El titulo es:El Cristo del Perdón

Últimas noticias

De acuerdo la unidad de Justicia y Paz de la Fiscalía, los desmovilizados de las AUC han anunciado la confesión de más de once mil homicidios.
00:23

De los 2.378 postulados activos, 83% pertenecen a las...

Niños piloneritos, danza tradicional de las fiestas vallenatas.
00:20

Los niños y niñas prendieron este domingo el Festival de la...

Fachada del Hospital Nelson Restrepo de Guayabal, Tolima.
00:15

Teniendo en cuenta las características de este caso, las...

Dorian Almarino, uno de los capturados por la Policía.
00:06

Las personas capturadas por la comisión de diferentes...

Rafael Nadal tras victoria del Masters 1000
00:04

Tras recoger el trofeo de campeón, el balear recordó su...

Calle 84A con carrera 21C, lugar donde sucedió el homicidio.
00:04

El homicidio ocurrió ayer en la mañana en el...

Deivis Valencia Contreras, subintendente.
00:02

Por el mismo hecho ya hay otro policía asegurado.

00:00

Esta es la segunda vez en en la que el colombiano pierde la...

Columnas de opinión
30 Marzo 2017

El Cristo del Perdón

No sé si habrá alguna tara que ocasione que los circuitos de la atención que tengo en la corteza cerebral me resulten deficientes cuando quiero concentrarme en algo tan elemental como leer las noticias. Tampoco sé si eso es bueno o malo; a veces creo que se trata de un mecanismo de selección que mi patrimonio kármico me ha concedido, librándome de amontonar tanta basura. Aun así, arrastradas por el río informativo de odio y heces que convierte a cada lector en una especie de letrina, aparecen ciertas historias que son una puerta abierta a la reflexión. 

Todavía de madrugada, mientras tomaba un café, me ocurrió con una crónica de Leonardo Carvajalino publicada en EL HERALDO y titulada “El Cristo del Perdón tiene cara de mujer y cuerpo de hombre”. Todavía de madrugada, despachados la historia y el café, sentí por enésima vez que, como dicen vulgarmente, estoy mamada. Mamada de la materia excremental que produce la sociedad incesantemente. Harta de ver cómo derrochamos, movidos por los bochinches politiqueros, los días “que uno tras otro son la vida” mientras ella, presurosa, se recrea en cualquier esquina. Para entenderlo hay que leer el relato construido alrededor de una escultura que en su momento se llamó el Cristo del Dolor, cuya destrucción años después, según dicen, trajo a Polonuevo, Atlántico, una maldición de olvido. Pese a la controversia generada por una nueva figura instalada recientemente en la población, es un gusto renunciar a la temática violenta a la que estamos habituados para adentrarnos en las sencillas tribulaciones que, más conexas con los trances del amor que con las pugnas políticas, pueblan la vida cotidiana. 

En un proyecto liderado por el abogado Hermes Carmona con apoyo de la Alcaldía y la Gobernación, una escultura llamada El Cristo del Perdón fue colocada con el fin de restaurar, mediante la memoria oral, la imagen de aquel Cristo del Dolor despedazado; pero resulta que el rostro del Redentor, recreado con ayuda de estudiantes de la facultad de Bellas Artes a partir de una imagen del modelo original –una mujer–, ha causado indignación entre los habitantes de Polonuevo. Hasta la iglesia local –que después de autorizar su ubicación en el corazón del pueblo hoy manifiesta su desagrado por los delicados rasgos que ostenta el hijo de Dios– está molesta. ¿Será que lo femenino compite con lo divino? Una polémica propia del universo macondiano que, sin embargo, es la legítima controversia suscitada históricamente entre la libertad del artista para expresarse, y la del espectador para interpretar. De manera que, hay que actuar con tolerancia a la hora de opinar sobre una versión de Cristo muy curiosa y, sin duda, original. Quizá por analogía pudiera ser el patrón de nuevo hombre que Colombia necesita, o quizá en el 3090 el ambiguo Redentor polonuevero pudiera ser conocido mundialmente. En todo caso, es más placentero discutir sobre estas cosas.

berthicaramos@gmail.com

Imagen de JoshMattar