha sido la venta de papel h

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web