El Heraldo
Sociedad

Triunfal y oportuno regreso de Borat

Han pasado casi 15 años desde que vimos la primera versión de Borat cuya originalidad nos sorprendió tanto, que ha sido imposible olvidarlo.

Han pasado casi 15 años desde que vimos la primera versión de Borat cuya originalidad nos sorprendió tanto, que ha sido imposible olvidarlo. Es tal el nivel de riesgo que toma Sasha Baron Cohen, actor que interpreta el personaje, que se ve obligado a hacer uso de todo tipo de indumentaria para poder presentar su segunda producción sin ser reconocido.

Al igual que la primera vez, en “Borat Subsequent Moviefilm”, como se denomina la segunda, el escritor, actor y director se introduce en el corazón de cierto sector de la sociedad estadounidense para mostrar, con sagacidad e ironía, la mentalidad, los prejuicios, y la idiosincrasia que lo caracteriza.

Entrando por el estado de Texas, el recorrido es por las zonas del sur, donde se encuentra la mayoría de los grupos que se identifican incondicionalmente con las políticas del actual presidente Trump. Por supuesto, es un escenario muy lejano del de las grandes ciudades con cultura liberal y alto nivel de educación.

Al comienzo de la película vemos a Borat cumpliendo condena en un campo de trabajo forzado en su imaginario país, Kazajistan, culpado de la debacle económica. Pero el gobierno le propone perdón a cambio de cumplir una misión especial que consiste en acercar al presidente de su país al círculo de hombres fuertes que rodean a “McDonald Trump”, que incluye Putin, Bolsonaro, Kim Jong-un y Kanye West.

Para ello, debe hacer entrega de un regalo especial a alguien cercano a Trump, y el escogido es el vicepresidente Mike Pence. El regalo es un mono, que después, por circunstancias inesperadas, se termina intercambiando por la propia hija de Borat, Tutar (Maria Bakalova).

En el recorrido se producen varias situaciones en las cuales el director expone a los seguidores de teorías conspiratorias y creencias religiosas divulgadas por organizaciones como QAnon, como la que culpa a familia Clinton de tomar la sangre de los bebés que matan, o afirmar que el Covid es una invención de ciertas élites para beneficio económico.

Borat se introduce en mítines del partido republicano, se aloja en casa de personajes donde puede correr gran peligro, y desafía a la gente ante temas como el aborto, el machismo, la inmigración, la tecnología y el racismo.

Baron Cohen es por encima de todo un comediante, y utiliza este hecho para crear, con un formato estilo documental, un cuadro tan aterrador como irónico de la sociedad americana. Haciéndose pasar por periodista logra exponer personajes como Rudy Giuliani, abogado personal de Trump, quien ha negado lo que con evidencia se muestra en el filme.

Su lanzamiento, justo antes de las elecciones mas importantes en la historia de los Estados Unidos, resulta contundente. Sin límites que lo detengan, Cohen se introduce, a veces con chaleco antibalas, en los círculos mas allegados del presidente Trump, y nos expone a escenas a veces cómicas, a veces chocantes, pero planeadas con gran inteligencia, que cumplen su cometido de exposición y denuncia.

savdieg@gmail.com

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Johanna Zuccardi

Obesidad infantil

La obesidad infantil puede generar graves consecuencias para la salud a corto y largo plazo, como diabetes, enfermedades cardiovasculares, trastornos musculoesqueléticos y problemas psicológicos. Por lo tanto, es fundamental tomar medidas para p

Leer
El Heraldo
Álvaro De la Espriella

Un análisis económico

No se trata aquí hoy de dictar una cátedra de Economía Política ni mucho menos sentar doctrina sobre la difícil situación que atraviesa el país en estos momentos por la coyuntura económica y social que se ha traducido en los resultados de

Leer
El Heraldo
Amylkar D. Acosta M.

Recetando placebos

Cómo se recordará en octubre del año pasado XM, la empresa que administra el mercado mayorista, alertó sobre el riesgo del efecto dominó que podría derivar en una crisis sistémica que comprometa la prestación del servicio de energía, debi

Leer
Ver más Columnas de Opinión
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.