El Heraldo

Deseos para el 2016

Nos dicen algunos pensadores que desear es quizá la actitud más permanente que tenemos en cuanto seres humanos. Que el deseo nos mueve, nos hace estar en posición de búsqueda. Y que, en ese sentido, el deseo es el reconocimiento de la incompletud humana, de la aceptación de que carecemos de algo que nos resulta muy importante por alguna razón. Por eso deseamos la paz, porque carecemos de ella. Deseamos que tengamos más seguridad, porque tuvimos el año más inseguro en la ciudad. Por eso deseamos con todas nuestras fuerzas tener una educación de calidad para salir de esa cárcel sin muro llamada ignorancia. Por eso deseamos tener gobernantes éticos, porque la corrupción alardea. Debe ser por eso que mi primer deseo futbolero es que, nunca jamás, el fútbol permita que lleguen a ninguna de sus áreas, personajes tan nefastos como los que hoy están condenados por la justicia. Arrogantes que se creyeron con patente de corso para usufructuar del beneficio económico que genera este fenómeno de masas incomparable. Corruptos que le mintieron a los millones de hinchas del fútbol y traicionaron su eslogan universal: juego limpio.

También deseo que la pasión que genera el fútbol en muchos hinchas, que el orgullo de pertenencia no los desborde y se transforme en violencia. El fútbol es apasionante, alienta la discusión, exacerba emociones que quizá ninguna otra actividad puede hacer, pero no es la vida. A lo sumo una metáfora de ella. Con valiosas enseñanzas, que si tenemos una mente abierta para leer sus mensajes, podemos aplicarlas en la cotidianidad. Que haya más mensajes reales de gallardía como los de Reynaldo Rueda y Alexis Mendoza, rivales pero no enemigos, que confrontaron profesionalmente y luego departieron junto a sus familias.

Deseo que el fútbol que se juega en Colombia busque acercarse a las mejores ligas internacionales. Que los técnicos y jugadores no vean la osadía y el espectáculo como la antípoda del resultado. Que los dirigentes tengan más paciencia y tomen decisiones más racionales, menos viscerales. Que los analistas de los medios no nos digan a los tres minutos de juego quién es la figura, que no nos hagan creer que un gol desde el borde del área es siempre culpa de los volantes de marca; que no repitan que hay que cerrar el partido faltando 20 minutos haciendo ingresar un volante de marca; que no culpen todas las veces a los centrales cuando hay un gol en contra de tiro de esquina. En fin, deseo que se hable mejor de fútbol. Que entre todos podamos emocionarnos con él, pero también entenderlo un poco más.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Javier Castell Lopez

La magia del tándem

“Soy Clodoaldo rima de Everaldo” reza una frase en el poema Copa del Mundo 70. La rima en el terreno de juego sucede más allá de los apellidos de los futbolistas. Se trata de una complicidad, muchas veces espontánea, natural, y otras veces

Leer
El Heraldo
Iván Cancino G.

Competencia sí, pero no así

La importancia del respeto mutuo y la ética profesional no se circunscribe únicamente al ámbito legal, sino que se expande a todas las facetas de la vida profesional y personal. La experiencia que presencié recientemente durante una audiencia

Leer
El Heraldo
Amat Zuluaga

Se ve crítico el futuro de los alimentos

La producción de fertilizantes a nivel mundial, representa una proporción importante del consumo energético. Cercanos al año 2000, la producción de fertilizantes representaba el 28% del total de energía consumida en la agricultura. La produc

Leer
El Heraldo
Indalecio Dangond

De Brasil para Colombia

Cuando Brasil decidió estar en los primeros lugares del ranking mundial de exportadores de alimentos y materias primas, lo primero que hizo fue zonificar los cultivos por Estado, teniendo en cuenta las condiciones climáticas ideales, suelos fér

Leer
Ver más Columnas de Opinión
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.