El titulo es:El que peca y reza…

Últimas noticias

08:18

El extremo de Junior salió muy satisfecho y orgulloso con...

Imagen para ilustrar la nota.
08:09

El subversivo era buscado por las autoridades ecuatorianas...

07:53

La activación del artefacto sucedió hacia las 6:30 de...

07:44

Esta estimación incluye los importantes destrozos en París...

Imagen para ilustrar la nota.
07:44

Gremio de transporte de carga pide que se grave con...

Patrice Evra.
07:24

Al término de la clasificación del United, el pasado 18 de...

Donald Trump.
07:12

El mandatario estadounidense asegura que las conclusiones...

07:03

“Estoy más que contento”, afirmó el joven de 20 años de...

06:48

Pese a que el servicio se restableció en la capital y...

06:47

Esta retirada ha sido tomada con escepticismo por los...

Columnas de opinión
Actualizado hace 2 años

El que peca y reza…

Justo ahora, entre el 5 y el 14 de abril de 2017, mientras estamos conmemorando la pasión, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret “un Mesías bien definido, con fisonomía de siervo”, según dijo en su homilía del Domingo de Ramos el papa Francisco, los científicos trabajan unidos tratando de conseguir el primer registro gráfico de un agujero negro. Event Horizon Telescope, es el proyecto de un gran telescopio virtual que enlaza la información de receptores situados en varios países del mundo y que observan el lugar donde se presume está el agujero negro supermasivo de la Vía Láctea, nuestra galaxia. La esperanza es que “Si el proyecto tiene el resultado esperado y capta la sombra del agujero negro que está buscando, será la gran confirmación de su existencia”; de la existencia de Sagitario A, ese algo invisible e infinitamente hondo que se calcula tiene cuatro millones de veces la masa de nuestro sol y estaría a 25 mil años luz del planeta tierra y, por consiguiente, de todo lo que proviene del alma y de la razón de los terrícolas. Desde esta perspectiva las penurias de los hombres resultan aún más absurdas. ¿Cómo encontrarle sentido a todo lo que no sea fluir placenteramente en un universo que fluye según leyes infalibles? La sola idea de que existe en el espacio una frontera, un punto de no retorno denominado por la ciencia “El Horizonte de Sucesos” que, una vez atravesado, conduce a un abismo del cual ni la luz puede escaparse, hace que nuestras contiendas, suscitadas por creencias, ideologías y religiones, sean ridículas. 

Pero, ajá… somos carne y hueso; y, pese a nuestras rarezas, la única especie capaz de simbolizar y crear lenguajes para nombrar lo que existe y lo que constituye nuestra compleja naturaleza. “Los límites de tu lenguaje son los límites de tu mundo” dijo el filósofo Wittgenstein. El lenguaje hace posible que existan el bien y el mal, lo efímero y lo perpetuo, los dragones de Komodo, la cándida Eréndira, la partícula de Higgs o los agujeros negros. El lenguaje representa las dualidades que rigen a los humanos, emociones tan inasibles como el odio y el amor; pero es la conciencia la que lleva al individuo a establecer preferencias y, por ende, a definir el sentido que cada uno acaba por darle a esta insólita peregrinación a través de espacio y tiempo.    

Justo ahora el mundo cristiano rememora la pasión de Cristo, la figura espiritual más importante de la historia que enmarcó su legado en un mandamiento de amor: “como yo os he amado, que también os améis unos a otros”. Sin embargo, muchos de los cristianos que justo ahora están inmersos en los rituales de contrición de la Semana Mayor, no queda duda de que eligieron la prevalencia del odio. De un odio que puede ser tan invisible y devastador como un agujero negro; un odio con su propio horizonte de sucesos cuya fuerza de atracción se traga todo lo que está a su alcance. Pero, ajá… el que peca y reza… 

berthicaramos@gmail.com

Imagen de said.sarquis
Ya soy suscriptor web
Obtén la tarifa preferencial de EMI renovando o suscribiéndote al periódico EL HERALDO en los planes