El Heraldo
Revista Miércoles

¿Porqué nos enamoramos de quien no nos conviene?

 Esto se produce, sobre todo, porque la propia persona no pone en primer lugar sus propias necesidades, sino que se obsesiona con hacer o ser la persona que cree ser la que le gustará al otro. La persona enamorada tiende a verse, valorarse a través de la opinión y juicio del otro, llegando este hecho a ser muy dañino para sí mismo.

Todos conocemos a alguien que ha querido a otra persona de forma intensa y que no ha sido correspondido o que esa relación no le convenía.

En esta vida nos podemos enamorar de la persona equivocada, esto lo sabemos, pero a veces la mente no es capaz de analizar de forma fría y sensata, esto es así por varias razones, y analizaremos algunas de esas:

1- Porque a primera vista, nos gusta muchísimo en algunos aspectos visibles como que es una persona muy atractiva, tiene dinero, es muy divertida, el sexo es ideal. El rasgo positivo es tan intenso y fuerte que impide darnos cuenta, de otros aspectos de su personalidad y ver la relación como un todo.

Entonces, concluimos apresuradamente que si esa persona nos amara nuestra vida sería mejor o más completa. En realidad no nos enamoramos de la persona en sí, porque en la mayoría de los casos no la conocemos lo suficiente, sino de la imagen idílica que hemos formado, nos enamoramos de la persona que nos gustaría que fuera, y los imprescindibles no los analizamos, por ejemplo si te gusta que sea inteligente, de gran corazón, fiel, amoroso etc…

2- Haber salido de una relación dolorosa y meterse al poco tiempo en otra para olvidar lo sufrido. En ocasiones, aunque sean migajas de afecto y amor, cualquier cosa vale para olvidar lo anterior y puede minimizar aquellos aspectos que en condiciones normales nos avisarían que la relación no conviene.

3- Miedo a la soledad al sentirse la persona sola presionada en un medio donde todo el mundo tiene pareja, el aburrimiento de su vida les agobia, buscan aplicaciones en redes sociales para encontrar parejas y se involucran en relaciones por estar y se apresuran con el primero que les recibe y que tal vez no le conviene “un peor es nada”, y después no saben cómo salir de ahí.

4- La baja autoestima. Existen personas que aceptan migajas de cariño, sexo o amor porque no se atreven a enfrentarse a la otra persona por miedo a perderla. Ahí la voz interior y la seguridad en uno mismo tiene un papel fundamental. Esto se produce, sobre todo, porque la propia persona no pone en primer lugar sus propias necesidades, sino que se obsesiona con hacer o ser la persona que cree ser la que le gustará al otro. La persona enamorada tiende a verse, valorarse a través de la opinión y juicio del otro, llegando este hecho a ser muy dañino para sí mismo.

La conclusión que saca es que se ha enamorado de quien no debe, pero la realidad puede ser que no se ha querido lo suficiente a sí mismo.

Sea cual sea la causa, sé sincero contigo mismo, quizá en este punto te ayude un profesional de la psicología.

Visítame en www.miterapiadepareja.com

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Fernando Giraldo

Un mal innecesario

Los partidos políticos en lugar de trabajar por la mayoría de los colombianos se dedican a dar espectáculos bochornosos de mezquindad, egoísmo y anti-política, sin democracia. Hacen encuestas que amañan, adulteran y aceptan según los result

Leer
El Heraldo
José Consuegra

A merced de la ciberdelincuencia

Las frecuentes denuncias del saqueo de cuentas bancarias y cupos de tarjetas por obra de la ciberdelincuencia se han vuelto comunes en el mundo digital. En Colombia, esta práctica delictiva se encuentra en ascenso en sus diferentes modalidades y,

Leer
El Heraldo
José Félix Lafaurie

Que siga la “Farcsa”

Discrepo del expresidente Uribe en su carta al secretario general de la ONU, cuando afirma que “acuerdo de paz no ha habido”, porque sí lo hubo, pero entre un gobierno que representa a 50 millones de colombianos y unos narcoterroristas que no

Leer
El Heraldo
Ricardo Plata Cepeda

COP26: Es la deforestación

Primera escena: Corría el año 2001. Un grupo de funcionarios de empresas mineras y petroleras nos trasladamos en avioneta primero y por trocha después a la vereda Los Pozos, en San Vicente del Caguán, sede del campamento que el gobierno montó

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.