El titulo es:Días de más y de menos

Últimas noticias

El británico Anthony Joshua frente al ruso Povetkin.
23:55

La transmisión de la cartelera es por Space desde las 2:30...

07:02

El atentado, calificado de "terrorista" por las autoridades...

00:54

En el marco de Libraq Mauricio Vargas y Plinio Apuleyo...

Helí Geovo Chamunt, ex jefe de policía venezolano, en una camilla del Cari.
00:34

Helí Geovo Chamunt, ex jefe de policía venezolano, está...

El legendario exboxeador Mike Tyson, que ostentaba una letal pegada, posó con la camiseta de Junior.
00:10

El equipo rojiblanco, que solo suma un gol en sus cuatro...

El escritor y fotógrafo samario Enrique Patiño, el Premio Nacional de Novela Roberto Burgos y el director de la FNPI, Jaime Abello, conversan sobre periodismo.
00:05

La línea entre la realidad y la ficción en periodismo se...

El ministro de Defensa, Guillermo Botero, interviene en la cumbre de seguridad realizada ayer en Mompox.
00:00

Gobernadores de la Costa se reunieron en Mompox con el...

Wendy Meza (d) arremete contra la humanidad de Laura Orozco.
00:00

La primera jornada del programa ‘Golpes por la vida’, que...

Vista de la mina Cerro Matoso, en la que se realiza extracción de Níquel.
00:00

El nuevo fallo de la Corte Constitucional libera a la...

Durante la intervención del consultor Isidro Ruiz.
00:00

Las principales causas son exceso de velocidad y...

Columnas de opinión
Actualizado hace 1 meses

Días de más y de menos

Vistos desde las trincheras políticas estos días de cambio de gobierno pueden verse como días de más, si la lente es de derecha; o días de menos si es la izquierda la que califica.
Lo peor es la radicalización, esa actitud irracional, más emocional que inteligente, con que los colombianos nos atrincheramos para odiarnos. De ahí resultan males como los asesinatos de líderes sociales, los torrentes de agravios, los rumores malintencionados, las calumnias y mentiras en las redes sociales,  y ese ambiente de indignación contenida que en cualquier momento puede explotar.

Nadie quiere eso, pero es lo que unos y otros propician con las más variadas justificaciones: que la violencia ha mutado, pero ahí se ha quedado; que la justicia se ha politizado después de haberse corrompido; que nadie puede estar sobre la ley, y así en una historia sin fin dictada por los odios acumulados y a punto de desbordarse.

Sin embargo, estos son días cargados de oportunidades. Es oportunidad la posibilidad de una oposición poderosa, con instrumentos legales para estrenar y con la posibilidad de mantener una fiscalización y contrapeso en el funcionamiento de las instituciones, que haga de la oposición un factor de democratización.

Es oportunidad la presencia de la mujer en el gabinete ministerial, como nunca antes había sucedido y como coyuntura propicia para demostrar su potencial en las tareas de gobierno.

También es oportunidad el nuevo ambiente de la paz. Es un hecho que la entrega de armas de las Farc y su conversión en partido político son factores reales y nuevos que han originado acontecimientos positivos como la disminución de las muertes por violencia, –el hospital militar, por primera vez en muchos años, registra la disminución radical de militares heridos o muertos–, las elecciones presidenciales transcurrieron en paz; en la vida del país ha sido notorio el cambio: creció el número de turistas, aumentó la inversión atraída por el nuevo clima, a pesar de la aparición de los grupos de disidentes y de criminalidad organizada. Son hechos que hacen de estos unos días de más y que, reconocidos, se pueden calificar como herencia positiva del gobierno que termina.

Son positivas las expectativas con que se ha iniciado el nuevo gobierno. Con razón o sin ella, ha sido señalado como de escasa independencia, lo cual se le convierte en un reto para cumplir sus promesas hechas al país el día de su triunfo electoral:  trabajo por la unidad nacional, creación de un ambiente de conciliación; el anuncio de una política que no se movilizará con dádivas, compadrazgos y sobornos a congresistas y políticos. De hacerlo así, el nuevo gobierno inauguraría una forma nueva de hacer política.

Habría que agregar, como positiva, la oportunidad para la prensa, de abrir nuevos caminos, presentidos en el debate autocrítico de estos días sobre su desempeño en las elecciones y, sobre todo, en la tempestad informativa alrededor de las decisiones de la Corte sobre el expresidente Uribe. Una prensa respetuosa de las diferencias, de la presunción de inocencia, independiente y convencida de su papel en la sociedad y de su influencia, completaría el perfil de estos como días de más para todos.

Imagen de sandra.carrillo

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1