El Heraldo
Opinión

Canciller, ‘línia’, pelagatos

Lo que preguntan por ahí.

 

¿Por qué llaman canciller a los ministros de Relaciones Exteriores? Enrique De la Rosa, B/quilla Se trata de una costumbre de países iberoamericanos. La palabra viene del francés chancelier, que designaba a la persona encargada de resguardar entre rejas el sello oficial de la Corona, con el que se lacraban las cartas reales y se autorizaban privilegios. A España, el término pasó como ‘canciller’, y desde el siglo XII también designaba en ese país al encargado de custodiar el sello real. La voz ha sido abarcadora, pues, en diferentes épocas y espacios, los cancilleres, además de guardianes del sello, han sido los empleados en el servicio exterior (embajadas, consulados…), los ministros de Relaciones Exteriores de países de Iberoamérica o los jefes del poder Ejecutivo en Alemania y en Austria. Por la ambigüedad que ha alcanzado la palabra, la Fundación del Español Urgente sugiere que, dependiendo de cuando corresponda, no se diga canciller, sino ministro de Relaciones Exteriores o primer ministro o jefe de Gobierno.

Escucho a gente supuestamente culta decir ‘línia’ y no línea, ‘rializar’ y no realizar… ¿Por qué? Alberto Lamadrid, B/quilla

Las personas que dicen ‘línia’ y ‘rializar’ no pueden ser consideradas cultas, puesto que no asumen con corrección las normas del idioma o sus hábitos asociados. Sin embargo, en favor de ellas podríamos decir que hablan con descuido quizá obedeciendo, sin saberlo, a una ley fonética que señala que las ‘e’ átonas seguidas por vocal, como es el caso de las ‘e’ de línea y de realizar, “pasan a ‘i’ conservando timbre y tonicidad”. Más allá de esto, cualquier cambio fonético o gramatical comprueba que una lengua, como el organismo vivo que es, constantemente se renueva; si no fuera así, hoy seguiríamos hablando en latín.

¿De dónde sale y qué significa pelagatos: “La fiesta no estuvo buena porque fuimos cuatro pelagatos”? Roberto Gómez Ballestas, B/quilla

Pelagatos es palabra compuesta, formada por la unión de dos palabras simples: un verbo, pelar, y un sustantivo, gato. Se refiere a una persona mísera, hambrienta, insignificante, desvalida, casi un paria. En la Edad Media, periodo de hambrunas reiteradas, para sobrevivir, los menesterosos consumían carnes de animales de todo tipo. Uno de los más perseguidos era el gato, por doméstico y manso y por reproducirse con rapidez. Cuando los robaban para consumirlos, los desollaban y luego abandonaban sus pieles. De allí surgió la denominación de pelagatos. A propósito de gatos en el Medioevo, en Europa, en posadas y restaurantes de dudosa reputación, cuando había escasez de carne vacuna se ofrecía a los comensales carne de liebre, que también era apreciada, pero a cambio de esta se les servía carne de gato, de textura parecida. Por eso, para describir un engaño o una estafa se dice “le dieron gato por liebre”. Pelagatos ha dado un singular, pelagato, que alude a un joven menor que su pareja o a un adolescente que presume de adulto.

edavila437@gmail.com

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Rafael Nieto

Desastre en Cancillería

Álvaro Leyva dijo que le “complacía informar que tras 100 días de gestión" el 40%” de los embajadores provenían de la carrera diplomática. 

Se atribuye méritos que no son suyos. En realidad, este gobierno solo ha &nb

Leer
El Heraldo
Tatiana Dangond

S.O.S por La Heroica

Cartagena, la capital turística del país, ha sido víctima histórica de la politización de su administración, dejando rezagada las oportunidades de crecimiento de una ciudad que debería ser uno de los principales centros de desarrollo de Col

Leer
El Heraldo
Catalina Rojano

Arrollar el idioma

Esta semana leí un editorial de El Espectador que se refería en tono reprensivo a errores de redacción “incomprensibles” publicados en días pasados en dicho diario de circulación nacional. Lo que Fidel Cano Correa, quien recibió el Premi

Leer
El Heraldo
Ismael Cala

La mentoría contra la escasez de liderazgo

Justo este fin de semana de fiebre mundialista, en casa conversábamos acerca de la pertinencia o no, de que sigan existiendo capitanes en los equipos de fútbol. Más allá de participar en la polémica que rodea a Lionel Messi en su rol de capit

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.