¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
El Heraldo
Opinión

No más Covid-19

Ese egoísmo es el principal factor de contagio, increíble pero cierto.

Prometo no hablar más de esta virosis aunque salga la vacuna salvadora, es un acto de rebeldía contra la sociedad local y mundial. Mi cerebro no alcanza a concebir cómo la humanidad entera puede ser tan ignorante y despreciativa de la vida como para lanzarse a la calle en busca de nada ante el peligro de llegar a contagiarse de una virosis que ha demostrado toda su letalidad con cifras de un millón de fallecidos a nivel mundial.

Pensaba, ingenuamente, que en los “países en desarrollo” o del “primer mundo” (las comillas son de burla), podría darse un mejor control de esta pandemia que en los “países del tercer mundo” (las comillas son de lástima), teniendo en cuenta las mentiras que nos cuentan acerca de ser muy educados socialmente y, por tanto, responsables de su accionar individual para que no afecte a lo grupal. Pura paja, pura carretilla, inventos de ese supuesto primer mundo para seguir conquistando, manipulando, explotando a ese mundo que denominaron de tercera categoría.

Han sido igual de irresponsables que los de este lado del Atlántico, considerados personas sin ningún criterio de convivencia social y, por tanto, vulnerables a cualquier noxa. Lo cierto es que vamos detrás de ellos a nivel de picos de contagios y letalidad, ellos empezaron y lo trajeron para acá; así como en 1492, cuando llegaron a conquistar, manipular con la religión, explotar, asesinar y contagiar con sus enfermedades de transmisión sexual que los “indiecitos americanos” (comillas de orgullo), no tenían. Todavía no entiendo por qué se celebra el 12 de octubre como el Día de la Raza.

Las imágenes de la irresponsabilidad en las playas del Atlántico, imagino que en las del Magdalena sucedió lo mismo, o en los paseos de olla en todo el país en “puentes festivos” (comillas etílicas), no tienen nada que envidiar a las que mostraron de algunas playas europeas, así como en cafeterías al aire libre tan arraigadas en la cultura del otro lado del Atlántico. Las caras a ambos lados del gran charco que nos separa, tenían la misma expresión de ingenua estupidez en la que se niega la realidad del mundo porque me estoy divirtiendo de tal manera que doy libertad a mi “niño interior” (comillas con una ceja levantada), y eso es lo único que importa.

Ese egoísmo es el principal factor de contagio, increíble pero cierto. Esa decisión en la cual no le creo a la ciencia, me confunden las noticias, me ahoga el tapabocas, son puras intrigas de políticos o de científicos que quieren cambiar nuestro código genético, mi abuela sabe más que todos ellos, es un negocio de los médicos para ganar dinero con el virus, es mejor morir en la calle que encerrado; todo eso junto es lo que explica que despreciemos la vida creyéndonos inmortales, no sigamos los protocolos de bioseguridad y garanticemos el rebrote.

No hay nada que hacer, no vamos a cambiar jamás; hay que seguir cuidándose.

haroldomartinez@hotmail.com

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
William Mebarak

Narices chatas

Hablo del boxeo y siento una emoción especial que solo me trae excelentes recuerdos, muchos protagonizados por seres titánicos, humildes, hombres fuertes de cuerpo y llenos de sueños por alcanzar la cima. Es mi disciplina favorita, la que más

Leer
El Heraldo
Yamid Amat Serna

Martina y Mateo

Martina es silenciosa, cuidadosa y dulce. Amorosa. Camina con cuidado como si todo a su alrededor fuera de cristal. Es respetuosa e íntegra, sus ojos son luz pura, danza con el viento, sus movimientos son claros y precisos. Por momentos parece fl

Leer
El Heraldo
Horacio Brieva

La contradicción principal

En 2001 decían que la contradicción principal de Colombia era entre Estado y guerrilla y que el adecuado para resolverla era Álvaro Uribe, pues prometía un gobierno de “mano firme”.

El petrismo sostiene que hoy la contradicción

Leer
El Heraldo
Álvaro De la Espriella

Muy inoportuna

El país se enfrentó el año pasado sorpresivamente a un evento mundial para el cual no estábamos preparados. Ya lo mencionamos también hace poco en estas columnas. La verdad es que medio mundo tampoco estaba en condiciones de esta avalancha te

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web