El titulo es:Ejemplo a seguir

Últimas noticias

El gobernador del departamento, Dumek Turbay, junto con el director de Cormagdalena, Alfredo Varela recorrieron la zona de La Victoria en procura de encontrar una solución a este grave problema.
15:39

En total son seis las embarcaciones que todos los días...

James Rodríguez intenta quitarle un balón al defensor del portugués del Besiktas, Pepe.
15:33

El volante colombiano "sufre unas molestias leves en...

Los docentes protestaron frente a la sede de la Gobernación.
15:30

Se concentraron en la sede de la Asociación de Educadores...

El exgobernador de Córdoba Alejandro Lyons Muskus.
15:19

El exgobernador de Córdoba aceptó falsos recobros de salud...

Policía desmantela red criminal dedicada al tráfico de migrantes.
15:09

Las investigaciones de la Policía pudieron constatar que...

Imagen para ilustrar la nota.
15:03

Así lo ordenó al estudiar la tutela que 1770 campesinos y...

14:55

Una casualidad unió a los integrantes del club Mini...

14:36

Transparencia por Colombia dice que el próximo presidente...

13:53

La facultad de Ciencias Administrativas comunicó que se une...

Fotos tomadas de Fundación Leyenda Vallenata y @PerezParodi
13:45

Diomedes Díaz y Martín Elías compartirán escenario...

Columnas de opinión
Actualizado hace 7 dias

Ejemplo a seguir

Entre los países de América Latina que en forma permanente estudiamos desde el punto de vista empresarial, académico, político y sociológico, encontramos algunas similitudes y muchas diferencias en la manera como se abordan los temas, como se manejan los acontecimientos, como se manifiestan las culturas, como se expresan las sencillas y cotidianidades de la vida.
Colombia en algunos temas es mejor que otros países del subcontinente, en otros es mucho peor. Políticamente nos llama la atención que en Chile –de lejos una nación mucho más culta que nosotros en cuanto a educación y comportamiento– una campaña electoral como la que recientemente han vivido con el triunfo del doctor Piñera a la Presidencia fue verdaderamente decente, llena de pasión, de ardor, de vehemencia, pero decente.

Seguimos paso a paso los detalles de este proceso, hasta donde se puede confirmar por los medios de comunicación, y nos llamaron la atención tres aspectos: el primero fue cómo se pluralizó desde todos los ángulos ideológicos la contienda, pero eso sí, teniendo cada quien bien en alto el aspecto ideológico. Todos los matices entraron en pugna y todos se respetaron sus posturas. En segundo término fue visible la imparcialidad del gobierno actual, su hidalguía antes de la primera vuelta y después, cuando en la segunda triunfó Piñera. Tuvo todas las garantías y casi enseguida el candidato derrotado salió a felicitarlo y apoyarlo desde el primer minuto en su proyecto: primero el País.

Tercero: hubo ardor, pero no atropellos. Se vivieron momentos intensos entre los candidatos, pero no existió la ofensa. Se luchó muy fuertemente por la imposición de cada criterio, cada ideología, cada postura ante la problemática nacional, pero no se conoció un ataque bajo, vulgar, injusto, sinónimo de vergüenza, retrato de una ignominia. Chile demostró en una palabra que la dignidad, la nobleza, la pulcritud siempre estarán por delante cuando se trata de un objetivo común: el destino y la suerte futura de un país.

Nosotros los colombianos debemos vernos en ese espejo. Nosotros que estamos en una cloaca política debemos abrir esa página de concordia y refrendar que una campaña política es un campo ideal para enfrentar ideas, programas, no un escenario envenenado donde prima la bajeza de las armas utilizadas, la humillación, la ofensa deliberadamente preparada, el fanatismo desbordado por la calumnia. No somos un país precisamente ejemplo de conductas altruistas y procesos edificantes: la sola violencia de 55 años llena de crímenes y la cultura del narcotráfico, solamente esto, ya es una carta de presentación bastante deplorable para el mundo. Pero nos empecinamos en continuar esta hecatombe política donde lo único que vale es cómo, cuándo y por dónde derrotamos y aniquilamos al enemigo. El país que se vaya al diablo, los programas, ideologías, planteamientos socioeconómicos que se pudran. El pueblo que siga comiendo tierra y la clase política que siga reventándose entre ellos para seguir en la jugada del poder absoluto y corrompido. Chile no tan lejos nos da una lección que no nos produce ni frío ni calor. Hacemos todo lo posible por parecernos cada día más a Venezuela y recoger alcantarillados que arrojan miserias desde México, Brasil y Nicaragua. Hasta aquí llega el hedor.

Imagen de sandra.carrillo
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
Tenemos un mensaje para tí
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1