Columnas de opinión |

Hacia la luz

“Nada es tan bello como aquello que desaparece ante nuestros ojos”

La directora japonesa Naomi Kawase conocida por Sweet Bean (2016), nos trae una nueva historia, mas intima y sensual que la anterior, centrada en la fascinante visión de aquellos que no ven.

La historia se refiere a Nakamori (Masatoshi Nagase), un fotógrafo que está perdiendo la vista progresivamente. Su situación es desesperante, difícil de admitir, y frustrante, lo cual compartimos como audiencia a través de las angustiantes imágenes que la directora comparte.

Nakamori asiste a una sesión de cine con Misako (Ayame Misake), una joven cuyo trabajo es relatar y comentar películas para personas no videntes. La vemos frente a la pantalla haciendo su trabajo ante un comité de ciegos, quienes con cierto sentido del humor hacen críticas constructivas a su labor. Las descripciones que ella hace no pueden ser muy exactas, pues no dejan espacio para la imaginación, pero tampoco muy superficiales, que hagan perder el sentido. Encontrar el balance no resulta fácil.

Cuando Misako se confronta con Nakamori, los comentarios adquieren otro nivel. El hecho de que el fotógrafo conserve aun algo de visión le permite exigir mas de ella, y a medida que su mirada se hace cada vez mas borrosa y difuminada, sus críticas van tomando un tono mas fuerte y directo, cuestionando su habilidad para ejecutar ese tipo de trabajo. Parte de ello se debe por supuesto a su propia frustración, pero parte también a que ha pertenecido, o pertenece aun, al mundo de los que ven.

Misako se siente afectada, pero al mismo tiempo no se deja intimidar por los agrios comentarios de Nakamori. Por el contrario, cuestiona su capacidad de imaginación, hecho que se presta para que la relación entre los dos empiece a tomar otro rumbo.

No solo surge la atracción física entre los dos, sino que se produce una compenetración intelectual cada vez mas fuerte, donde se involucran mecanismos de poder y dependencia característicos de situaciones como esta, y que la directora plantea con gran sensibilidad.

El hecho de que quien pierde la capacidad de ver sea un fotógrafo hace que la situación sea mas dramática y apremiante. Los “close-ups” de su visión sobre el lente nos hacen sentir la claustrofobia provocada por ese parcializado rango visual, cuyo único escape es llamar a trabajar a la imaginación.

La película está llena de sutilezas que nos hacen evaluar conceptos de estética y belleza desde otra perspectiva, la de quien no ve con los ojos sino con la mente, transformando tanto la realidad como la fantasía; nos lleva a cuestionar también la noción del tiempo necesario para observar un objeto y fijarlo en la memoria, y si su descripción es suficiente para que perdure como imagen.

Pero si bien la cinta provoca planteamientos filosóficos profundos, también se requiere la sensibilidad del espectador para captar la vivencia de ese espacio íntimo, pero a la vez infinito que puede ser el campo visual.

La cinta fue nominada a la Palma de Oro en el Festival de Cannes en 2017, y ganó el premio del Jurado Ecuménico.

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado
Imagen de sandra.cantillo
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web