El Heraldo
Opinión

¿Quiénes somos?

La pregunta que surge al saber de dónde venimos es pensar en qué nos hemos convertido como grupo social y como personas.

Es el título de un libro escrito a cuatro manos por Luigi Luca Cavalli-Sforza, especialista en genética de poblaciones, y su hijo Francesco, director de cine, en un intento colosal para tratar de entender las diferencias entre los grupos poblacionales desde las perspectivas genética, lingüística, herencia cultural, coeficiente de inteligencia promedio de los habitantes; con el fin de plantear lo que se pueda hacer como individuo y sociedad para cambiar el estado actual de cosas a nivel glocal.

Es de 1993, lo leí en 2011 y lo releo hoy 10 años después, en un intento de aplicar aquello de “pensar globalmente para actuar localmente”, ir a las fuentes científicas para tratar de entender quiénes somos los colombianos y ver qué se puede hacer en un panorama tan sombrío. El libro sigue actualizado en el sentido de ser testigos hoy de las mismas guerras de todo tipo, desde las económicas hasta las religiosas, pasando por las raciales habiendo una sola raza en el mundo; hasta la guerra cibernética en la que se acaba con la vida de una persona con un solo meme. De igual manera, el deterioro y caída de la máscara de todos los sistemas económicos y políticos, la polarización de los discursos, la xenofobia, la homofobia, la violencia estatal, la corrupción basada en la mentira.

Mentir es un síntoma y siempre muestra un lado oscuro del que miente, sea una persona, grupo de personas o el Estado. La historia demuestra día con día que todos los gobiernos mienten de alguna manera, es una dinámica que se ha venido desarrollando con base en los intereses políticos, económicos y sociales de cada país; hasta en el Estado del Vaticano se miente.

Asumimos ser el producto de un cruce no solicitado entre las etnias de este lado del mundo y una etnia invasora de un tal primer mundo quienes, además, trajeron en función de esclavos una tercera etnia, para crear la base genética, lingüística y cultural que somos a partir de un mestizaje al que denominamos Colombia.

El producto de todas esas consideraciones influye en el desarrollo de la psique individual y colectiva para crear un paradigma social que nos representa internamente al darnos una identidad como colombianos y también nos muestra en lo global.

La pregunta que surge al saber de dónde venimos es pensar en qué nos hemos convertido como grupo social y como personas, cómo nos vemos y cómo nos ven como colombianos.

De la piel para adentro el panorama es delicado desde antes de la pandemia –para que no sigamos con las mentiras–, a nivel político, económico, laboral, social, educación, salud, violencia, corrupción. De la frontera hacia afuera el mundo no deja de asombrarse con nuestro extremismo, desde el acto más sublime de nuestros deportistas hasta el infierno más dantesco de las noticias de violencia en el mundo.

En eso nos hemos convertido, pero es también otra mentira. Eso no es lo que somos.

Haroldomartinez@hotmail.com

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Tatiana Dangond

La mentira de Instagram

Aunque para muchos resulte obvio que Instagram afecta la salud mental de sus usuarios, los resultados de un estudio realizado por Facebook y dado a conocer esta semana por The Wall Street Journal muestran los graves efectos de esta red social sobr

Leer
El Heraldo
Rafael Nieto

Por una Colombia sin crimen

La seguridad se está deteriorando a pasos agigantados. No es un problema de percepción. Las cifras lo demuestran: el delito común está tornándose más violento; asesinan un promedio de dos miembros de la fuerza pública por día; a junio llev

Leer
El Heraldo
Ismael Cala

Desconéctate para conectar contigo

La tecnología ha sido nuestra gran aliada para facilitarnos la vida, de eso no cabe la menor duda. Sin embargo, es normal que, ante el uso y abuso constante de cualquier artefacto conectado a internet, nos sintamos tan agotados que nuestro cuerpo

Leer
El Heraldo
Jesús Ferro Bayona

Amor eterno

Parece que fue ayer cuando se dijo : “Almas y corazones con dolor, salud en su señor que es el Amor”. Pero no fue ayer. Hace siglos que Dante Alighieri lo cantó. Esta semana que termina, el mundo entero conmemoró los 700 años de la muerte

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.