El Heraldo

Dignidad

Finales de la década de los 50. John y Jackie Kennedy eran huéspedes de Giovanni Agnelli, el jefe del emporio familiar de la Fiat, que tenía la misión de cumplir uno de los deseos más soñados de Kennedy: conocer a Churchill. Y para ello los llevó al yate de los Onassis, donde el viejo Premier inglés y su esposa eran invitados con frecuencia.

A la alegría del encuentro le siguió la desilusión de la realidad: estaba conociendo a su héroe, pero lo conocía demasiado tarde. Tanta ansia de hablar con él, cuando realmente no podía decirle nada. La decadencia de aquella mente brillante por el deterioro de los años lo dejó triste en el yate-mansión del prepotente Onassis.

¿Cómo se hubiera quedado de saber que aquel tiburón de los negocios se apropiaría también de su Jacqueline, exhibiéndola como su mejor trofeo de nuevo rico, y que ella se dejaría comprar en aquel matrimonio negociado que asombró al mundo en aquel juego de ambiciones? Eso solo lo sabía el destino jactancioso y atrabiliario que, afortunadamente, en la historia tiene su juez. Y no puede evitar que las acciones, los valores y el espíritu de las personas prevalezcan en la memoria.

En estos tiempos de crisis sería bueno recordar cómo reaccionó Kennedy en las grandes crisis que también le tocaron. Él fue valiente. Y conciliador: “Cuando tu oponente se retire, déjale una vía para que se vaya con dignidad”.

La dignidad, el don más preciado de un hombre. La identidad del ser humano. Abatido por las balas o por la enfermedad, la dignidad es lo que queda.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Tatiana Dangond

¿Qué podemos hacer?

En medio de tantas noticias catastróficas a nivel nacional y global, parece que no hubiera espacio para nada diferente al pesimismo. Ese sentimiento, que muchas veces es individual y, como sucede ahora, colectivo, nos genera problemas adicionales

Leer
El Heraldo
Rafael Nieto

Petro radicalizado

Petro se radicaliza. Acentúa su giro a la izquierda extrema. Una de las tácticas es barrer con los técnicos del gobierno y nombrar leales. Aunque no son ni mucho menos los únicos casos, en Planeación nombró a un activista de izquierda, antig

Leer
El Heraldo
Javier Castell Lopez

La magia del tándem

“Soy Clodoaldo rima de Everaldo” reza una frase en el poema Copa del Mundo 70. La rima en el terreno de juego sucede más allá de los apellidos de los futbolistas. Se trata de una complicidad, muchas veces espontánea, natural, y otras veces

Leer
Ver más Columnas de Opinión
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.