El titulo es:Ecos de una victoria muy anhelada

Últimas noticias

Un niño riega agua que sale del pozo, en Baranoa.
00:00

Beneficiará a quince familias campesinas en la vereda Las...

01:26

El Gobierno y el Secretariado se reunieron durante el fin...

Una de las menores intoxicadas es atendida.
00:59

Los niños fueron atendidos en el Centro Médico Camino...

Yomaira Guerrero tiene archivados todos los objetos que guarda de su antigua vivienda en el barrio Don Bosco, en una pared de su actual hogar.
00:59

Pese a las necesidades de un asentamiento subnormal, los...

Estudiantes de Arte Dramático de Uniatlántico.
00:58

El Instituto Internacional del Teatro proclamó esta fecha...

El patio y la cancha de microfútbol del Instituto Distrital Nuevo Bosque.
00:54

El proyecto sería presentado mañana en el estadio del...

Así luce uno de los puntos de votación, en la Institución Educativa Distrital Del Barrio Simón Bolívar.
00:53

Al cierre de esta edición no se había finalizado el...

Carlos Caicedo.
00:51

La postulación  se realizará con el respaldo de 4...

Integrantes del CTI extrajeron en marzo de 2016  los restos de un descuartizado en una alcantarilla de San Roque.
00:50

Expertos consultados por EL HERALDO explican las etapas por...

Imagen de un conversatorio de la versión XIX de la Cátedra Europa.
00:48

El programa, organizado por la Universidad del Norte,...

Columnas de opinión
20 Marzo 2017

Ecos de una victoria muy anhelada

Lo peor de Junior en la victoria 3-0 ante Once Caldas fue la logística de la boletería. No creo que el equipo tiburón, que acaba de abandonar el sótano de la tabla de posiciones, pueda darse el lujo de dejar gente afuera por un ‘inconveniente de impresión’ en medio de un apagón en el estadio Metropolitano Roberto Meléndez. 

Los rojiblancos deberían exigirle a la empresa encargada de expender las entradas que tengan un plan de contingencia en caso de un problema en el fluido eléctrico o cualquier otra situación. No es justo que una persona se traslade al escenario deportivo, gaste gasolina o plata en taxi, y se quede con las ganas de entrar por una total falta de previsión.

Lástima por los que no ingresaron a las tribunas del coloso de La Ciudadela, se perdieron un Toloza on fire. En una cabalgata de área a área parecía Usain Bolt. Estuvo imparable. El nariñense protagonizó algunos de sus clásicos descaches en definición y en pases (patea cuando debe centrar y viceversa), pero en términos generales fue el jugador más destacado de Junior.

También se perdieron de esos ratos de inspiración de Jarlan Barrera que hacen pensar que ahí existe un crack que va a explotar con fuerza y a trascender internacionalmente en la medida que se lo proponga y sea constante.

Así mismo, dejaron de ver a un ‘Pecoso’ Correa cada vez más sólido, con una intuición y ubicación que compensa los parpadeos de sus compañeros. Y a un zaguero como Alexis Pérez que no se incomoda ni desentona como lateral. ¡Ya lleva dos pases-gol!

Toloza, Jarlan y Correa fueron para mí las figuras de la cancha en ese esperado triunfo que ojalá se convierta en el despegue de Junior en la Liga. Se cerró por fin el arco propio y se mantuvo la contundencia en el contrario. Hubo coraje, orden y equilibrio.

Sin duda que el ambiente que se siente en el estadio Roberto Meléndez es muy distinto al que se vive en Cartagena. El equipo realmente juega en su casa y se ve más suelto. Además, en realidad la cancha quedó como una mesa de billar y facilita la posibilidad de un buen pase y un estilo de juego a ras de grama. Ya veremos si se mantiene todo positivo, por lo pronto esto solo son ecos de una victoria anhelada.

Imagen de said.sarquis