Columnas de opinión |

Parásito

La nueva película del director coreano Bong Joon-Ho es una innovadora historia de contenido social que parece acoger todos los géneros. Por un lado, nos muestra el drama que vive una familia de estrato económico bajo, los Kim, que no logra cubrir sus necesidades básicas, y por otro, de manera irónica, nos hace experimentar la diferencia de prioridades con la familia Park, donde la bonanza impera, terminando con un particular thriller entre las dos, que nos sorprende sin desentonar en ningún momento.

Al comienzo de la película vemos a los Kim, el padre, la madre y sus dos hijos, viviendo en un miserable sótano con un pequeño baño, donde se las ingenian para robar la señal de internet, y trabajan armando cajas para una pizzería cercana, con lo cual no logran lo mínimo necesario para la subsistencia.

La situación empieza a cambiar cuando un amigo del hijo le ofrece un trabajo: sustituirlo como tutor de una rica adolescente, la hija de la familia Park. Ante la deslumbrante opulencia que el joven aprecia en su nuevo lugar de trabajo, la imaginación le empieza a funcionar, y un abanico de oportunidades se abre para los Kim. De manera ingeniosa se van apoderando de las posiciones laborales, introduciéndose como parásitos dentro del seno familiar de los Park, hecho que desemboca en episodios inesperados, surrealistas y kafkianos. 

A medida que la interacción entre las dos familias evoluciona, nos vamos enterando de dos realidades extremas, cada vez más presentes en el mundo actual, que ve la paulatina desaparición de esa clase media, fuerte como el hielo, pero que se desvanece a la intemperie, como la escultura de Nora Ligorano y Marshall Reese que la representa.

Vemos también cómo las prioridades de cada familia difieren, la distinta actitud que toma cada una ante las desavenencias, y el contradictorio grado de compasión que puedan mostrar hacia los demás. Pero en últimas, lo que de verdad entendemos es que cada una es víctima de su circunstancia. Joon-Ho no toma posición y no cae en el paternalismo que se suele apreciar en historias similares. Hay un fondo de imparcialidad que le da aún más fortaleza a la narrativa, que se acompaña de una excelente puesta en escena y un meticuloso reparto.

El director coreano, reconocido ya por su extensa obra cinematográfica, que comprende Memories of Murder (2003), The Host (2006), Snowpiercer (2013) y Okja (2017), demuestra una vez más su capacidad de manejar una buena historia, arrastrando a la audiencia hacia una experiencia única, que combina de manera eficiente el entretenimiento y el contenido.

Después de que el año anterior Okja fuese atacada en el Festival de Cannes por entrar directo a la plataforma de Netflix, este año el director fue recompensado con la Palma de Oro por esta espectacular producción, que desde ya se comenta, se convertirá en un clásico.

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado
Imagen de maria.vega
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web