El Heraldo
Opinión

¿Crisis ahora?

La crisis del liberalismo empezó hace mucho tiempo, pero su etapa más cruel data desde 2006 cuando César Gaviria resolvió adueñarse del partido. También para información del país, muchos, si no todos los que le están declarando la guerra ahora a Gaviria, fueron quienes le apoyaron muchas de sus arbitrariedades con otros miembros del partido, sencillamente porque se favorecían con sus juegos de poder. Por ejemplo, Galán, que era su niño consentido, abandonó su posición frente al Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, dejando abandonada la ponencia que exigía mayor cuidado por los daños que causaría a los productores campesinos y a los pequeños industriales, cuando Gaviria le dio la orden.

Serpa papá no ha hecho sino apoyar ciegamente a Gaviria, hasta que se la hizo y le tocó renunciar a medias a su curul porque su hijo supuestamente lo va a reemplazar. Pero cuando Gaviria impuso a Pardo a costa de muchos en la candidatura del Partido Liberal en 2006, ni Galán, ni Serpa, ni Cristo, dijeron una sola palabra. Por eso esa crisis actual es simplemente motivada por razones personales y no por la defensa de un pobre partido que está lleno de corruptos o de oportunistas que protestan solo cuando les tocan sus intereses personales.

Ahora que se le están cayendo los figurones a ese partido, como es el caso de Ashton, todos estos y otros personajes se rajan las vestiduras cuando admitieron, apoyaron y aplaudieron políticos como Ashton, sin tomarse la molestia de entender los caminos por los que transitaban. A este tipo de individuos, el partido con Gaviria a la cabeza, sí les soltaba las comisiones económicas, cuando a los que sí sabían de ese tema los mandaban a las peores Comisiones del Senado. 

¿Pero alguien le está pidiendo cuentas a César Gaviria por haber acogido y aplaudido muchos personajes hoy en la picota pública? Ninguno de los que hoy tardíamente se rebelan contra él dijeron media palabra cuando individuos curiosos, por decir lo menos, eran los consentidos del presidente del partido. Y menos aún musitaban palabra cuando Gaviria hacía de las suyas con personajes decentes del partido a quienes él como jefe, les habría y les cerraba puertas cuando le convenía.

Por estas y muchas otras razones produce simplemente una sonrisa la supuesta crisis actual del Liberalismo. Además, ¿por qué reeligieron a Gaviria presidente del partido? Seguramente porque estaban convencidos de que este extraño personaje les iba a seguir siendo fiel. Pero ingenuidad en políticos curtidos es inaceptable, de manera que el pecado de quienes hoy se le rebelan a Gaviria, es que solo cuando les ha afectado directamente sus intereses personales, es que se dan cuenta de todas las arbitrariedades de este expresidente. Bien hecho lo que les pasa por haber dejado solas a muchas víctimas de las pasiones de Gaviria. Se sienten muy maltratados por él, pero jamás evitaron que maltratara a otros.

cecilia@cecilialopez.com
www.cecilialopz.com

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Tatiana Dangond

Mala campaña

En un mundo donde una de cada tres mujeres ha sido víctima de la violencia y en un país como Colombia donde, entre 2015 y 2019, fueron asesinadas 2,7 mujeres al día, es realmente increíble que políticos se tomen a la ligera uno de los flagelo

Leer
El Heraldo
Ismael Cala

Agradecer: Honrando nuestras cicatrices

Como todos los años, la llegada de esta época es el momento propicio para agradecer todas y cada una de las bendiciones que llegan a nuestra vida. 

Agradecer lo bueno que nos sucede es relativamente fácil. Todos tenemos algo que

Leer
El Heraldo
Jesús Ferro Bayona

La comedia nazi

El reciente episodio de la representación de la Alemania nazi en la Escuela de Policía Simón Bolívar de Tuluá, del cual se conocen pocos detalles pero que fueron suficientes para despertar una ola de repudios de parte de varias embajadas como

Leer
El Heraldo
Alberto Linero

De dones y dadores

Nada más humano que dar gracias. Es nuestra capacidad racional la que nos permite entender que en lo recibido, hay algo más que una correspondencia por nuestro esfuerzo y dedicación. No somos merecedores de todo lo que se nos da. Siempre hay qu

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.