El titulo es:¡Cuánta saña!
    ¿Quieres recibir notificaciones?
    Si
    No
    INGRESAR Explora tu perfil

    Amigo lector,

    Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

    Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

  • SUSCRÍBETE

Últimas noticias

Alejandro Landes.
00:00

El director colombiano fue premiado por su película ‘Monos’.

El fallecido Martín Elías y su hermano mayor Rafael Santos, durante una reunión familiar.
00:00

El primogénito de Diomedes Díaz vuelve a la televisión...

00:00

Así lo afirmó el líder de la Colombia Humana  en...

Reunión en Valledupar
00:00

Para seguimiento al compromiso del presidente Duque.

El terreno que estaba invadido por particulares.
00:00

Inspección ordenó desalojar terrenos  en Villas de...

Aguacate hass.
00:00

La mayores ventas del producto van a los Países Bajos.

Daniela Corpas, Luis Felipe Martínezy el profesor Erquinio Taborda en la reunión de Globe.
00:00

El profesor Erquinio Taborda y los estudiantes Daniela...

La santandereana Yoreli Rincón, de 28 años de edad, con la defensa argentina Camila Gallea, de 25.
00:00

Yoreli Rincón, figura de las Tiburonas, que suman dos...

00:00

La colombiana y la venezolana se medirán por la medalla de...

Giovanny Urshela suma 10 jonrones en la campaña.
00:00

Urshela, Alfaro y Mercado se reportaron con bambinazos....

Columnas de opinión
Actualizado hace 1 años

¡Cuánta saña!

Se pone uno a revisar cualquier foro, sea este virtual o tangible, sin importar demasiado si se participa activamente o si solo se actúa como observador, y resulta inevitable encontrar un estado general de significativa exasperación. Parece que no hay tema que se libre de afectaciones desmedidas, como si hubiésemos perdido la capacidad de discusión y debate –o acaso nunca la tuvimos– entregándonos así rápidamente al insulto y a la bravuconería. Declaraciones y opiniones varias se pierden en un pandemónium de incoherencias que deja muy poco espacio para el discernimiento, mucho menos para la comprensión, como si creyéramos que a golpe de gritos y manoteos vamos a lograr construir un país mejor.

Me han llamado mucho la atención las reacciones que he observado en algunas redes sociales, y en no pocas conversaciones cotidianas, con referencia al incremento y redistribución de los impuestos que se adivinan a partir de las recientes declaraciones del ministro de Hacienda. Además del lógico malestar que este tipo de noticias conlleva, he notado una especie de reivindicación mordaz por parte de algunos, develando un “se los dije” acompañado de toda la burla y el señalamiento posible, casi regodeándose de lo que se anticipa como una época difícil para la economía de la mayoría de los hogares colombianos. Da la impresión de que hay quienes están francamente felices ante el complicado panorama, frotándose las manos, esperando la consumación del fracaso para aprovecharse de las perplejidades que suscita cualquier fase tumultuosa. Sin duda están pensando ya en los próximos comicios, suponiendo que si la presidencia de Duque se malogra tendrán el camino más despejado para su propio ascenso. Conviene recordarles que el fracaso del gobierno es el fracaso de todos.

En el marco de la democracia, estas posturas no son del todo extrañas. Es decir, se espera que la oposición adopte algunas de esas actitudes y se enfrente a todo lo que propongan quienes están en el bando contrario. Pero también creo que tales escenarios logran ser constructivos solo si se llevan con altura y, sobre todo, con honestidad. Es innecesario caer en la parodia, o en la ofensa, o en la mentira, para lograr una oposición relevante, de hecho abusar de tales artimañas enloda el ejercicio. Ya debimos haber aprendido que no son válidas todas las formas de lucha.

Creo que le estamos dando sentido a una de las sentencias más recientes de Steven Pinker: “Las ideologías políticas socavan la razón y la ciencia, arruinan el juicio de las personas, despiertan una mentalidad tribal primitiva y los distrae de una comprensión más sólida sobre cómo mejorar el mundo”. Convendría alejarse de fanatismos, dejar las poses mesiánicas y buscar formas de sumarse al esfuerzo, no de trabarlo. Hasta la bienintencionada consulta anticorrupción está siendo objeto de ataques que solo se basan en posiciones políticas. ¡Cuánta saña, por Dios!

@Morenoslagter
 moreno.slagter@yahoo.com

 

Imagen de jesika.millano
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un dígito

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

Estimado lector,

Acceso ilimitado
¿Ya tienes una cuenta?
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
Copa america Brasil 2019 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí