El titulo es:Elecciones sin relato

Últimas noticias

12:55

El primer fenómeno de este 2019 se podrá apreciar en...

El boxeador filipino Manny Pacquiao celebrando su triunfo.
12:20

Tras el claro triunfo sobre Adrien Broner, el filipino...

Roger Federer despidiéndose de la afición de Melbourne.
12:18

El suizo perdió en octavos de final ante el griego Stefanos...

Los colombianos Duván Zapata y Luis Fernando Muriel, protagonistas hoy en el ‘Calcio’ Italiano.
12:13

Con esas cuatro dianas, Duván dio un gran salto en la...

09:59

Los colombianos se movilizaron en distintos puntos del pa...

09:36

Miles de ciudadanos se concentraron este domingo en las...

Barranquilleros en el comando de la Policía Metropolitana.
09:08

Barranquilla, Sincelejo, Montería, Cartagena y ...

08:39

Antes de viajar a Panamá para la Jornada Mundial de la...

El papa Francisco en su tradición oración de los domingos.
08:04

En la tradicional oración del Ángelus desde Roma, el...

Un miembro de la Policía abraza a sus familiares el día del atentado en Bogotá.
00:00

Ya es hora de que en Colombia cese la horrible noche. ¿Qué...

Columnas de opinión
Actualizado hace 1 años

Elecciones sin relato

Al funcionamiento de la mente humana le encantan los relatos. Por eso desde niños nuestros cuidadores, para entretenernos, nos echaban un cuento. Y a través de esos relatos infantiles íbamos diferenciando lo bueno y lo malo, y nos identificábamos con los valores de cada personaje. Posteriormente en la escuela, nuestros profesores de Historia también, mediante relatos, nos van ayudando a construir una identidad nacional. En síntesis, nos seduce escuchar cuentos; por eso es tan atractivo el chisme, que casi siempre es el relato de una parte oscura de la vida de alguien conocido.

Aceptemos el descubrimiento del premio nobel Daniel Kahneman de que nuestra mente es perezosa, no le gusta pensar en la complejidad. Psicólogos y comunicadores inventaron el relato político como una forma efectiva de persuadir, ya no moviendo ideas complejas, sino mediante cuentos simples que activen nuestros sentidos y nuestras emociones.

Muchos, hasta hoy, se preguntan cómo ganó Donald Trump la elección. No se puede desconocer que su cuento resultó creíble: “Volver al pasado, a épocas del sueño americano”. Volver a construir un mundo con fronteras, con un proteccionismo económico que devolvería a las empresas americanas al territorio nacional. Volviendo a generar miles de empleos, apelando al nacionalismo, la segregación racial y la inmigración, por supuesto, un buen relato hace que el héroe tenga enemigos claramente definidos a quienes combatir: el pueblo mexicano y el mundo árabe.

En las últimas elecciones en Colombia también se emplearon relatos. El expresidente Uribe sedujo con una trama que inspiraba un desafío: la voluntad de triunfar sobre la adversidad, la seguridad democrática permitiría derrotar en el campo de batalla al enemigo insurgente que abusa de nosotros y nos hace vivir con temor. Con golpes certeros dados por las fuerzas armadas, la figura del héroe en su caballo, con un tinto en la mano en El Ubérrimo, fue cristalizada por la mayoría de los colombianos. Al redentor se le perdona cualquier desafuero, cualquier abuso, y ocho años después sigue siendo idealizado por muchos, porque su relato cumplió las expectativas de numerosas personas.

El presidente Santos también construyó un relato moderno y creativo. Él impuso una nueva visión: buscar una paz definitiva mediante el diálogo y acuerdos entre las partes en conflicto. Sus logros ya empezaron a verse con el índice de homicidios más bajos de los últimos 40 años. Cuatro mil jóvenes colombianos han dejado de morir cada año y una reducción significativa de la pobreza. No importa irse con el rechazo de la mayoría: ha salvado de la muerte a muchos colombianos.

Esta semana he visto los foros de los candidatos presidenciales. Colombia tiene un lujo de candidatos, pero en sus presentaciones no he visto un relato llamativo que nos haga soñar con un final feliz, algo que nos emocione, que vaya más allá del odio a Petro, o a Uribe, o el miedo al castrochavismo o a la ultraderecha. La carrera no ha terminado; todavía hay tiempo para construir un relato creíble que nos haga soñar e ir a las urnas. 

 

Imagen de jesika.millano

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1
Aumenta tus posibilidades de ganar, suscríbete a EL HERALDO desde $30.000
¡GANA un viaje a Punta Cana todo pago con tu persona favorita! Clic aquí y entérate cómo participar.
Regresa a clases con EL HERALDO ¡Compra maletín + lonchera térmica + cartuchera a precio de locura!