El titulo es:El regreso de Somoza

Últimas noticias

21:25

Juan Forn y Patricia Engel conversaron en torno a la...

20:49

El ente investigador impuso medidas cautelares con fines de...

El exrector de la Universidad del Norte, Jesús Ferro, durante su diálogo con la editora Rosario Borrero.
20:22

El exrector de Uninorte Jesús Ferro Bayona presentó este...

20:11

La Sala Plena acogió los argumentos de nulidad que presentó...

Mario Fernández Alcocer, exsenador sucreño.
19:40

El excongresista le pidió al Gobernador de Sucre que...

Iván Duque, presidente de Colombia.
19:04

El mandatario también defendió la propuesta que se hizo...

18:55

El hecho ocurrió hacia las 3:17 de la tarde del pasado...

El actor Michael Kelly.
18:17

Él mismo, a través de su cuenta de Instagram, compartió su...

18:05

La víctima, quien llegó al país hace ocho meses, fue...

17:47

La Fiscalía investiga si el religioso es responsable en...

Columnas de opinión
Actualizado hace 2 meses

El regreso de Somoza

En aquel 20 de julio de 1979, hace 39 años, Nicaragua celebraba estar sin Somoza. Este apellido y los adjetivos derivados estaban asociados a una larga historia de infamias que habían comenzado cuando en 1934, Anastasio Somoza García asesinó a Augusto Cesar Sandino y llevó al poder a Juan Brenes en 1936. Directamente o por unos títeres los Somoza gobernaron a Nicaragua desde entonces.

“El solo hecho de expulsar a Somoza vuelve el aire más respirable”, le oí decir en Nandaime a uno de sus habitantes. No lo sintió así una mujer que lloraba cerca del bunker de Somoza, para ella todavía era irrespirable: “hagan algo, me gritó bañada en llanto, los encerraron  con cemento y ladrillos antes de huir”, se refería a su esposo y su hijo encarcelados por la Guardia Nacional.

Mientras tanto en la Plaza de la Revolución una muchedumbre feliz recibía a los guerrilleros triunfantes de Edén Pastora. Un joven guerrillero se había despojado de su camisa y en medio de un círculo que aplaudía y gritaba disparaba su metralleta contra el cielo, y otro, trepado en el techo del palacio legislativo, izaba, con la bandera de Nicaragua, la roja y negra de los sandinistas.

Seguí durante varios años la vida de esa criatura que había nacido ese día.

En enero de 1980 fui testigo de la conmoción que produjeron los trotskistas con su periódico Pueblo, una barricada de papel desde donde se disparaba contra todo y contra todos. Ese día el gobierno de Ortega se tomó las instalaciones del periódico y apresó a sus directores; en julio de 1983 el sobresalto corrió por cuenta de los Contras. Según Ortega, había que convertir a Nicaragua en un país armado como Israel. Se construían trincheras, se entrenaba en el manejo de las armas a los civiles y se respiraba el aire espeso de una guerra posible contra los invasores.

Ese mismo año Ortega recibió al Papa Juan Pablo II con un discurso, escribí entonces, en que pretendió utilizar al visitante para darle resonancia a sus ataques contra Estados Unidos y lo convirtió en un luchador solitario durante la dramática misa en que la masa sandinista reclamó, vehemente y agresiva, una oración por los 17 jóvenes guerrilleros asesinados por los Contras. El Papa había llegado cuando aún no se habían secado las lágrimas de los parientes y amigos de los jóvenes sandinistas; pero se mantuvo en silencio. 

Y como si Somoza hubiera regresado en este siglo XXI, las armas del ejército nicaragüense se han vuelto contra una población que aún no cree que el antiguo revolucionario, embriagado de poder, hoy dispara contra los que ayer lo aclamaron como libertador. Los más de 300 muertos, el terror y la incertidumbre han revivido en este país.

Hoy los nicaragüenses, y el mundo que sigue su historia, ratifican la convicción de que el poder enajena a cualquiera que lo ejerza, sea de derecha o de izquierda. A esa comprobación se agrega otra de más difícil asimilación: no hay que creer en esos salvadores, vestidos de militares o de políticos; en el alma de todos duerme un Somoza, como el que hoy ha regresado a Nicaragua. 

Jrestrep1@gmail.com
@JaDaRestrepo

 

Imagen de jesika.millano

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1