El titulo es:Deshielo tímido entre Madrid y Barcelona

Últimas noticias

: El bus-consultorio de la Fundación Expreso Brasilia durante la brigada realizada en Uribia, La Guajira.
00:00

Este año se han visitado 15 poblaciones colombianas con el...

El paquete turístico incluye el recorrido por un sendero ecológico que termina en el río Manaure.
00:00

Diecinueve  exguerrilleros y un miembro de la...

Colombia forma parte del grupo de países con mejor potencial de innovación en el mundo.
00:00

La inversión en innovación puede ser mayor.  

Organigrama de la estructura delincuencial.
00:00

EL HERALDO obtuvo detalles de la captura de 12 individuos,...

Tramo de la vía Sitionuevo-Remolino que se encuentra destapado y sería utilizado para el nuevo corredor.
00:00

El corredor vial comenzaría en el corregimiento de Palermo...

Operario realiza trabajos eléctricos.
00:00

Suspensión se debe a trabajos eléctricos en Zona Franca...

Fachada con el logo de la empresa brasilera Odebrecht vinculada a casos de sobornos en varios países.
00:00

La reciente muerte del excontroller de la Concesionaria...

00:00

Si estás buscando trabajo, ten en cuenta que lo más...

53,8% era la aprobación de Duque hace dos meses. 27,2% es el porcentaje de aprobación de la gestión de Duque, según Invamer.
00:00

Ningún Presidente en la historia reciente del país había...

Aspecto de la plaza principal del municipio de Soledad.
00:00

La Procuraduría informó que indaga de manera preliminar al...

Columnas de opinión
Actualizado hace 4 meses

Deshielo tímido entre Madrid y Barcelona

Hablando se entiende la gente. El presidente de España, Pedro Sánchez; y el de Cataluña, Quim Torra, al menos, han entendido que hablar en persona es mejor que atacarse a través de declaraciones públicas y mensajes en redes sociales. Los dos dirigentes que llegaron al poder recientemente –ambos en circunstancias poco comunes– se reunieron el lunes en el Palacio de la Moncloa, la sede de la presidencia española en Madrid. Fue la primera cita oficial entre el jefe del Gobierno central y el de Cataluña en dos años, cuando se vieron por última vez Mariano Rajoy y Carles Puigdemont, antecesores de Sánchez y Torra. En estos dos años el conflicto por las ambiciones independentistas de parte de la sociedad catalana se ha ido deteriorando ante la incapacidad de comunicación de Rajoy y Puigdemont, que se limitaron a lanzarse invitaciones estériles al diálogo desde la distancia.

Las tensiones llegaron al punto álgido con el referéndum ilegal y la posterior declaración unilateral de independencia en el parlamento catalán que desencadenó la intervención por parte del Estado y la encarcelación de los dirigentes separatistas, salvo aquellos que huyeron al extranjero con Puigdemont a la cabeza. Sin embargo, desde que el socialista Sánchez echó del poder a los conservadores de Rajoy a través de una moción de censura este 1 de junio, se nota un evidente cambio de tono en las relaciones entre Madrid y Barcelona, muy agradecido después de una etapa tan larga de inmovilismo y confrontación.

Dicho esto, nadie se hace ilusiones de que el conflicto vaya a solucionarse pronto. En el fondo de la cuestión, las posiciones no han cambiado, como quedó claro el lunes. Torra reivindica el llamado derecho de autodeterminación de los catalanes, es decir que puedan votar sobre la separación de España en un referéndum consensuado con Madrid. Para Sánchez, sin embargo, no existe este derecho, ni en España ni en ningún país democrático. Los independentistas, por su parte, se agarran a los ejemplos de Escocia y Quebec, donde los respectivos gobiernos centrales sí permitieron excepcionalmente consultas separatistas que no triunfaron.

A pesar de sus diferencias, Sánchez y Torra han entendido que hay muchas otras cosas importantes al margen de la cuestión nacionalista. Quieren trabajar en superar la actual parálisis en las relaciones. Para ello se resucita la comisión bilateral, en la que se hablará, entre otras cosas, de la inversión en infraestructura, leyes sociales o la transferencia de competencias a Barcelona.

Ambos líderes saben que corren grandes riesgos. Los extremistas a ambos lados no perdonan el más mínimo gesto de distensión. Tanto los conservadores y los liberales de ciudadanos, por un lado, como los elementos más radicales del movimiento separatista, por el otro acusan a Sánchez y Torra de traición. Esta gente solo sabe vivir en el enfrentamiento sin cuartel. De momento, los dos dirigentes no se dejan impresionar. Han acordado volver a verse pronto, esa vez en Barcelona.

@thiloschafer

Imagen de JoshMattar

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1