El titulo es:Escándalos hipócritas

Últimas noticias

08:29

La jefa de gobierno logró el miércoles un proyecto de...

08:10

El hecho ocurrió la noche de este viernes, en la vía...

07:37

Según el Washington Post, con el que colaboraba ...

El príncipe heredero de la corona saudita, Mohammed bin Salman.
07:27

De acuerdo con el Washington Post, la agencia de...

Un joven transita frente a una de las sedes de Electricaribe en el norte de la ciudad.
00:20

La Superintendencia de Servicios señala que la prórroga...

María Poulisse recibe la medalla Barrancas de San Nicolás, de parte del concejal Juan Carlos Zamora.
00:05

Directora recibió medalla Barrancas de San Nicolás....

Foto referencia.
00:01

El último contacto con el submarino ocurrió el 15 de...

Migrantes de varios países intentan atravesar la frontera de Estados Unidos con México.
00:00

En las redes sociales rechazan a los  centroamericanos.

Comercio en Barranquilla.
00:00

En Barranquilla, el ICC se situó en 2,4% para octubre.

Grupo de galardonados en la novena edición del Premio Mérito Empresarial de la Unisimón.
00:00

Fueron reconocidos por el Premio Mérito Empresarial.

Columnas de opinión
Actualizado hace 3 meses

Escándalos hipócritas

Nos llenan los ojos y los oídos desde hace unos días con el más reciente escándalo que toca nuestra “sensibilidad social”. Qué horror, había una red de prostitución en Cartagena. Nos informan de algo que todos sabemos está allí, es parte de la normalidad, no solo de esta ciudad sino de tantas otras de esta nación y del mundo entero.

Las redes sociales, esas grandes testigos de la perfidia humana, están llenas de gente especulando con los chismes de quiénes eran los clientes y cuáles son las niñas. Porque lo chévere es ahora divertirnos con el tema. Se tapa nuevamente la verdadera razón de la prostitución: la inequidad. Y no una inequidad, no cualquier inequidad.

Como bien lo advertía Catharine MacKinnon, no tener control sobre las relaciones sexuales en el feminismo, equivale a lo que en el marxismo ha sido no tener control sobre las relaciones laborales. (Hacia una teoría feminista del Estado, Ediciones Cátedra, 1989). A través de la historia, podemos constatar que el cuerpo de la mujer ha sido siempre objeto de intercambio, de venta y de tráfico (Rubin, Levi-Strauss, Douglas, Mead). El cuerpo femenino es el cuerpo de un ente, un ser inmanente (Beauvoir) dominado por el ser trascendente y ordinariamente en el poder.

En este caso reciente entre nosotros, se podría creer que una mujer que maneja una red de prostitución o aquella que vende su cuerpo, son autónomas y deciden utilizar el poder de su cuerpo femenino y de su sexualidad, para obtener dinero. Mas bien, preguntémonos por qué es casi siempre ella quien tiene que resolver su vida mediante el ejercicio de la prostitución.

La desafiante ‘Madame’ cartagenera nos sorprende con su tono y sus señas. Uno piensa, no solo qué sabe ella, qué poder ha obtenido con aquellos que conoce y a quienes atiende, sino que ella ha conocido el poder del sexo como desarme. No es una víctima, es una transgresora que nos enrostra la realidad de nuestra sociedad. Es una diosa que se burla en la cara de quienes se rasgan las vestiduras.

Se habla con horror del militar que tatuaba a las chicas con señas que indicaban que él es su dueño, o sea quien había accedido a su cuerpo virgen y por lo tanto tenía derecho a negociarlas. Me permito preguntar por este medio público: eso que produce dolor moral y oprobio, ¿no será simplemente un espejo aumentado de la terrible realidad que persiste a pesar de las luchas feministas? 

¿A cuántas miles de niñas en el mundo, tan solo en lo que va corrido del año, les han cercenado el clítoris para que no puedan vivir el placer del sexo y así pertenecer del todo al hombre que le toque, quien se va a reproducir a través de ella? ¿A cuántas chicas no han matado simplemente por querer estudiar? ¿Cuántas mujeres han muerto en Nepal este año por ser obligadas a dormir en sitios inadecuados durante los días de su regla?

¿Se necesitan más ejemplos de cómo el cuerpo femenino es el repositorio de tantas costumbres y fantasías y abusos? El problema no son unos criminales que llevan las cosas al extremo.

El problema somos todos que aún convivimos en este tipo de sociedad y reproducimos de maneras micro hasta inequidades invisibles.

Imagen de sandra.carrillo

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1