El Heraldo
Opinión

Corchar, pavo, mica

Lo que se pregunta por ahí

A una empleada le hice una pregunta sobre un trabajo, y me dijo: “¡Doctor, ahí sí me corchó!”. ¿De dónde sale ‘corchó’? AM, B/quilla


A alguien lo corchan cuando desconoce una respuesta o cuando no da con la solución de un problema o cuando saca mala nota en un examen, y entonces, según algunos lingüistas, queda “avergonzado, humillado, turbado, y como comprimido dentro de una botella tapada con un corcho, lo que impide que le broten las palabras”. Esto me parece una idea rebuscada y fácil para explicar el origen de una locución popular; aún más, antes que ‘lo corcharon’, sería más explícito decir ‘lo envasaron’ o ‘lo embotellaron’. En realidad, el colombianismo ‘corchar’ viene del francés crochet, uno de cuyos significados es ‘gancho’, pues para elaborar el tejido de ese nombre se usa una aguja especial que termina en forma de gancho. En español existe una figura fonética llamada metátesis, que consiste en la alteración del orden de las letras en una palabra (Gabriel-Grabiel, aeropuerto-areopuerto). Crochet, referido al tejido, en nuestro idioma quedó como ‘croché’, pero cuando significaba ‘gancho’, en Colombia pasó, por metátesis, a ‘corché’. Entonces, con un corché (o gancho) ‘te corché, te enganché, te cogí, te pesqué, te pillé’, o, lo que es lo mismo, me di cuenta de tu olvido, supe de tu incapacidad, sorprendí tu ignorancia… 

¿Cómo surgió la frase “quedó comiendo pavo”? Aurelio Valera, Malambo


El pavo es originario de América, y fue domesticado hace algo más de dos mil años por aztecas y otros pueblos indígenas mexicanos. Su carne ha sido muy apreciada, pero, por costos, su consumo se daba con más frecuencia en las fiestas de fin de año o durante la celebración de ciertos bailes elegantes o de los que querían parecerlo. Hasta hace algunas décadas, en casas o en sitios de eventos, durante esos bailes las muchachas solteras se ubicaban en sillas dispuestas alrededor o cerca de la pista, hasta donde se acercaban los jóvenes para invitarlas a bailar. Cuando ellas permanecían sentadas porque nadie las convidaba a la pista, por broma se decía que se habían quedado “comiendo pavo”, vianda que, junto a otras, repartían los meseros o ellas mismas se la servían. 

Sobre todo en los pueblos, cuando no existían inodoros, ¿por qué a las bacinillas las llamaban ‘micas’? David García B., s. i.


‘Mica’ es un colombianismo registrado en el Diccionario de americanismos de la Academia de la Lengua como “recipiente que se usa para recoger los excrementos humanos”. Deriva de mika, voz del idioma indígena aymara-quechua, que, según el experto Héctor Bolaños Astorquiza, significa “vaso de noche (o de día)”. Otros dicen que significa ‘plato chato’, y otros más lo traducen como ‘plato de madera’. La palabra, excepto en el de americanismos, no aparece en otros tipos de diccionarios de español, y es un ejemplo más de los muchos vocablos que las lenguas indígenas han aportado a nuestro idioma: chicle, patatús, chocolate, cancha, cigarro, butaca…

edavila437@gmail.com

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Javier Castell Lopez

Clasificada con poco juego

“La Eliminatoria es el arte de sumar puntos”, expresó Carlos Queiroz en su presentación como técnico de la Selección Colombia. Con cierto aire filosófico del fútbol, no se dio cuenta que estaba diciendo una obviedad. Claro, hay que sumar

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.